Emoción y recuerdos: la carta de despedida del hijo de Julio César Toresani

Lautaro Toresani con su papá
Lautaro Toresani con su papá Crédito: @JToresani
(0)
26 de abril de 2019  • 12:33

La muerte de Julio César Toresani , conocida el lunes pasado, conmocionó al planeta fútbol. El ex volante de Boca, River, Independiente, Colón y Unión, tenía 52 años y su cuerpo fue encontrado en la habitación que las autoridades de la Liga Santafecina de Fútbol le habían acondicionado en su predio, al norte de la ciudad, en la que residía hacía dos meses, por gentileza de la institución. Deprimido por su situación familiar -estaba separado y alejado de su exmujer y sus cuatro hijos-, por el deterioro patrimonial como consecuencia de esa separación y la falta de trabajo, el exjugador ya había intentado quitarse la vida dos semanas antes semanas ingiriendo pastillas.

En las últimas horas, uno de sus hijos, Lautaro, lo despidió con un emotivo mensaje a través de su cuenta de Instagram.

"¿Sabes algo, viejo? Cada vez que me acuesto a dormir, siento que me abrazas como cuando era chico, te acordas que me cruzaba todas las noches a tu habitación en silencio porque mamá me sacaba cagando, y vos me hacías un lugar? Ese abrazo lo sigo sintiendo, te sigo sintiendo papi".

"Siempre te defendí cuando te pegaban injustamente. Yo no podía entender de la gente que hablaba mal de vos, no tuvieron la suerte de conocerte, sin dudas. Cada cosa que decían de vos, es como si me la decían a mí".

Crédito: @JToresani

"Siempre me decías que había que ser buena gente, ayudar y sobre todo a cuidar a los nuestros. Me diste unos valores de la puta madre. Siempre me decías que la vida sigue, qué hay que disfrutarla, así que te juro que sé que no lo quisiste hacer, te juro que lo sé. Eras un loco, pero hermoso".

"Viste toda la gente que te fue a despedir? A mi sinceramente no me sorprendió, eso te lo ganaste por ser vos, por ser un hombre noble, fiel, que siempre defendía y cuidaba a los suyos, el que siempre le daba una mano a todos, como cuando jugabas al fútbol. Mierda que tenías unos huevos bárbaros. La verdad que tengo tantas cosas que decirte, de contarle a la gente de lo grande que fuiste. Siento que no me alcanzaría la vida para hablarles de vos".

"Quedó pendiente aquella despedida en donde te daría las gracias por cada gesto y cada momento sin importar qué tan bueno o malo fuera, y donde te diría cuanto te amo y te extrañaré. Por eso hoy escribo esto, qué tal vez no sirva de mucho porque ya no te tengo, pero me ayudará a decírselo a tu alma que siempre me acompañará".

"Fuiste, sos y serás el amor de mi vida. Te voy a amar, para siempre. Una parte de mi, se fue con vos, pero quédate tranquilo que la familia está en buenas manos".

"Un abrazo, fiera".

Ver esta publicación en Instagram

Sabes algo, viejo? Cada vez que me acuesto a dormir, siento que me abrazas como cuando era chico, te acordas que me cruzaba todas las noches a tu habitación en silencio porque mamá me sacaba cagando, y vos me hacías un lugar? Ese abrazo lo sigo sintiendo, te sigo sintiendo papi. Siempre te defendí cuando te pegaban injustamente. Yo no podía entender de la gente que hablaba mal de vos, no tuvieron la suerte de conocerte, sin dudas. Cada cosa que decían de vos, es como si me la decían a mí. Siempre me decías que había que ser buena gente, ayudar y sobre todo a cuidar a los nuestros. Me diste unos valores de la puta madre. Siempre me decías que la vida sigue, qué hay que disfrutarla, así que te juro que sé que no lo quisiste hacer, te juro que lo sé. Eras un loco, pero hermoso. Viste toda la gente que te fue a despedir? A mi sinceramente no me sorprendió, eso te lo ganaste por ser vos, por ser un hombre noble, fiel, que siempre defendía y cuidaba a los suyos, el que siempre le daba una mano a todos, como cuando jugabas al fútbol. Mierda que tenías unos huevos bárbaros. La verdad que tengo tantas cosas que decirte, de contarle a la gente de lo grande que fuiste. Siento que no me alcanzaría la vida para hablarles de vos. Quedó pendiente aquella despedida en donde te daría las gracias por cada gesto y cada momento sin importar qué tan bueno o malo fuera, y donde te diría cuanto te amo y te extrañaré. Por eso hoy escribo esto, qué tal vez no sirva de mucho porque ya no te tengo, pero me ayudará a decírselo a tu alma que siempre me acompañará. Fuiste, sos y serás el amor de mi vida. Te voy a amar, para siempre. Una parte de mi, se fue con vos, pero quédate tranquilo que la familia está en buenas manos. Un abrazo, fiera.

Una publicación compartida por Lautaro Toresani (@lautarotoresani) el

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.