El jueves negro de Orion: se alejó del club por amenazas y aumenta la inquietud por la salida de Bou

Por intimidaciones telefónicas a su mujer, el arquero, que había perdido la titularidad, dejó la Academia; el presidente Blanco negó el pase del goleador, pero en México lo dan por hecho
Nicolás Zuberman
(0)
9 de junio de 2017  

El adiós a la Academia para Orion
El adiós a la Academia para Orion

Todos los temores que surgieron cuando Agustín Orion fue el elegido para suceder a Sebastián Saja en el arco de Racing terminaron de confirmarse ayer, cuando el arquero se presentó en el club para despedirse anticipadamente de sus compañeros. Había tomado la decisión la noche anterior, cuando su mujer recibió amenazas telefónicas. Así, a menos de un año de firmar un contrato por dos temporadas con la intención de retirarse con el escudo blanquiceleste, Orion se va de la Academia de la misma manera en que se fue de Boca y San Lorenzo, los otros grandes en los que jugó: en problemas.

“Por este medio quiero comunicar mi desvinculación de Racing Club de Avellaneda por motivos personales que en este momento reservaré para mi familia. Durante estos meses que vestí la camiseta de Racing lo hice con compromiso y profesionalismo, como lo hice durante toda mi carrera”, es el comienzo del texto que publicó Orion en Facebook.

Y continuó: “Hoy me encuentro afrontando una situación que requiere toda mi atención y dedicación, siento que estoy tomando la mejor decisión por el bienestar de mi familia. Quiero agradecer al presidente y dirigentes del club por la comprensión y apoyo, al cuerpo técnico, empleados del club y por sobre todo a mis compañeros”. “Gracias a todos los que estuvieron en los buenos y malos momentos”, finaliza el comunicado.

Diego Cocca, el entrenador, confirmó que la salida del arquero tuvo relación con las intimidaciones que recibió antes de que perdiera la titularidad. “Estábamos enterados de las amenazas y los insultos, pero estamos en el fútbol argentino y eso es moneda corriente”, dijo el DT. Y fue más allá: “Tomó la decisión de no querer seguir en Racing. Explicó lo que sentía y le pasaba y se despidió de nosotros y sus compañeros. No había mucho más que hacer”. También el presidente Víctor Blanco opinó del traumático alejamiento. “Entiendo a Agustín porque su familia recibió amenazas y eso lo desestabilizó un poco. Nos tomó por sorpresa; hablamos con él, siempre tuvimos una buena relación, pero es una decisión que, pese a que no la comparto, tengo que aceptar”, analizó el dirigente, que negó que el delantero Gustavo Bou esté cerca de emigrar a Tijuana, de México.

En la liga de ese país lo esperan para las próximas semanas. El club pagaría unos 7.000.000 de dólares limpios. Sin embargo, la noticia principal del convulsionado día de Racing fue el caso Orion.

Aunque ya era un hecho que el arquero no seguiría en el club después de este torneo, la decisión sorprendió porque el lunes último, frente a Aldosivi, había vuelto a ser titular, por una lesión de Juan Musso, el juvenil que lo había reemplazado. La determinación de Orion no cayó bien en la dirigencia ni tampoco en el cuerpo técnico, que ya había perdido relación con el ex futbolista de Boca luego de que dos semanas atrás, cuando le anunciaron que apostarían por Musso, se negara a ocupar el banco de suplentes. La comunicación ya estaba rota, al punto de que quien le avisó que atajaría contra Aldosivi fue Fernando Gayoso, el entrenador de arqueros.

En el vestuario, la relación del plantel con Orion siempre fue muy buena. El arquero llegó al club luego de la partida de dos líderes, Diego Milito y Sebastián Saja, que fueron mucho más que los capitanes de Racing. En ese contexto, el paso de mando fue a Lisandro López, por su experiencia y su pertenencia al club.

Cocca valoró mucho la personalidad natural de líder de Orion, pero terminaron por deteriorar la relación las malas actuaciones que éste tuvo entre los tres palos. Le hicieron 38 goles en 29 partidos (1,31 de promedio); 13 ocurrieron en sus últimos seis encuentros (2,16). Y en algunos de ellos tuvo responsabilidad directa. Para esta recta final de la clasificación para disputar la Copa Libertadores y el pase de rueda por la Sudamericana, el entrenador decidió apostar a Musso, de 23 años, que desde hace ya cinco temporadas lleva puesto el cartel de promesa.

Los movimientos fuertes siempre traen secuelas: Musso sufrió un desgarro en su segundo partido como titular y el arco quedo huérfano. Gastón “Chila” Gómez, marplatense de 21 años, será el arquero en el Monumental en la próxima fecha.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.