Coronavirus en la Argentina. ¿Cómo será el ingreso a la universidad para los que hoy están cursando 5° año?

Los chicos y chicas que cursan 5° año viven una incertidumbre aún mayor que el resto porque muchos se preparan para el ingreso a una carrera universitaria o terciaria
Los chicos y chicas que cursan 5° año viven una incertidumbre aún mayor que el resto porque muchos se preparan para el ingreso a una carrera universitaria o terciaria Fuente: Archivo - Crédito: Mauro V. Rizzi
Silvina Vitale
(0)
1 de junio de 2020  • 17:26

Agustina Gómez está cursando 5° año del secundario. Y lo sabe bien: su último año de colegio está siendo muy particular. Ella es alumna del Instituto Español Virgen del Pilar de Colegiales. "Aunque me esté yendo bien no me imaginé pasar el último año desde mi casa, haciendo trabajos prácticos sin poder ir al colegio, sin poder salir, ni hacer todo lo que tenía planeado", cuenta.

"No sé si terminaremos a principios del año que viene o a mitad, y cómo nos organizaremos para el 2021. Voy a estudiar psicología y pensaba anotarme a finales de este año para poder empezar el 2021 con todo. No sé cómo será, pero espero un ingreso a la universidad normal y tranquilo", dice.

La pandemia puso al sistema educativo en un nuevo escenario: clases virtuales, ausencia de calificaciones y con un regreso a las aulas aún incierto. A diferencia del resto del alumnado, para los chicos y chicas de 5° año esa incertidumbre es mayor porque muchos se preparan para el ingreso a una carrera universitaria o terciaria. La preocupación de alumnos y padres no solo está en el presente, sino que también gira en torno a su educación futura: ¿cuándo terminarán el secundario?, ¿en qué momento podrán inscribirse a una carrera?, ¿qué pasa con los que se lleven materias?, ¿será también 2021 un año difícil para ellos?

Al respecto, Nicolás Trotta, ministro de Educación de la Nación, afirma: "Lo primero es ver cuándo podemos regresar físicamente a las aulas, ese va a ser un primer esquema ordenador. Empezamos a conversar con las provincias sobre un módulo específico para los chicos del último año del secundario durante el primer trimestre o cuatrimestre del año próximo".

Se prevé que terminen de cursar a mediados de diciembre, que tengan vacaciones en enero y el módulo de clases que se agrega sería de febrero a abril y permitiría dar un cierre a los 14 años de educación obligatoria.

"A su vez, esto hay que articularlo con las instancias del nivel superior para que, excepcionalmente, puedan empezar en mayo y no en abril como lo hacen siempre. Además, hay que reorganizar todo el proceso de ingreso porque hay algunas universidades que tienen cursos de ingreso. De todas maneras, es un tema de fácil resolución en comparación con la pandemia que estamos transitando", señala Trotta.

Para todos los demás años se procederá a reorganizar los ciclos lectivos de manera de hacerlos dialogar. "En el caso de los alumnos que están en 4° año ahora, vamos a tener el 5° año para subsanar parte de esa desigualdad. Ahora, si no nos alcanza, también sumaremos un módulo específico. Para los que están en 3° año, ya tenemos dos años para hacerlo", explica Trotta.

"Este 5° está siendo muy raro. Esperábamos vivir un montón de cosas que se hacen en esta etapa como el viaje a Bariloche, la fiesta de egresados, pero no sabemos si se van a poder cumplir. Es una situación angustiante, no sabemos cómo va a seguir todo, cuándo vamos a volver a clases, ni cómo vamos a terminar el secundario", dice María Florencia Guzmán, alumna de 5° año del Instituto Ceferino Namuncurá de Villa Urquiza.

"Tenía muchas expectativas para este año y no sé si voy a poder cumplirlas. Por lo menos me gustaría tener mi egreso. Todavía no sé qué quiero estudiar, aunque creo que va por el lado de las Ciencias Sociales. Pensaba anotarme a algún curso de orientación vocacional para hacer en forma virtual. Respecto al ingreso a la universidad, creo que va a ser diferente a lo que viene siendo y espero que el año que viene pueda continuar con normalidad y que esta situación que estamos atravesando no nos traiga problemas a futuro", cuenta.

María Florencia Guzmán tiene planeado estudiar alguna carrera relacionada con las Ciencias Sociales
María Florencia Guzmán tiene planeado estudiar alguna carrera relacionada con las Ciencias Sociales Crédito: Gentileza

Una sensación similar es la que vive Rosario Vilgré La Madrid, que también está por finalizar el colegio secundario en el Instituto Nuestra Señora de la Unidad de Villa Pueyrredón. "Es un sentimiento muy raro, disfruto de no tener que levantarme temprano, pero sin duda lo cambiaría con tal de vivir mi último año en el colegio. Tenía varias actividades planeadas como campamentos, experiencias de servicio, misiones, tenía el último año con mis amigos, un viaje que esperamos desde que estamos en el secundario, una fiesta armada, pero no podemos disfrutarlo. Siento que la promo 20 ya tiene fecha de caducidad y que tenemos que prepararnos para el futuro, pero, sin embargo, tengo la necesidad de poder vivir y disfrutar lo que es el cierre de esta etapa", cuenta.

"En esta cuarentena, pensé mucho en lo que quiero estudiar: estoy 99% segura de que quiero seguir medicina, para en un futuro poder ejercer como cirujana. La inscripción era en octubre, sin embargo, ahora no sé qué va a pasar porque todo es un gran signo de interrogación. Sinceramente, no se me ocurre el ingreso a la facultad en el 2021, es una imagen borrosa, incierta", apunta.

Llevarse materias

¿Qué pasará con los que terminen el secundario en abril de 2021 y se lleven materias?

"En ese caso, lo vamos a resolver como lo estamos haciendo este año en el que hay estudiantes que están cursando la universidad de manera virtual y no pudieron rendir las materias previas, entonces se les va a dar una prórroga. Es en lo que estamos trabajando y lo mismo vamos a hacer el año próximo. Nuestra voluntad, sin menoscabar la calidad educativa, es desplegar las políticas que incentiven la permanencia en el sistema. Nunca le tenés que complicar la vida al estudiante y mucho menos cuando estamos transitando un momento de excepcionalidad", afirma.

En tanto, el Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires emitió una resolución para que los estudiantes de nivel secundario puedan dar materias previas de forma virtual, ya sea para promocionar para el siguiente año o para finalizar sus estudios. La resolución viene a garantizar la oportunidad de los estudiantes de ser evaluados, la misma rige tanto para colegios públicos como para privados.

"En cuanto al retorno de las clases presenciales, en principio consideramos que los estudiantes de 5° año y los de 7° grado podrían tener prioridad frente al resto del alumnado porque son los dos grupos que están cambiando de nivel. Se está analizando desde un retorno parcial, según diferentes criterios sanitarios y pedagógicos, hacia un funcionamiento normal, realizando en ambas instancias un refuerzo de medidas de higiene y seguridad según indicaciones sanitarias. En todos los casos, la decisión se tomará en consonancia con lo acordado con el Ministerio de Educación de Nación. Desde ya que cualquier medida se tomará cuando el Ministerio de Salud y los epidemiólogos lo dispongan", señala Luis Bullrich , jefe de Gabinete a cargo del Ministerio de Educación porteño.

En el contexto particular dado por la pandemia, y con la prórroga para rendir materias o la posibilidad de hacerlo en forma remota como sucede en CABA, el ingreso a la universidad no debería representar un problema para los estudiantes que hoy transitan 5° año. Por otra parte, hay que tener en cuenta que las condiciones de ingreso a la universidad no son siempre las mismas, algunas instituciones permiten la inscripción únicamente con el título en trámite y otras adeudando materias, pero sin la posibilidad de rendir finales.

"En caso de extenderse las clases para los niveles medios, adaptaríamos nuestro calendario", afirma Hugo Alegre, coordinador del departamento de ingreso de la UADE.

"Hoy, el estudiante secundario puede inscribirse presentando la constancia de alumno regular, la cual acredita que está cursando su último año del secundario. En el caso de los ingresantes de marzo y agosto 2020, hemos extendido el plazo de acreditación de finalización del nivel secundario hasta el 30 de junio de 2021, considerando la complejidad de rendir exámenes previos al permanecer cerradas las instituciones educativas. En caso de perdurar esta situación extenderemos también el plazo para los ingresantes de marzo 2021", sostiene.

Mientras que la Universidad del Salvador (USAL) tiene previsto el inicio de inscripciones para 2021 el 1° de julio próximo hasta marzo de 2021, sin embargo, esta fecha podría extenderse mediante una autorización de inscripción tardía. "Si el estudiante no tiene el certificado porque está en trámite o porque terminó el año escolar en abril, si se avala esa posibilidad, podrá inscribirse con una constancia de alumno regular. De esta manera, podrá cursar sin problemas y rendir parciales, pero no podrá rendir exámenes finales hasta no contar con el diploma del colegio secundario", explica Romina Cavalli, vicerrectora académica de la USAL.

"Si bien no hay definiciones sobre la modificación del calendario escolar sabemos que quienes ingresen el año próximo serán alumnos que requerirán un acompañamiento especial. Actualmente no sólo están atravesando una cursada diferente que influye en sus aprendizajes, sino que sus docentes y directivos los están acompañando en la finalización de una etapa que tiene momentos significativos que son pospuestos o simplemente cancelados", agrega la licenciada Ana Julia Nayar, coordinadora de cursos de ingreso, del programa de integración Universidad Escuela Secundaria de la Universidad Católica Argentina (UCA).

Con uno de los momentos más esperados por todo adolescente como es el último año del colegio secundario, totalmente alterado, y con las dudas naturales que surgen al pasar a la vida universitaria o terciaria, la contención será una herramienta fundamental para guiar a los jóvenes. En ese sentido, Cavalli asegura que la USAL ya viene haciendo ese trabajo de contención junto a profesores y tutores con los alumnos que actualmente cursan el primer año de la facultad, quienes lo hacen de forma virtual, con la particularidad de que la gran mayoría todavía no tuvo contacto presencial con la universidad.

"Hay que destacar que estos chicos ingresan a un ámbito nuevo y lo hacen de forma virtual", dice. "Los que hoy están en quinto año no solo terminarán la cursada de una manera anormal, sino que a su vez entran a la universidad con mucha más incertidumbre. Creo necesario un fuerte apoyo de los docentes, tutores y directivos de cada carrera, manejarlo muy personalmente y hacer un acompañamiento pedagógico", enfatiza Cavalli.

"En términos generales, la pandemia profundiza la desigualdad educativa, este es un dato inobjetable porque el que tiene hijos lo está viendo en su hogar. Nada reemplaza la enseñanza en el aula, ni el hogar que tenga todas las comodidades, incluso si la madre es la maestra. Pero lo que nos define a nosotros ahora es qué medidas vamos a tomar para que en el momento de volver a las aulas podamos empezar a atacar esa desigualdad. En el caso de los que terminan el secundario, la única manera de garantizar que esa desigualdad se subsane es con un módulo específico. Respecto a este período de excepcionalidad que estamos transitando, inclusive bien trabajado y procesado, va a ser un activo para estos chicos", finaliza Trotta.

Orientación al estudiante

Normalmente durante 4° y 5° año los alumnos llevan a cabo diferentes talleres, cursos o charlas de orientación vocacional. Aunque no de manera presencial, las universidades siguen con sus programas para ayudarlos a elegir sobre su futuro.

  • En su sitio http://www.uba.ar/academicos/doe/ , la UBA propone un Taller virtual de orientación vocacional que inicia el 4 de junio y se extiende hasta el 12 de junio, para más información escribir a doevirtual@rec.uba.ar.
  • La USAL cambió la modalidad de entrevistas presenciales a virtuales y los interesados pueden solicitarla a info@usal.edu.ar poniendo en el asunto "Entrevista virtual", también brinda talleres grupales a los que pueden inscribirse en orientacionvocacional@usal.edu.ar. Como todos los años, pero esta vez en forma online, el 17 de junio se realizará la Jornada de vocaciones, una actividad gratuita en la que los alumnos tendrán un espacio para informarse con el asesoramiento de los directores de carrera, la inscripción se realiza en promocion@usal.edu.ar
  • Por su parte, el área de orientación universitaria de la UCA ofrece procesos de orientación vocacional virtuales y talleres de reflexión sobre los aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir una carrera, para más información escribir a orienta_vocacional@uca.edu.ar
  • Mientras que la UADE, brinda talleres gratuitos de orientación vocacional en modalidad virtual, dos veces por semana, con inscripción previa a orientacionvocacional@uade.edu.ar o por WhatsApp al +54 911 27461437.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.