Las marcas alternativas de smartphones crecen en el país al calor de los liberados