Le dijeron que era depresiva y por cinco años tomó la medicación errada