Mascasín, el pueblo riojano de 15 casas que recibirá a miles de turistas por el eclipse

.
.
Gabriela Origlia
(0)
27 de junio de 2019  • 20:42

Para 36 argentinos el eclipse de sol del martes próximo es una revolución. Viven en 15 casas que se reparten a ambos lados de la ruta nacional 141 que atraviesa los 500 metros que se extiende Mascasín, el pueblito más chico de los llanos riojanos , del departamento Rosario Vera Peñaloza. Hasta mejoraron su conexión a Internet por el fenómeno. Es que por su ubicación, 37 kilómetros al oeste de Chepes, y por su casi nula contaminación ambiental, desde allí habrá una buena observación del ocultamiento del sol.

En el pueblo viven básicamente de la cría de vacas y cabras. Hay dos empleados públicos y nueve alumnos que concurren a la escuela primaria 138. Y tiene un centro de salud para las prestaciones básicas. Pero en los últimos días el paisaje ya viene cambiando drásticamente: esperan que hasta 3500 personas (mil veces su población) se movilicen hasta allí para contemplar el eclipse solar. Por eso, hace 100 días que los vecinos vienen trabajando con la Municipalidad de Chepes y el Gobierno provincial riojano.

"Es un pueblito chiquito, casi olvidado. Hasta hace un año no había señal de comunicación de ningún tipo hasta que el intendente colocó una antena saltelital de wifi. Así que imagínense cómo está ahora la comunidad con todo este movimiento. Estamos felices con todo los que implica para nosotros el eclipse", contó Mariela Espinoza a La Nacion, una de las 36 vecinas del pueblo.

"Está todo transformado. Del lado derecho de la ruta se instalarán los puestos de comida y, del lado izquierdo, en el patio de la escuela, una carpa para los científicos y estudiosos que llegarán a contemplar el fenómeno. Al lado habrá una planta potabilizadora móvil de agua y 30 baños químicos. Al centro de salud se sumará un camión móvil y dos ambulancias de alta complejidad y habrá policía y Gendarmería colaborando con el tránsito", cuenta el intendente de Chepes, Cristian Pérez.

.
.

Flavia Marín, encargada de Turismo de esa ciudad, describe cómo se enteró hace poco más de tres meses de que Mascasín estaba en la ruta del eclipse. Fue a una reunión a la escuela 138 y allí comentaron que una docente de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Rioja estaba trabajando con cuatro expertos de la Universidad de Hawaii que llegarían al pueblo para observar el fenómeno.

Una oportunidad única

"Pedí el documento. Leí que por las condiciones climáticas (baja humedad) y ambientales Mascasín, Rodeo en San Juan y La Serena en Chile eran puntos estratégicos de observación. Le comenté al intendente que era una oportunidad para atraer turismo; empezamos a movernos y descubrimos que había agencias comercializando astroturismo en la zona. Se sumó la provincia y armamos una cadena para recibir a la gente y mostrarnos", dice Marín.

Tanto los vecinos de Mascasín como los de Chepes se preparan para ofrecer cabritos, quesos criollos, empanadas y sus panes caseros a los visitantes. "Hasta el que hace pochoclo se movilizará porque ahí no hay nada", cuenta Pérez. En la hondonada que en el pueblo usan para jugar al fútbol habrá una pantalla gigante de seis metros por cuatro para seguir el eclipse y se repartirán 500 anteojos especiales para la visualización; además los chicos de las escuelas están armando cajas de proyección.

El movimiento empezará el martes mucho antes de que el sol empiece a recorrer su trayecto de ocultamiento. Para la mañana hay preparadas excursiones de trecking a las salinas de Mascasín (ubicadas a cinco kilómetros del caserío) y prácticas de mountain bike; los más chicos armarán barriletes que a las 2 de la tarde se elevarán en "un viaje al sol". Y habrá un aeroplano a hélice para hacer fotos de altura y shows musicales para esperar que el sol se oculte.

"Es algo increíble. Nunca pensamos vivir algo así. Lo vamos a contar por años -se entusiasma Mariela-. Mi tía Sixta Quiroga tiene 83 años y ella nos contó lo que pasó en los 40, cuando vivió algo así. Pero, claro, desconocían totalmente lo que estaba pasando". La referencia es al fenómeno de 1947, la última vez que hubo una oportunidad similar a la de este martes.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.