No podía quedar embarazada y fue mamá por adopción: cómo pasaron de ser dos a seis en una casa