Fórmula 1: ¿podrá este año Ferrari conseguir el título?

(0)
26 de febrero de 2019  • 22:41

¿Qué le pasó a Ferrari en estos últimos diez años? Hasta la misma pregunta busca responderse. El interrogante está instalado: ¿podrá Ferrari esta temporada cortar con una sequía que lleva diez años sin títulos en el campeonato de constructores y 11 en el de pilotos? Un dato que no pasa inadvertido para la mirada de los fanáticos de la Fórmula 1 que comienza el 17 de marzo, con el Gran Premio de Australia.

Es verdad que la escudería roja venía acostumbrado a un éxito que parecía no tener final. Un éxito que tenía nombre y apellido: Michael Schumacher. Todo transcurrió de 2000 a 2004, cuando el piloto alemán consiguió cinco títulos de manera consecutiva.

Recién hay que detenerse en la temporada 2007 y encontrar en Kimi Raikkonen a su último piloto campeón. En esos momentos, el piloto de Finlandia era sinónimo de triunfos y de espectáculo asegurado en el equipo de Maranello. Pero fue esporádico, el finlandés nunca pudo acomodarse y se fue de Ferrari. Se inclinó al campeonato mundial de Rally y al Nascar durante cinco años. Recién volvió en 2012 a la Fórmula 1 arriba de un Lotus y eso lo llevó de nuevo a Ferrari, en 2014. Pero los números de Raikkonen no fueron buenos. Apenas consiguió una victoria en 100 carreras de las últimas cinco temporadas. Y siempre fue el piloto número dos de Ferrari, detrás de Sebastian Vettel.

A pesar de ser un equipo ganador, Ferrari ya ha contado con otras series de rachas negativas. La primera fue de 1964 a 1975. Ese año fue Niki Lauda el que cortó con esa sequía. La peor nació en 1980. En 1979 logró el título con el sudáfricano Jody Scheckter. Y recién pudo volver a decir campeón en 2000, cuando irrumpió un tal Michael Schumacher.

En el campeonato de constructores, el último fue en 2008 con los pilotos Raikkonen y Massa. Para un equipo como Ferrari se sabe que todo lo que no sea ganar o, como mínimo, estar peleando por el título hasta la última vuelta de la última carrera de cada temporada, es un fracaso. Y así lo piensan desde Maranello. Por eso la directiva del equipo ya decidió tomar decisiones importantes y que terminen por modificar su destino.

Mattia Binotto será el nuevo responsable de Ferrari, tanto en asuntos deportivos como técnicos. Tiene experiencia en Ferrari desde 1995 y es director técnico desde que sustituyó a James Allison, en 2016. El coche de la próxima temporada aseguran que es garantía de, como mínimo, estar siempre cerca de Mercedes.

Para este año, las cartas ganadoras son Sebastian Vettel y la joven promesa Charles Leclerc, que llegó para reemplazar al veterano Kimi Raikkonen, "¿Presión? No, no la noto. Más bien siento el apoyo y debo decir que soy feliz. Mi objetivo es dar lo mejor de mí y cumplir las expectativas del equipo. Me encontré increíble. El coche es fantástico de manejar. Las sensaciones de inmediato fueron excepcionales", fueron las primeras palabras de Leclerc al testear el auto.

En la escudería roja tienen motivos para que exista una buena convivencia entre Vettel y Leclerc. Saben que será el inicio del éxito si pretenden terminar con la dinastía de los pilotos de Mercedes que se consagraron campeones en las últimas cinco temporadas.

Ferrari es la escudería que más victorias acumula a lo largo de la historia de la Formula 1. Lidera esta estadística con 235 victorias, lo escolta McLaren con 182 y cierra el podio Williams, con 114. Si nos detenemos en los podios, la diferencia es elocuente. La escudería italiana lidera con 751, lo sigue McLaren con 485 y cierra Williams con 311.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.