De cazador a protector. Murió el hombre que cuidó a los cóndores e impulsó el primer parque nacional en Córdoba

Fabián Ramallo fue el impulsor del primer parque nacional en Córdoba, el de la Quebrada del Condorito
Fabián Ramallo fue el impulsor del primer parque nacional en Córdoba, el de la Quebrada del Condorito Crédito: Gentileza
Gabriela Origlia
(0)
25 de mayo de 2020  • 16:49

CÓRDOBA.- Los cóndores que vuelan los cielos del oeste de Córdoba están de duelo. Murió Fabián Ramallo , uno de sus protectores, cuidador de su hábitat natural en las Altas Cumbres e impulsor del que fue el primer parque nacional en la provincia, el de la Quebrada del Condorito . Antes de fallecer, pudo ver cómo más ejemplares de cóndores llegaban al lugar alentados por la escasez de autos y visitantes, consecuencia de la cuarentena.

Ramallo dio un vuelco a su vida y pasó de cazador a ser un entusiasta amante del cuidado de la naturaleza; era dueño de uno de los paradores que más gente recibe en el camino de las Altas Cumbres. Hace pocos días contó que había llegado un grupo de unos 20 cóndores y se había instalado a unos cuatro kilómetros de su local. Se trata de una colonia que se está extinguiendo y buscan nuevos territorios para radicarse, y eso explica este fenómeno.

Hace medio siglo, en las Altas Cumbres cordobesas había sólo nueve ejemplares de cóndores; ahora, según los últimos datos de Ramallo, serían unos 180
Hace medio siglo, en las Altas Cumbres cordobesas había sólo nueve ejemplares de cóndores; ahora, según los últimos datos de Ramallo, serían unos 180 Crédito: Gentileza

Durante años Ramallo mantuvo de su bolsillo y con ayuda de amigos -sin apoyo estatal- la Fundación Cóndor. Le dedicó 50 años de su vida al tema: "Siempre he afirmado que la providencia jamás nos abandona. He pasado momentos muy difíciles en lo que la providencia me ha permitido llevar a cabo este trabajo de manera solitaria con la férrea voluntad de llevar adelante mi sueño", dijo en Radio Mitre Córdoba hace apenas tres días.

"Mi imaginación -dijo- porque todo mi trabajo es en base a mi imaginación, es que estos cóndores nuevos buscan nuevos posaderos donde vivir y la gracia de Dios hizo que lo hagan al lado de mi parador. Vuelan casi todos los días al lado mío. Por lo menos 14 son jóvenes y 10 son hembras de menos de 10 años porque son de color marrón. Solo después de esa edad se ponen negros y blancos. La colonia de cóndores de Córdoba es la más grande de América Latina ".

Ramallo se quebró en esa última entrevista, emocionado por la llegada de esos nuevos cóndores. Por años se dedicó a organizar excursiones invitando a funcionarios, estudiosos y comunicadores para mostrar el lugar. "Hice un trabajo ciclópeo en la absoluta soledad como un ciudadano sin ninguna característica especial, solo con mi férreo sueño", repasó. Entre sus gestiones incluyó el pedir a la Fuerza Aérea que no hicieran vuelos en la zona para no espantar a las aves.

Fui un feroz cazador, con una puntería diabólica, hasta que un día mi hijo lloró cuando se dio cuenta de que a la vizcacha que carneaba le salía leche de las mamas

" Jamás hice cola frente a ningún ministerio ni casa de Gobierno -describió-. Recibí colaboración del Servicio de Pesca de los Estados Unidos como premio a mi tarea. Y cuando el emperador Akihito convenció a [Eduardo] Angeloz de que debía tomar en cuenta el trabajo, él me encargó que gestionara el parque nacional que ya lleva 25 años".

"Fui un feroz cazador, con una puntería diabólica, hasta que un día mi hijo lloró cuando se dio cuenta de que a la vizcacha que carneaba le salía leche de las mamas", supo repasar. Ese día se deshizo de sus armas y clavó una cruz, simbolizando la muerte del cazador.

Ramallo tenía 77 años y era chubutense, pero desde chico vivió en Córdoba
Ramallo tenía 77 años y era chubutense, pero desde chico vivió en Córdoba Crédito: Gentileza

Ramallo dedicó sus últimos días a hacer videos de los nuevos cóndores. Murió de un infarto el sábado mientras dormía. Tenía 77 años y era chubutense, pero desde chico vivió en Córdoba. Cuando en las Altas Cumbres no había prácticamente nada, él llegaba con una carpa a fotografiar los cóndores y a rehabilitar a los lastimados. Hace medio siglo había sólo nueve ejemplares; ahora, según los últimos datos de Ramallo, serían unos 180 .

El parque nacional Quebrada del Condorito se creó el 28 de noviembre de 1996. Cuenta con 38.000 hectáreas y abarca una parte de la Pampa de Achala (entre los 1900 y 2300 metros de altura) y las quebradas lindantes sobre el cordón central de las sierras grandes cordobesas. La Pampa de Achala en una gran isla rocosa originada hace 15 millones de años.

En la zona se puede ver un espectáculo único en la Argentina : decenas de cóndores bañándose en lagunas y volando a escasos metros de la gente.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.