La final argentina de la MLS: González Pirez, un zaguero al servicio del Tata Martino

Gonzales Pirez tuvo pocas oportunidades en River
Gonzales Pirez tuvo pocas oportunidades en River Fuente: AFP
Claudio Mauri
(0)
7 de diciembre de 2018  • 08:00

La carrera de Leandro González Pirez en la MLS tiene una peculiaridad: los dos años que lleva en Atlanta United son tantos como los que tiene el club de existencia, los mismos de la gestión de Gerardo Martino, que este sábado dejará el cargo tras la final contra Portland Timbers, con un destino más que probable a la selección de México.

"Yo llegué cuando Atlanta nació. La gente trabajó de muy buena manera, parecía que el club llevaba varios años de funcionamiento de tan bien ajustado que está todo. Solo parece nuevo por las instalaciones. Contrataron un plantel de 30 jugadores. Había que conocerse e integrarse, ese fue el mayor desafío. Nos acomodamos rápido, ya en la primera temporada, que fue muy buena, nos clasificamos a los playoff y terminamos quedando afuera por penales. Fue un año de aprendizaje y conocimiento entre nosotros, que capitalizamos en esta temporada", expresó González Pirez (26 años) en conversación telefónica con LA NACION.

El zaguero central surgido en River guarda un recuerdo especial: hizo el primer gol en la inauguración del Mercedes Benz Stadium, en septiembre de 2017, construido a un costo de 1600 millones de dólares para albergar entre 71.000 y 75.000 espectadores, disponer techo retráctil, pantalla LED de 360° y cientos de palcos VIP. "Estaría bueno que pueda hacer el último gol de esta temporada para que también quede en la historia", agrega entre sonrisas González Pirez, sobre un objetivo para el que Atlanta cuenta con un especialista: el venezolano Josef Martínez, que quebró el récord de la MLS con 34 goles en 38 cotejos en la temporada regular (tres más en los playoff).

Entre las motivaciones del defensor para intentar conquistar el título, una tiene nombre y apellido: "El título sería la mejor despedida para el Tata Martino, la manera de coronar un proceso de dos años que fue muy exitoso. El año pasado también nos clasificamos para los playoff y fuimos eliminados por penales. El equipo llamó mucho la atención por su estilo de juego, tiene el sello del Tata, ofensivo, trata de presionar todo el tiempo y ser protagonista, atacar continuamente y poner mucha gente en campo rival".

El legado del ex conductor del seleccionado argentino no es solo futbolístico, según González Pirez: "El Tata me va a dejar enseñanzas, valores, me hizo crecer como persona. Como técnico se maneja con conceptos claros, pero lo que más me dejó es en el aspecto personal. Tiene unos principios muy importantes. Se lo va a extrañar, obvio, también por la confianza que nos dio. Con él incorporé muchos conceptos a nivel de juego, que te van mejorando como futbolistas y haciendo más versátil para tomar decisiones en la cancha".

Tras tener poca continuidad en Estudiantes de La Plata ("pasé un año hermoso en ese club, pero me faltó jugar un poco más. El Chavo Desábato estaba en un buen nivel, no me tocó entrar), el defensor cree haber hecho una elección correcta para su carrera: "La MLS te ayuda muchísimo a crecer, hay varios jugadores de renombre y calidad, de selección. Es una liga que no le tiene que envidiar nada a nadie. La subestiman demasiado, eso es un gran error".

No abona la teoría de Diego Valeri (ver otra nota), en el sentido de que Atlanta es favorito: "No sé si somos candidatos, si bien tenemos la ventaja de la localía. Portland también hizo las cosas muy bien. Cuenta con jugadores muy buenos de mitad de cancha hacia adelante, como Diego, Seba Blanco, Ebobisse. Hay que prestarles mucha atención. Es un equipo más preparado para jugar de contraataque que para hacerlo con nuestro estilo. Calculo que nos van a esperar, a tratar de ganarnos de contraataque, mientras nosotros saldremos a buscar el partido. Hay que darle valor a la pelota para no sufrir".

González Pirez se indigna con el fallido River-Boca: "Fue lamentable, todo, lo que pasó y las decisiones que se tomaron. Hubo algo raro en el control policial, en cómo se manejó la seguridad camino a la cancha. Muchas cosas sin resolver. Fallamos como sociedad. Ojalá algún día tomemos magnitud de lo que pasa y cambiemos la mentalidad". Sobre la decisión de jugar en Madrid, el zaguero toma las palabras de Gustavo Alfaro: "Es como que a la Argentina le saquen el tango, el dulce de leche. Que se haya resuelto así es lamentable".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.