Viajes de egresados. Pagaron en dólares y quieren cancelar, pero reciban pesos

Muchos chicos no están interesados en hacer el viaje el año que viene
Muchos chicos no están interesados en hacer el viaje el año que viene Fuente: Archivo
Silvina Vitale
(0)
6 de noviembre de 2020  • 11:14

Aunque son los menos, muchos estudiantes que cursan el quinto año decidieron bajarse del viaje de egresados, que aún no tiene fecha cierta de realización. Sin embargo, las cancelaciones representan un dolor de cabeza tanto para los padres como para las empresas. Según la resolución 498/2020 del Ministerio de Turismo y Deportes publicada en el Boletín Oficial, a los turistas que soliciten la cancelación se les retendrá hasta un 25% del dinero. Mientras que las agencias de turismo estudiantil, al tener todos los servicios contratados por anticipado tienen que pedir la devolución a los proveedores.

Por otra parte, para quienes contrataron el viaje en pesos y lo pagaron en cuotas durante un año, o un año y medio, el dinero devuelto, inflación y devaluación mediante, no representa hoy el viaje que pagaron. Para los que pagaron en dólares, las devoluciones son en pesos al cambio oficial.

"No pedí la cancelación, simplemente entiendo que el objeto de la contratación quedó vacío porque el viaje no se pudo hacer por razones de dominio público. Ni siquiera fue mala voluntad de la compañía, no se pudo realizar entonces pedí el reintegro del dinero", dice Guillermo González, papá de Bautista que asiste al quinto año del Colegio Manuel Belgrano, de Belgrano, que viajaba a Porto Brasil. "Ante mi pedido me ofrecen pagarme a dólar oficial y con la quita del 25% que dice el contrato cuando uno pide la baja. Pero cuando yo tuve que pagar había que entrar a la página de la empresa, eran cuotas de 150 dólares que pagamos en pesos, y ver la cotización que ponía la empresa que era la cotización del dólar blue para la compra con lo cual me gustaría que me devuelvan con la misma cotización. La empresa quiere devolver a dólar oficial, habiendo una brecha importante entre ambos, me parece que no se juzga de la misma manera para las dos partes y no se advienen a dialogar en absoluto", sostiene González.

Las restricciones impuestas por la pandemia impidieron la realización de los viajes
Las restricciones impuestas por la pandemia impidieron la realización de los viajes Fuente: Archivo - Crédito: Julian Lausi

Una situación similar es la que vive Hernán Haines, papá de Annie, que asiste al último año del Instituto Griego Atenágoras de Palermo. "Mi hija me planteó que el año que viene empezaba la facultad, y no quería estar pendiente de si el viaje se hacía o no. Nosotros nos comunicamos con Soulmax, la empresa, para bajarnos, aceptando la quita del 25% que establecía el contrato por cancelación. Mi reclamo es que si pagué en pesos me devuelvan pesos y si pagué dólares me devuelvan dólares. Entre el 26 de marzo y el 5 de agosto de 2019 aboné 30.000 pesos mientras que entre septiembre y el 5 de mayo de este año pagué 1300 dólares billete. Ellos exigieron que el pago se hiciera en dólares a partir de septiembre de 2019 después de las PASO cuando el dólar superó los 48 pesos. Además, son dólares que este año pagaban impuesto PAIS y todo lo que fueron poniendo a medida que el corralito se iba estrechando. Yo compraba dólares al cambio oficial más el impuesto y ellos hacían facturas en pesos al cambio oficial. Hice la denuncia en defensa del consumidor y tengo una audiencia el lunes que viene", asegura.

Viaje sin sentido

Por su parte, Javier Cassaza, papá de María Bernarda, quien también está por egresarse del Instituto Griego Atenágoras, asegura que en su caso definió la cancelación porque su hija ya no está interesada en viajar. "El año que viene estará en la universidad. El viaje era en este momento, luego no tiene sentido", dice. Y con una experiencia similar con su hija mayor reflexiona: "la política de cancelación de la empresa no es diferente a otras, dado que hace cinco años me sucedió algo muy parecido. Sólo que, en este caso, las últimas cuotas las pagamos en dólares y nos las devuelven pesificadas a valor oficial de este momento. Hay tantos dólares diferentes, tantas formas de devaluar el peso, que da bronca, impotencia y dados los gobiernos que hemos tenido desde hace muchos años, los únicos que pagamos los patos de la boda somos los laburantes. De todas maneras, no hice ningún reclamo, acepté lo que me propuso la empresa porque prefiero que devuelvan lo que me devuelvan y no entrar en ningún trastorno que tenga que ver con la justicia", agrega.

Para Adrián Manzotti, responsable de Turismo Estudiantil de la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (Faevyt), el problema no es de las agencias sino de la ley. "Si el pasajero paga 1000 dólares a la agencia y ésta compra un servicio afuera, si luego quiere cancelar el viaje hay que pedirle, por ejemplo, al hotelero que devuelva el dinero. Supongamos que no nos retiene nada, porque siempre lo hacen por eso se pone el 25% de retención, si el hotelero te devolviera los 1000 dólares, no te entra a tu cuenta en dólares porque el Estado no te lo permite. Cuando ingresa el dinero, el Estado te lo transforma en 82.000 pesos. No hay mala voluntad de las agencias, es imposible devolver en dólares, no hay otra opción que devolver la plata como entra cuando se solicita la devolución", explica. Y finaliza, "hoy por hoy, la cancelación es un problema para todos, está más allá de las agencias el tema de la devolución. Nosotros queremos que los chicos hagan el viaje".

Las empresas

Desde Soulmax, Felipe Huidobro, socio gerente, asegura: "claramente la resolución del Gobierno trae alivio al sector porque la reglamentación dice que cuando se levanten las restricciones tenemos 60 días para comunicar dos fechas alternativas y si el cliente no quiere ese viaje se procede a la cancelación. Nosotros ya estábamos aceptando cancelaciones previamente a esta reglamentación". En el caso de esta agencia, el pedido de cancelaciones es de un 10% de los viajantes.

Y respecto de las devoluciones aclara, "los planes de la compañía, ya sea los que estaban pesificados, los que eran mitad en pesos, mitad en dólares, la devolución es al tipo de cambio oficial. Nosotros al cancelar le solicitamos al prestador la devolución del dinero, los dólares que nos mandan te los termina devolviendo el Banco Central a la cotización oficial. Siempre se devuelve así, a esto se suma la retención del 25%. No hay que olvidar que nosotros tenemos que tener los servicios pre cancelados, o sea a medida que los padres mandan el dinero, siempre se pagan los servicios. Esto es importante aclararlo, en líneas generales la gente comprende la situación", sostiene Huidobro.

Y agrega "claramente a la gente que haya contratado el viaje en pesos o en dólares no le conviene la cancelación porque hay mucha restricción sobre el dinero. Creo que no tienen que bajar los brazos ni los chicos ni los padres, nosotros vamos a dar muchas alternativas a la gente para que sienta que su dinero fue bien invertido", finaliza.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.