Los perfiles de cuatro semifinalistas muy distintos en una Champions League espectacular que le gana al coronavirus

Moussa Dembélé (en el centro de la imagen) fue el autor de dos goles de Lyon en el 3-1 sobre Manchester City
Moussa Dembélé (en el centro de la imagen) fue el autor de dos goles de Lyon en el 3-1 sobre Manchester City Fuente: Reuters
Claudio Mauri
(0)
15 de agosto de 2020  • 21:21

La Champions League más atípica, trastornada desde afuera por la pandemia con calendario alterado, estadios vacíos en sede fija y eliminatorias a un único partido, también es sorprendente en el campo. El fútbol se revuelve contra el virus con su inagotable cuota de magia, suspenso e imprevisibilidad. Desde que la copa europea desembarcó en Portugal, no hubo encuentro que provocara indiferencia ni se consumiera en el hastío. Y en ninguno hicieron falta la prórroga ni los penales.

Tres encuentros de los cuartos de final se definieron en los últimos cinco minutos o en el tiempo agregado, y aquél en el que sobró tiempo porque no hubo equivalencias -Bayern Múnich 8 vs. Barcelona 2- pasará a la antología del deporte, ya no sólo la del fútbol. Veinte goles en cuatro partidos, a un promedio de cinco cada 90 minutos. Nadie puede sentirse aburrido.

El último campanazo fue dado por Lyon, al eliminar por 3-1 a Manchester City. Por tercera temporada consecutiva, Pep Guardiola no pasa la barrera de los cuartos de final con el equipo inglés. En su primer año se había despedido en octavos. "Lo volveremos a intentar. El fútbol te da otras oportunidades", dijo tras la derrota el entrenador catalán. El City podrá participar en la próxima Champions gracias a que su apelación al TAS le quitó la sanción de dos años que le había impuesto la UEFA por no haber cumplir el fair play financiero, con ingresos publicitarios ficticios, que habrían estado vinculados con el fondo de Abu Dabi que es dueño del club.

Los goles de Lyon 3 vs. Manchester City 1

Las semifinales se quedaron sin representantes de Inglaterra, España e Italia. Los cruces enfrentarán a conjuntos de Alemania y Francia. De dos ligas que reaccionaron de manera opuesta al coronavirus. Mientras la Bundesliga fue la primera de las grandes europeas en reanudar la competencia, a mediados de mayo, la Ligue 1, a instancias del gobierno de Emmanuel Macron, se dio por finalizada en la primera semana de marzo, cuando por delante quedaban diez fechas.

De los cuatro semifinalistas, sólo uno, Bayern Múnich, tiene a la Orejona en sus vitrinas. Cualquiera de los otros tres será un campeón primerizo, algo que no ocurre desde 2012, cuando Chelsea, tras un 1-1, se impuso por penales a Bayern. Para Leipzig, creado en 2009 por el gigante de las bebidas energéticas Red Bull, será su primera semifinal, instancia a la que accedieron por segunda vez Paris Saint-Germain -en 1995 fue superado por el Milan de Maldini y Baresi- y Lyon -en 2010 cayó por un global de 4-0 ante Bayern-. La definición del torneo seguramente también alumbrará al ganador del premio individual The Best, que cerca de fin de año entregará la FIFA, mientras France Football canceló el Balón de Oro 2020. Por primera vez desde 2008, el mejor futbolista del año no será Lionel Messi, Cristiano Ronaldo ni Luka Modric.

En esta competencia no podés tener errores y los cometimos en las dos áreas. Estamos afuera. La barrera de los cuartos de final se nos complica; un día la romperemos, como lo hizo Manuel Pellegrini
Josep Guardiola

La renovación pasa no sólo por los nombres de los equipos, sino que también hay diversidad de estilos futbolísticos. Cada uno representa una corriente de juego. El siguiente es el análisis de cada uno de ellos de acuerdo con la semifinal que afrontará en Lisboa.

Leipzig vs. PSG (martes, en el estadio Da Luz)

El sentido colectivo contra la inspiración individual. El equipo que progresa en el campo con pases y un continuo intercambio de posiciones frente al que descansa en las gambetas de Neymar y la profundidad de Kylian Mbappé. El valor de la transferencia de cualquiera de estos dos cracks supera la suma total de los valores de los integrantes del plantel alemán.

El conjunto francés podrá corregir la desteñida imagen colectiva que dejó ante Atalanta con los regresos de Marco Verratti y Ángel Di María. Ambos aliviarán a Neymar de la tarea de bajar hasta la mitad de la cancha para ponerse el equipo al hombro, como lo hizo contra el conjunto de Bérgamo.

Neymar dirigió la remontada de Paris Saint-Germain para eliminar a Atalanta
Neymar dirigió la remontada de Paris Saint-Germain para eliminar a Atalanta Fuente: AP

Habrá que estar atento a la motivación y el despliegue del brasileño para aprovechar la oportunidad de consagrarse como el mejor de la temporada, algo que busca desde que decidió irse de Barcelona para no vivir a la sombra de Messi. En las dos temporadas anteriores se vio frustrado por lesiones en las etapas decisivas de la Champions.

Leipzig es el soplo fresco, desde los 33 años del director técnico Julian Nagelsmann hasta la movilidad de futbolistas que empiezan a ser reconocidos en el gran escenario internacional por la capacidad para entrar y salir de las jugadas, juntar al rival por el medio y desbordarlo por los costados. El Atlético de Madrid de piel dura lo padeció.

Leipzig se destacó por su sentido colectivo en la victoria frente a Atlético de Madrid
Leipzig se destacó por su sentido colectivo en la victoria frente a Atlético de Madrid Fuente: Reuters

Bayern Múnich vs. Lyon (miércoles, en el estadio Alvalade)

La exuberancia ofensiva, el gran candidato, contra el equipo que espera, aguanta y contraataca. Uno vapuleó a Barcelona y el otro, con su resistente esquema 5-3-2 y una entrega indesmayable, se cargó sucesivamente a Juventus y Manchester City.

Coutinho consigue uno de sus dos goles en el 8-2 con que Bayern Múnich arrolló a Barcelona
Coutinho consigue uno de sus dos goles en el 8-2 con que Bayern Múnich arrolló a Barcelona Fuente: Reuters

"Ganamos la batalla táctica", dijo el entrenador Rudi García sobre Lyon, que necesitó sólo siete remates -más los espacios que regaló el City y la flojera del arquero Ederson- para hacer tres goles. Al equipo de Guardiola no le alcanzaron el 71 por ciento de posesión ni los 18 remates, incluido uno desviado de Sterling a cuatro metros del arco, en la acción previa al tercer gol de Lyon. Sergio Agüero, que este sábado cumplió nueve años de contratado por Manchester City, no formó parte de la delegación por la lesión en los meniscos izquierdos que sufrió en la última semana de junio.

Sobre el compacto bloque francés, Bayern descargará su tormenta ofensiva, que tiene asombrado al planeta fútbol por su ritmo, su intensidad, su pegada y la impiedad con que somete al rival de turno.

Allá por marzo y abril, la Covid-19 había puesto a la Champions en una nebulosa, de la que ésta salió en agosto hecha una tromba.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.