Marcelo Bielsa y la foto que concursa por un premio: la pesadumbre luego de una dura derrota y de molestarse con la prensa

Febrero de 2019: Leeds había perdido y en la conferencia de prensa Bielsa se molestó con dos preguntas; luego un fotógrafo captó esta imagen, que puede ganar un premio.
Febrero de 2019: Leeds había perdido y en la conferencia de prensa Bielsa se molestó con dos preguntas; luego un fotógrafo captó esta imagen, que puede ganar un premio.
Claudio Mauri
(0)
6 de junio de 2020  • 19:06

Fue un martes desolador para Marcelo Bielsa aquel 26 de febrero de 2019. Leeds había perdido 1-0 ante Queens Park Rangers, un rival que acumulaba cinco derrotas consecutivas y merodeaba por la zona baja de las posiciones. Corría la 34ª fecha de la liga Championship y el equipo del "Loco", por diferencia de goles, quedaba en el tercer puesto, fuera de las dos plazas de ascenso directo de una temporada en la que resignaría la ilusión de subir a la Premier League en las semifinales de los playoffs por el tercer cupo. El resultado adverso en el estadio Loftus Road, de Londres, contrastaba con otras mediciones del partido, todas favorables a Leeds: tuvo más posesión (64 por ciento), más remates al arco (11), más córneres (13), más pases (487). No le sirvieron de nada esas supremacías.

El malestar de Bielsa se incrementó tras el partido, a pie en el campo, donde sostuvo un contrapunto con un par de periodistas, al que le enrostró no saber lo que preguntaba y que su consulta no tenía fundamentos. Era hora de regresar a Leeds y antes de emprender el viaje Bielsa se reservó un momento y un lugar para procesar interiormente su bronca. Se hincó apoyado en una pared a la salida del vestuario y agachó la cabeza en un ejercicio de honda introspección. Por ese sector pasaba Bruce Rollinson, fotógrafo de The Yorkshire Post y de YEP, ya con los equipos guardados y rumbo a su automóvil. La jornada laboral había terminado, pero la imagen de Bielsa lo hizo frenar y, atento a su instinto profesional, el fotógrafo desenfundó la máquina para retratar la escena.

Esa toma de un Bielsa compungido podría ganar el premio a la Fotografía del Año en el concurso que organiza la Sociedad de Editores de Yorkshire. Fue seleccionada y compite en una terna cuyo ganador se conocerá el viernes 19 de junio. Rollinson tiene una vasta experiencia en la cobertura de los partidos de Leeds; lo hace desde la década de los ochentas. "Es una imagen bastante icónica de Bielsa, lo muestra como persona", comentó Rollinson, gratificado por la repercusión que tuvo su instantánea: "Se viralizó en las redes sociales, hubo una reacción fenomenal. Los hinchas de Leeds la compartieron de manera masiva".

Tras la derrota, el choque con la prensa

Aquel día, la derrota contra QPR dio tanto que hablar como la discrepancia que Bielsa, traductor mediante, sostuvo con dos periodistas. La conferencia de prensa no fue en una sala, sino a un costado del campo; algunos hinchas locales estaban aún retirándose y uno, para revolver más en la herida de Bielsa, le gritó en spanglish "¡1 a 0!". El ida y vuelta de preguntas y respuestas, que duró ocho minutos, tomó temperatura a partir del minuto seis, único momento en el que Bielsa levantó la mirada del piso para apuntarle a su interlocutor:

  • Periodista: -¿Es frustrante perder contra un QPR que atravesaba una serie negativa?
  • Bielsa (gesto de contrariedad): -Es una pregunta con respuesta incluida. Usted sabe que este resultado no puede ser otra cosa que frustrante.
  • -¿Está preocupado por la pérdida de energía del equipo en los momentos más importantes?
  • B [otro gesto de malestar]-: Es una pregunta sin ningún fundamento. Lo que le sobra a este equipo es energía, es lo que muestra en cada partido. Claramente usted no sabe lo que pregunta porque, aunque hay muchos datos que indican que Leeds puede tener muchos problemas, como otros equipos, si hay uno que no tiene es el de la falta de energía. Esto no es una opinión mía, hay infinidad de datos que lo demuestran.

La actualidad de Leeds pasa por la expectativa de la reanudación de la Championship, en la que es líder a falta de nueve fechas, con una diferencia de siete puntos sobre el tercero, el primer equipo que está afuera de los dos ascensos directos. Si son aprobados los protocolos de sanidad, el torneo volverá el sábado 20, con la visita de Leeds a Cardiff (noveno). En la semana se informó que un integrante de Leeds había dado positivo de coronavirus, pero no se divulgó si es alguien del plantel o del staff. En la próxima semana continuarán los entrenamientos grupales. Durante el receso por la pandemia, los rumores del mercado de pases indicaron que Leeds está interesado, en caso de ascender, en el argentino Juan Foyth, defensor de Tottenham, y en su compatriota Adolfo Gaich, delantero de San Lorenzo.

Tras más de tres meses sin fútbol oficial, la incógnita para Leeds es si logrará darle continuidad a la dinámica positiva de cinco triunfos consecutivos que consiguió hasta que la Covid-19 paralizó todo. Y si Bielsa, esta vez eufórico por un ascenso, se reflejará en otra foto para concurso.

Hinchas de Leeds que se retratan con Bielsa en épocas de distanciamiento social

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.