¿Sin Boca-River? 2020 puede quedar atrás sin superclásicos oficiales ni amistosos

Boca y River, en un año que quizás no tendrá emociones entre ellos
Boca y River, en un año que quizás no tendrá emociones entre ellos Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli
(0)
22 de octubre de 2020  • 10:29

Este 22 de octubre se cumple justo un año de la disputa del último superclásico. Después de aquellas semifinales por la Copa Libertadores 2019 en la Bombonera, Boca y River no se volvieron a enfrentar oficialmente ni en amistosos, y solo habrá una chance para que se midan en este 2020 jaqueado por la pandemia del coronavirus. De no jugar, quebrarían una racha que se mantiene firme desde 94 años: para encontrar el último año sin un Boca-River hay que remontarse a 1926.

Hace un año, Boca consiguió un triunfo que no le alcanzó, en lo que significaba la enésima revancha de los últimos tiempos. Tardó 79 minutos el equipo de Gustavo Alfaro en encontrar aquel gol del 1-0, luego de otro centro sobre el área de River; Lisandro López cabeceó, Mauro Zárate no alcanzó a empujarla y Jan Hurtado la envió a la red desde la línea de sentencia. El partido de hace un año terminó con ese resultado y no le alcanzó para revertir el 2-0 que había sellado River en el partido de ida en el Monumental. El quinto golpe en fila de los de Núñez. Después, los Millonarios disputaron la primera final a partido único, que perderían ante Flamengo en los últimos minutos, en el Estadio Nacional de Lima.

El gol de Hurtado para las semifinales de la Copa Libertadores 2019, en la Bombonera
El gol de Hurtado para las semifinales de la Copa Libertadores 2019, en la Bombonera

En enero de 2020, cuando el coronavirus era apenas una noticia lejana con epicentro en Wuhan, China, el calendario del fútbol de verano no entregaba enfrentamientos entre los más grandes de la Argentina. Mientras River comenzaba el año el 11 de ese mes, con un 4-4 ante Nacional en Maldonado, Uruguay, correspondiente a la Copa Desafío Campeones de América, Boca formaba parte de un torneo en el Estadio Bicentenario de San Juan y debutaba el 16, ante el Club Universitario de Deportes de Perú. Fue un 2-0, con goles de Sebastián Villa y Wanchope Abila, que dio inicio al segundo ciclo de Miguel Angel Russo en Boca.

Sin amistosos veraniegos que los hayan medido cara a cara, el 24 de enero se reanudó la Superliga. Y en ese sprint final, Boca terminó arrebatándole el título a River en la última jornada, sin que el fixture de 2020 los pusiera frente a frente en lo que restó de ese certamen. El equipo xeneize casi no tuvo tiempo de festejar, porque el coronavirus dejó sin actividad al fútbol oficial doméstico desde marzo, cuando tuvo que cancelarse la Copa de la Superliga debido a la pandemia. La vuelta de la actividad oficial solo se programaría para el próximo 30 de octubre.

Con una mirada hacia el futuro, ya está definido que no habrá partidos entre Boca y River en el ámbito local: la novedosa Copa Liga Profesional los colocó como cabezas de serie en distintos grupos, en una primera etapa de seis zonas de cuatro equipos que se resolverá el 13 de diciembre y que no tendrá interzonales para la disputa de clásicos. Los dos primeros de cada zona se clasificarán a una llamada "Copa Campeonato" -que se dividirá en dos grupos de seis- y los demás a otra "Copa Secundaria". Y en cualesquiera de ellas, todo indica que desde la organización evitarán los cruces.

Por otro lado, ya está definido que en la presente Copa Libertadores no se medirán en octavos de final, debido a que ambos ganaron sus respectivos grupos: mientras que River quedó líder del Grupo D luego de golear 3 a 0 a la Liga Deportiva de Quito, Boca recibirá hoy con Caracas con suficiente colchón de puntos como para que nadie le quite el primer puesto. No se cruzarán, y la única chance de que se vean este año en esta Copa podría darse en los cuartos de final, que se realizarán entre el 8 y el 9 de diciembre (a dos años de la histórica final de la Libertadores 2018) y el 15 y 16 de ese mes.

De no producirse esa doble pulseada de cuartos, puede darse lo que no sucede desde hace casi cien años. El último período en que no se enfrentaron en un año completo comprendió entre 1919 y 1926. Por rencillas políticas, en 1919 se creó la Asociación Amateurs de Football, disidente de la Asociación Argentina de Football. River respondió a la primera entidad junto con Independiente, Racing y San Lorenzo, en tanto que el xeneize quedó en el otro bando. Finalmente, a fines de 1926 se reunificó el escenario del fútbol argentino y volvieron a verse las caras el 4 de diciembre de 1927, cuando Boca se impuso por 1-0 con gol de Roberto Cherro. Al año siguiente, el 23/12/1928, llegó la mayor goleada de la historia con un contundente 6-0 para los de azul y oro en su vieja casa, previa a La Bombonera.

Animadores de la Libertadores en el último lustro, "el año sin superclásicos" se puede dar después de calendarios cargados con Boca-River: 2014 tuvo ocho (cuatro amistosos, el 2-1 de Funes Mori, el empate 1-1 bajo la lluvia, la serie semifinal de la Copa Sudamericana), 2015 sumó siete (tres amistosos, dos triunfos de Boca en liga y la serie de gas pimienta de la Libertadores), 2016 los cruzó cinco veces (dos empates en cero en el torneo, dos amistosos y el 4-2 xeneize en diciembre por el torneo local), 2017 tuvo cuatro (dos amistosos, el 3-1 de River en la Bombonera y un 2-1 de Boca en el Monumental), el 2018 histórico contó con cinco superclásicos (un amistoso, la Superopa Argentina, un 2-0 de River en la Bombonera, y la serie final de la Libertadores, en un año marcado por cuatro éxitos millonarios y un empate xeneize) y 2019 se quedó en tres (ya sin amistosos después del impacto de Madrid, solo se vieron las caras en la Superliga -empate sin goles en Núñez- y en la semifinal de la Libertadores, con la posterior clasificación del conjunto dirigido por Gallardo).

Un gol histórico: Martínez sentenció la inédita final superclásica y marcó el 3-1 en Madrid. Boca logró estar tres veces arriba en el marcador, pero no logró sostener la ventaja ante su clásico rival.

00:19
Video

Allá lejos, cuatro en 83 días

Más de medio siglo atrás, en la primera ocasión en la que ambos tradicionales rivales se midieron en el ámbito sudamericano, los cruces se prodigaron al punto que, entre el 10 de febrero de 1966 y el 4 de mayo de aquel año, en un periodo de 83 días, Boca y River se midieron ¡en cuatro ocasiones!, dos en cada uno de los estadios; la particularidad fue que los resultados relativos favorecieron a Boca, pero el que terminó jugando la final fue River.

Los clasificados de la Copa Libertadores

Primeros

  1. Palmeiras (16 puntos)
  2. Santos (16 puntos)
  3. Flamengo (15 puntos)
  4. Nacional (15 puntos)
  5. River (13 puntos)
  6. Boca (11, un partido restante)
  7. Jorge Wilstermann (10)
  8. Gremio (10, un partido restante)

Segundos

  1. Racing (15 puntos)
  2. Guaraní (13 puntos)
  3. Liga de Quito (12 puntos)
  4. Independiente del Valle (12)
  5. Athletico Paranaense (10)
  6. Internacional (8, un partido restante)
  7. Caracas (7, un partido restante)
  8. Delfín (7)

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.