Suscriptor digital

Nacional de Buenos Aires: tras la tensión entre alumnos y el rector se levantó el 'pernoctazo'

La semana comenzó sin clases en el colegio preuniversitario de la UBA
La semana comenzó sin clases en el colegio preuniversitario de la UBA Crédito: Fernando Massobrio
Una asamblea estudiantil levantó anoche un 'pernoctazo' para toda la semana; por la mañana, Zorzoli había decidido cerrar el colegio hasta el próximo lunes
Víctor Pombinho Soares
(0)
14 de noviembre de 2018  

Fue un típico martes 13. Todo fue controvertido en el Colegio Nacional de Buenos Aires (CNBA). Por la mañana, el rector Gustavo Zorzoli resolvió cerrar la institución para evitar una toma dispuesta por los estudiantes, que incluía quedarse por las noches en la institución. Por la noche, cerca de las 21, en una asamblea de más de 500 personas los alumnos decidieron deponer "el pernoctazo" para que se pudieran volver a dictar clases y reclamaron abrir "urgentemente" una mesa de diálogo" para resolver el conflicto.

En el CNBA, dependiente de la Universidad de Buenos Aires (UBA), no hubo clases ni ayer ni anteayer. Según informó Zorzoli en un comunicado, una asamblea de 265 alumnos había votado por la mañana -por 145 a 120, a favor- mantener una medida de fuerza y pasar todas las noches de la semana dentro del colegio. Como consecuencia de la decisión estudiantil, el rector cerró el colegio por toda la semana y dispuso evacuar al personal.

La repercusión pública del cierre de la escuela y cierta creciente preocupación de padres y alumnos por las reiteradas interrupciones de clases durante este año parecieron motivar a los estudiantes para deponer la protesta. Aunque, en un comunicado luego de la asamblea, pidieron "por la democratizacióndel colegio" en pos "de construir un colegio popular y feminista donde la burbuja elitista del CNBA deje de existir y se llene Bolívar 263 de las clases populares".

Desde el Centro de Estudiantes del CNBA también se pidió que "los profesores denunciados [por violencia de género] dejen de caminar por los pasillos, donde no dejen libres a pibes por problemas de slaud, donde no se imparta únicamente información, sino que haya una educación enraizada con nuestro pueblo al que tan ajeno le es nuestro colegio".

La tensión actual entre los estudiantes y las autoridades del CNBA está claramente centrada en el proceso de elección del próximo rector. Ayer se cerró uno de los primeros pasos, y se pudo saber que serán siete los candidatos a disputar la sucesión de Gustavo Zorzoli (de lo que se informa por separado).

Por la mañana, Zorzoli había señalado en un comunicado que la evacuación no había sido "sencilla" y en más de una oportunidad algunos estudiantes le faltaron el respeto.

Por la noche y tras la asamblea estudiantil, el rector sólo se limitó a confirmar a los medios periodísticos que hoy el colegio preuniversitario estará abierto y volverán a dictarse clases normalmente.

Extender el calendario

"Todos sabemos que cada día perdido de clases va en detrimento de la enseñanza y, por ende, del aprendizaje de nuestros estudiantes. Es por eso que el calendario vuelve a extenderse hasta el 28 de diciembre", había advertido Zorzoli por la mañana.

"Es por todas estas razones que les pedimos a las madres y los padres del colegio que hablen con sus hijas e hijos y los hagan reflexionar acerca de que es imprescindible que vuelvan a las aulas sin condicionamientos para que podamos alcanzar consensos y asumir así el deber que les cabe por el ejercicio de la responsabilidad parental", finalizó el comunicado.

El Centro de Estudiantes también había pedido por la mañana que el Consejo Superior de la institución trate la reforma del Reglamento de Escuelas Medias que aprobó hace un mes el Consejo de Escuela Resolutivo, para que la elección del rector recaiga en la comunidad educativa y "que sea esta la que gobierne el colegio en conjunto con el rector en sus órganos institucionales". Además, exigió la implementación de un programa de "educación sexual integral laica, científica y con perspectiva de género".

Del otro lado de la pelea quedaron los chicos que necesitan dar exámenes y muchos padres, que observan con preocupación el tema. Uno de los padres, que tiene una hija en segundo año y no quiso dar su nombre argumentó: "Cuanto más se extiendan las clases, más chicos pueden llegar a quedar libres. Me parece que la situación de los que están en el reclamo no es solidaria con el resto de los alumnos. Estoy absolutamente en contra. Me parece que un gesto de grandeza sería no tomar más medidas en lo que resta del año.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?