El enojo de Cristiano Ronaldo por perder una final tras seis años: su mala reacción al recibir la medalla

La decepción de CR7: se sacó la medalla y se mostró muy molesto en la entrega de premios
La decepción de CR7: se sacó la medalla y se mostró muy molesto en la entrega de premios Fuente: EFE
(0)
23 de diciembre de 2019  • 13:22

La figura de Cristiano Ronaldo no está asemejada con las derrotas o los fracasos. Su talento y su espíritu competitivo lo han convertido en uno de los futbolistas más ganadores de los últimos años. Pero, al mismo tiempo, diversas actitudes cuestionables lo han puesto en el ojo de la tormenta frente a los fanáticos. Ayer, en la derrota de Juventus por 3-1 ante Lazio en la final de la Supercopa de Italia, el portugués protagonizó otro hecho polémico.

En el estadio King Saud University Stadium de Riad, Arabia Saudita, los goles del español Luis Alberto, el bosnio Senad Lulic y el italiano Danilo Cataldi le dieron a Lazio la quinta Supercopa de su historia. Tal como en 2017, volvió a festejar frente a Juventus, que había igualado el encuentro de forma transitoria gracias al gol del argentino Paulo Dybala, pero no pudo dar vuelta la historia

Así, Cristiano Ronaldo volvió a perder una final después de seis años con 12 triunfos consecutivos, ya que su última caída había sido en 2013 con Real Madrid frente a Atlético de Madrid por la Copa de Rey. Visiblemente molesto por la situación, el atacante luso no ocultó su enojo ni siquiera en la entrega de premios: sin ningún tipo de reparo, recibió la medalla, se la empezó a descolgar mientras se la colgaban y dejó con la mano estirada a uno de los dirigentes que iba a saludarlo en el escenario.

CR7 continuó su camino con un apático rostro y se quitó definitivamante la medalla del cuello, llevándosela en la mano. Luego, mientras los jugadores de Lazio eran premiados y celebraban su conquista, todo el plantel de Juventus aplaudió y felicitó a los rivales, pero las cámaras captaron cómo el portugués se quedó de brazos cruzados ante la situación.

Automáticamente, su reacción causó un fuerte revuelo en las redes sociales. Aunque algunos lo tomaron como un gesto natural de su fuerte competitividad, otros también lo criticaron por la falta de respeto con los jugadores del equipo contrario.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.