Leeds-Manchester City: la charla entre Bielsa y Guardiola después de un partidazo que terminó 1-1 y les hizo honor

El saludo afectuoso entre Bielsa y Guardiola, no bien terminó el partido entre Leeds y Manchester City.
El saludo afectuoso entre Bielsa y Guardiola, no bien terminó el partido entre Leeds y Manchester City.
Claudio Mauri
(0)
3 de octubre de 2020  • 17:51

Habían empatado en la cantidad de elogios que intercambiaron, en la influencia y relevancia que cada uno le adjudica al otro en la manera de pensar y plantear el fútbol. Y también empataron en la cancha, ambos representados por dos equipos que hicieron lo imposible y buscaron el triunfo con obsesión hasta el último segundo del descuento. Empapados por la lluvia del otoño británico, apenas finalizó el 1-1 entre Leeds y Manchester City por la cuarta fecha de la Premier League, Marcelo Bielsa y Pep Guardiola volvieron a saludarse, ya sin la formalidad del encuentro que habían mantenido unos minutos antes del comienzo.

El Loco apoyó sus manos sobre los hombros del colega catalán y dejó escapar una sonrisa de complicidad que solo le dedica a situaciones y personajes muy especiales. Esta lo era porque acababa de terminar un partidazo, y aunque ninguno de los dos tenía un triunfo para festejar, podían sentirse satisfechos por dos equipos que habían interpretado cabalmente las ideas que pregonan. El relato previo, de ambición por dominar el juego y ser ofensivos, había sido correspondido por los hechos. De alguna manera, el fútbol había hecho justicia con el empate entre dos entrenadores que se admiran recíprocamente. Interesado por la opinión de Guardiola, Bielsa lo consultó antes de meterse en los vestuarios. "Ha sido muy bonito. El resultado es justo. Bien hecho, Marcelo", le expresó Pep. Bielsa le pidió confirmación: "¿Seguro?". "Si", le devolvió el catalán.

El saludo después del partido

El balance de los 90 minutos es más promisorio para Leeds. Porque Bielsa y Guardiola podrán coincidir en un discurso y en la interpretación del juego, pero sus equipos no parten de un pie de igualdad. Se enfrentaban un conjunto que afrontaba su cuarto partido en la Premier League después de 16 años en el ascenso, contra otro que obtuvo dos títulos en los últimos tres campeonatos y lleva invertidos más de 1000 millones de euros en refuerzos desde que en 2008 un fondo de Abu Dabi tomó el control club.

Un 1-1 que no dio respiro

Leeds, que ya le había empatado tres veces a Liverpool hasta que cayó 4-3 en el final con un penal, también se vio abajo en el marcador ante Manchester City. No solo era el 0-1, sino el ejercicio de sometimiento que ejecutó Manchester City en los primeros 25 minutos. Un dominio absoluto. Se hacía realidad una descripción de Bielsa del día anterior, que a una pregunta de la cadena DAZN había respondido que Guardiola le había hecho mucho daño al fútbol porque sus equipos obligaban a los rivales a atrincherarse en campo propio, a defender en un espacio de 30 por 50 metros. Casi que no les dejaba otra opción.

Los dos equipos hicimos un aporte para que el juego fuera hermoso. Manchester City es muy poderoso, física, mental y técnicamente
Marcelo Bielsa

Fue un acoso de Manchester City al comienzo. Presionaba y llevaba a Leeds a continuas pérdidas de pelota. Por esa vía llegó al gol, cuando el arquero Meslier hizo una defectuosa salida con los pies y Cooper rechazó mal pisado. Sterling barrió el frente del área y despachó un derechazo junto a un poste. El 1-0 era inobjetable.

Leeds empezó a respirar a partir de los 25 minutos, cuando controló más la pelota y pasó a jugar en campo rival. Las proyecciones del lateral Ayling por la derecha aportaron peligro sobre el área de Ederson. El encuentro fue mucho más parejo y de ida y vuelta en el segundo tiempo. A Bielsa le rindieron muy bien los dos cambios: el extremo de origen colombiano Ian Póveda entró por la derecha -reemplazó a Alioski- y Costa pasó a la izquierda. Póveda, con gambeta y velocidad, lo complicó tanto al lateral Mendy que Guardiola lo reemplazó por el central Aké. Y otro ingreso determinante en el desarrollo fue el de Rodrigo Moreno, que empezó a justificar su condición de contratación más alta en la historia de Leeds con los 30 millones de euros pagados a Valencia.

Rodrigo, seguido por Ayling, festeja el gol del empate, tras aprovechar un error de Ederson en la salida de un córner
Rodrigo, seguido por Ayling, festeja el gol del empate, tras aprovechar un error de Ederson en la salida de un córner Crédito: @LUFC

Rodrigo es un falso número 9 porque también posee técnica y panorama para moverse como un N° 10. Participó en la creación del juego, forzó el córner del empate con un gran remate y estuvo atento para aprovechar un error de Ederson en la salida a cortar el centro para establecer el 1-1. Con el empate, el partido se rompió, la pelota viajó de una área a la otra con la dinámica tan propia de la Premier League. El gol rondó en los dos arcos, pero entre buenas atajadas y fallas en la definición, el 1-1 increíblemente no se movió. Guardiola se debe haber lamentado de no tener a los lesionados "Kun" Agüero y a Gabriel Jesús. Manchester City remató 23 veces al arco, pero solo dos fueron entre los tres palos.

Leeds contabilizó 12 remates (siete al arco) y fue levemente superior en un ítem que suele ser patrimonio de los equipos de Guardiola: la posesión, que favoreció a los dirigidos por Bielsa por 52,3 por ciento contra 47,7.

"Fue un partido muy difícil. Manchester City fue superior al comienzo. Nos costaba recuperar la pelota y ellos nos las quitaban a nosotros. Nosotros mejoramos al final del primer tiempo y en el comienzo del segundo. Equilibrar el encuentro nos llevó al límite. Los dos trataron de ganar. Esa es la conclusión que deja el partido", expresó Bielsa.

Lo que contó Guardiola del diálogo con Bielsa

En los últimos 15 minutos, el volante de contención Fernandinho reemplazó a Mahrez. ¿Una variante de Guardiola para aguantar el 1-1? Bielsa hizo el siguiente análisis: "Si miran cuando Guardiola aparentemente hace un cambio defensivo, cuando entra Fernandinho, es cuando comenzaron a imponerse en el juego una vez más. Fue una sustitución muy inteligente y tuvo una gran influencia en el juego, lo que indica que muchas veces tenés que defender mejor para poder atacar bien".

Aun bajo la adrenalina que le había dejado el 1-1, Guardiola expresó en el flash-interview sobre el campo de juego: "Fue un buen partido, con un resultado justo entre dos equipos que quieren atacar. Tuvimos una media hora increíble y pudimos marcar más goles, pero sabemos que Leeds compite hasta el silbato final". Consultado por el diálogo final que mantuvo con Bielsa, Pep dijo que no lo recordaba bien, que Bielsa le había preguntado qué le había parecido el partido: "Le contesté que fue un buen partido, con un resultado justo, pero que debía volver a verlo para analizarlo. Quizá él es más inteligente que yo. Yo no puedo, necesito tiempo para procesar cómo fue el partido".

Para el Loco, las sensaciones que le entrega su equipo en cuatro fechas son positivas, tanto en resultados como en rendimientos. Solo perdió en el final con Liverpool, empató con el City y venció a dos rivales -Fulham y Sheffield United- directos en el objetivo de estabilizarse en la Premier. En todos los casos, con la base del equipo que conquistó el ascenso, Leeds mantuvo su idea de juego y fue competitivo. Bielsa igual puso algún reparo: "Es un inicio de temporada con algunos altibajos. Lo que buscamos es ser más regulares a lo largo del juego en su conjunto contra todo tipo de rivales".

Bielsa y Guardiola, dos directores técnicos que siguen el partido con concentración e intensidad
Bielsa y Guardiola, dos directores técnicos que siguen el partido con concentración e intensidad Fuente: AFP

Ahora ingresa en la pausa por la fecha FIFA para los seleccionados. Volverá jugar el 17, ante Wolverhampton. Tiempo para que Bielsa siga ajustando el envión que Leeds está tomando en la Premier.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.