Lo que dejó el empate de River: un polémico gesto de Enzo Pérez, el invicto de Biscay y el handy cerca de Gallardo

Enzo Pérez se frotó el parche de campeón frente a la tribuna local al salir de la cancha
Enzo Pérez se frotó el parche de campeón frente a la tribuna local al salir de la cancha Crédito: Captura de TV
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
7 de marzo de 2019  • 05:35

Una mezcla de desahogo y satisfacción le dejó a River el 1-1 frente a Alianza Lima en Perú. El golazo de Cristian Ferreira, un gran tiro libre a los 95 minutos, le permitió rescatar un empate en su debut en la Copa Libertadores y estirar así a ocho la serie de partidos sin perder. En el final del juego, se dio una particular situación que dejó opiniones cruzadas: un gesto de Enzo Pérez a la tribuna local mientras el volante caminaba hacia el vestuario.

No fue un partido más del jugador de 33 años. Prolijo, criterioso, con mucho despliegue, sacrificio y claridad con la pelota, se erigió en pilar del equipo en sus distintos roles (comenzó a la izquierda de Leonardo Ponzio en la línea de mediocampistas, pero fue soltándose, rotó de posiciones y terminó como único volante central cuando salió el capitán) y redondeó un gran rendimiento.

Pero tras el pitazo final y minutos después de apurar e insultar al arquero Pedro Gallese por creer que estaba haciendo tiempo acusando una lesión mientras el resultado era 0-1, se retiró dejando una mirada desafiante a la tribuna y frotándose el parche de las cuatro conquistas continentales que River lleva en su camiseta. La acción, provocadora, generó una fuerte repercusión en las redes entre aquellos que la criticaron y los fanáticos millonarios que la celebraron.

El invicto de Biscay y la polémica por el handy cerca de Gallardo

El punto logrado en Lima también mantiene a Matías Biscay como DT interino con un invicto resonante: suma cinco victorias y cuatro igualdades en sus nueve presentaciones.

Al estar suspendido Marcelo Gallardo , Biscay se hizo cargo del equipo, algo ya conocido. Sucedió en la vuelta de los octavos de final de 2018, frente a Racing (3-0); en el desquite de la semifinal, con Grêmio, en Brasil (2-1), y en los dos encuentros de la final, frente a Boca (2-2 y 3-1). Y lo había hecho en tres ocasiones por la Libertadores en 2015 (1-1 con Juan Aurich y 2-2 con Tigres en la etapa de grupos, más el 3-0 en la final a Tigres) y en una ocasión en la liga argentina 2016/17 (1-0 a Atlético de Rafaela).

Más allá de los buenos números de su ayudante, volvió a dar que hablar la suspensión de Gallardo, que recién el próximo miércoles, en el choque con Palestino, de Chile, en el Monumental cumplirá las cuatro fechas que recibió luego de comunicarse con sus ayudantes e ingresar al vestuario en Brasil ante Grêmio pese a estar sancionado.

En las redes sociales, fue muy debatida una imagen del DT en el inicio del segundo tiempo: se divisó que mientras Gallardo miraba el partido desde un palco, "El Chino", uno de los empleados de seguridad del club que viajan siempre con el plantel, le pasó un handy a Nahuel Hidalgo, analista de videos, que hablaba con el entrenador en ese momento. Al notar que la imagen lo tomaba, Hidalgo rápidamente bajó el comunicador, ante la atenta mirada del director técnico y de Mariano Barnao, el gerente de fútbol del club. Aproximadamente diez minutos después, Biscay realizó los dos primeros cambios de River.

Gallardo y la polémica con el handy en el palco
Gallardo y la polémica con el handy en el palco Crédito: Captura de TV

¿Podía el DT comunicarse con el banco de suplentes? No, ya que el fallo del Tribunal de Disciplina de Conmebol del 3 de noviembre, que dictó una suspensión de cuatro partidos y una multa de 50.000 dólares, aclaró que luego de que no pudiera asistir a La Bombonera para la final ni "comunicarse por cualquier medio con su Cuerpo Técnico, Oficiales y Jugadores", la sanción para los siguientes tres partidos debía cumplirse conforme el artículo 76.1 del Reglamento Disciplinario de Conmebol.

¿Qué dice el artículo 76.1? "El director deportivo/entrenador, cualquier miembro del cuerpo técnico o restantes oficiales, sancionados con la suspensión de sus funciones, podrán presenciar los partidos en los cuales esté vigente su suspensión únicamente desde las gradas. No podrá acceder al vestuario, túnel, banca o área técnica antes ni durante el partido, ni podrá por ningún medio comunicarse con su equipo". Además, pese a que el artículo 116 permite "la utilización de equipamientos de comunicación por los miembros de la comisión técnica", aclara que está prohibida para jugadores y/o miembros del cuerpo técnico suspendidos la comunicación ya sea de forma directa o indirecta y advierte sobre posibles multas y sanciones por incumplimiento.

Así, pese al debate en las redes, es imposible discernir si realmente Gallardo, al que no nunca se lo vio utilizando el aparato, se comunicó con sus asistentes o si el handy del personal de seguridad fue usado para eso mediante otra persona, por lo cual parece poco probable una nueva sanción. Además, la situación es muy diferente a la del enfrentamiento con Grêmio en Brasil, donde se lo vio con el handy en una mano, mientras su segundo ayudante, Hernán Buján, tenía un auricular, y donde el DT hasta bajó al vestuario en el descanso y fue sorprendido por cámaras de televisión.

No obstante, Gallardo ha de saber más que nadie que un pequeño paso en falso puede costarle caro, ya que en el sexto punto de la sanción que recibió en noviembre, el Tribunal de Disciplina destacó: "Advertir expresamente al Señor Marcelo Daniel Gallardo, que, en caso de reiterarse un incidente de cualquier desacato, irrespeto a los oficiales o cualquier otra infracción a la disciplina deportiva de igual o similar naturaleza a la que ha traído causa el presente procedimiento será considerado como situación agravante".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.