Marcelo Bielsa atiende dos frentes: sacar a Leeds del mal momento y rebatir las burlas de la prensa

Bielsa, concentrado en un partido de Leeds; este martes enfrenta a Brentford
Bielsa, concentrado en un partido de Leeds; este martes enfrenta a Brentford Fuente: AFP
Claudio Mauri
(0)
11 de febrero de 2020  • 00:30

A diferencia de la temporada anterior, en esta no hubo casos que levantaran una gran polvareda alrededor de Marcelo Bielsa, como ocurrió con el del espía-gate o el del fair-play de devolver un gol. Igual, desde hace un par de semanas se respira un ambiente de inquietud y tensión en Leeds, producto de que al equipo del entrenador rosarino se le escurrió una ventaja de once puntos desde el 10 de diciembre. Cuando quedan 15 fechas por delante en el Championship, Leeds ocupa el segundo lugar y está consiguiendo el ascenso por la estrechísima brecha de la diferencia de gol (+17 contra +14 de Fulham, ambos con 55 puntos, cuatro por detrás del puntero West Bromwich Albion). La situación desenterró los fantasmas del curso pasado, cuando a una muy buena campaña en general le siguió una abrupta caída en la recta final que impidió dar el salto a la Premier League. Como en otras experiencias, un equipo del Loco había sido capaz de entusiasmar, pero el premio iba a manos de otros.

Tras cuatro derrotas en las últimas cinco fechas, este martes Leeds visita a Brentford (5°, a dos puntos). Nadie, ni de parte de Bielsa ni del club, especula con alguna medida drástica en caso de otro resultado negativo. El técnico argentino, sin desconocer que tres derrotas seguidas despiertan dudas en cualquier contexto, hizo una valoración positiva: "El equipo no juega peor que antes. Tampoco corre menos, sino más. Y mantiene la misma confianza que antes".

Los malos resultados y algún tema puntual, como la reciente incorporación del delantero Jean Augustin, provocaron cortocircuitos entre Bielsa y la prensa en las últimas conferencias. Se puede extender en respuestas de 20 minutos o ser lacónico cuando lo consultan sobre cómo hace para mantener la confianza en este momento: "Esas son cuestiones personales mías".

Bielsa le responde a un periodista en la conferencia de este lunes

06:19
Video

Las conferencias de prensa se desarrollan en un marco de respeto, alejadas de la polémica, pero Bielsa, como ocurrió en otros equipos que dirigió, cuestiona algunas prácticas del periodismo. Al agradecimiento de un cronista inglés por el detallado informe que había dado sobre la falta de forma física y futbolística de Augustin, Bielsa le respondió con una espina que tenía clavada: "Todos se burlan del conocimiento. Transmitir conocimientos se equipara con ser soberbio, y no es así. Simplemente trato de transmitir las cosas de las que estoy seguro. El otro día consumí 20 minutos (por el tema Augustin) que generaron una burla muy marcada. Entonces es muy difícil conformar a los que preguntan. Si doy respuestas con contenido, lleva tiempo y genera burlas. Si contesto con monosílabos es considerado como una vanidad. De lo que yo digo, solo se extrae lo que repercute negativamente. Eso sucede cuando un equipo está en una fase negativa y el responsable, en este caso yo, debe comunicar algo".

El peor momento de Leeds en esta temporada muestra a un Bielsa más susceptible. Si bien entre los hinchas sigue contando con un amplio apoyo, también se escuchan voces insatisfechas porque el equipo resigna puntos siempre de la misma manera: domina el juego, crea situaciones de gol, no convierte y luego recibe goles por algún descuido defensivo, últimamente por malas intervenciones del arquero Kiko Casilla.

Muchos consideran que ya saben cómo jugarle a Leeds y cuestionan que no haya un plan alternativo para sorprender. Sobre la idea de juego, Bielsa es intransigente, no admite otra que no sea la de tener el control de la pelota, asumir la iniciativa y posicionarse en campo rival. "Nunca el equipo muestra dudas, siempre toma riesgos. Asume riesgos porque lo ilusiona el producto del acierto. Leeds no sabe especular, no sabe jugar a no jugar. Solo duda cuando debe hacer lo que no sabe hacer".

Es cierto que la llegada de Bielsa en 2018 levantó una vara que estaba muy baja. Leeds era un club de prestigio venido a menos. Descendió a segunda en 2004 y luego cayó en la tercera división. Volvió al Championship en 2010 y desde entonces deambuló entre los puestos 7° y 15°, lejos de cualquier ilusión de subir a la Premier League, algo que reflotó el rosarino en la temporada pasada, cuando cayó en las semifinales de los play-off tras haber estado varias jornadas en posición de ascenso.

Bielsa no elude la responsabilidad. Cualquier otra cosa que no sea el ascenso lo tomará como un objetivo incumplido.

Hoy, Brentford alineará al zaguero Pontus Jansson, que el año pasado estuvo en Leeds y fue señalado por Bielsa como el mejor del equipo. Como tantos que fueron dirigidos por el Loco, el sueco lo elogió por haber aprendido cosas que van más allá de lo puntual y le sirven para su carrera. "Bielsa tiene algún aspecto negativo, como toda persona, pero lo que crecí con él lo llevaré por el resto de mi vida".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.