Habló el intruso de Mallorca-Barcelona: cómo logró meterse en la cancha para intentar sacarse una foto con Messi

Fin de la aventura: el joven es detenido por la policía y sacado de la cancha
Fin de la aventura: el joven es detenido por la policía y sacado de la cancha Fuente: AFP - Crédito: JAIME REINA
(0)
14 de junio de 2020  • 12:42

El partido entre Barcelona y Mallorca no sólo acaparó la atención porque marcaba el punto más atractivo del regreso de la liga de España después del parate que impuso el coronavirus, ni por la goleada del equipo culé (4-0) y por el tanto de Lionel Messi. Lo más llamativo resulto que en medio de medidas de seguridad y protocolos sanitarios estudiados al milímetro, un chico de 17 años ingresó al campo de juego con el objetivo de sacarse una foto con el rosarino . Y claro, en medio de semejante revuelo, todos comenzaron a preguntarse cómo este joven enfundando en la camiseta de la selección argentina burló los controles del estadio Son Moix. La respuesta llegó desde la boca del propio protagonista y de la policía del lugar: saltó una valla de dos metros y se metió en el estadio sin que nadie lo intentara frenar .

No parecieron importarle las consecuencias a este muchacho, que fue capturado por la policía y se quedó sin fotos porque lo obligaron a borrarlas de su teléfono. Incluso, tampoco parece inquieto porque la Liga de España contempla iniciar acciones penales contra él. Después del partido, ya afuera del estadio, habló con Radio Cope, con la voz agitada: " Mi sueño es tener una foto con Messi. Saqué una foto que no se veía muy bien, pero la policía me la hizo eliminar. He subido a una valla de dos metros y salté. Llegué en el minuto 40, quería la foto con Messi, pero al final no me he llevado nada ".

¿Cómo ocurrió el episodio, replicado en todo el mundo por la paradoja que resultó que alguien se metiera así en un partido sin espectadores? "Fui a una de las tribunas, bajé las escaleras y me metí al campo de juego. Estaba gritando: ¡'Messi, la foto, Messi, la foto!'. Lo tenía planeado antes del coronavirus. Me ha fallado el plan un poco por los nervios", relató. No quiso develar su identidad, aunque reconoció que sí se los ofreció a la policía: "Soy francés, tengo 17 años, pero siempre he vivido por aquí", siguió. No había tomado dimensión de que lo que realizó es un delito. Incluso, la organización de la competencia española difundió un comunicado este domingo en el que explicó qué medidas tomará por este caso: "Se van a tomar las acciones penales correspondientes, por considerar que los hechos son constitutivos de delito".

La palabra del intruso

Dos dirigentes y medidas estrictas

Apenas se había permitido el ingreso de 170 personas en el estadio, que podría haber recibido a unos 20.000 espectadores en condiciones normales. Según consigna "El Diario de Mallorca", ese puñado de personas que ingresó estaba compuesto por personal médico, guardias de seguridad privada, alcanzapelotas, dos directivos por cada club en el palco, algunos representantes de los medios de comunicación, empleados de LaLiga y del club, y los miembros de los dos equipos. Todos ellos habían superado un estricto protocolo en el que no hubo espacio para la improvisación. El control era absoluto y no se podía dar un paso sin justificarlo. Tomas de temperatura, mascarillas y guantes y gel hidroalcohólico para todos.

El jefe de seguridad del estadio, José Costana, en una charla con la agencia EFE, explicó cómo estiman que este joven eludió la seguridad del lugar: "Se apoyó en una piedra de gran tamaño para saltar al campo en una de las zonas más oscuras del recinto, situada en la zona de boleterías, subió con cuidado y entró a la carrera. Teníamos 25 vigilantes (de una empresa de seguridad) en el estadio, pero nunca podremos tener la certeza total de que cosas como estas no ocurran. El chaval es menor de edad, no estaba ni viendo el partido ni escondido dentro del recinto".

Desde lejos, Messi observa como el joven que llevaba la camiseta 10 de la selección argentina es detenido por los guardias
Desde lejos, Messi observa como el joven que llevaba la camiseta 10 de la selección argentina es detenido por los guardias Fuente: AP - Crédito: Francisco Ubilla

El muchacho se convirtió así en lo que no debía ser, un protagonista de un partido de fútbol: "Yo fui por Messi, pero vi que estaba Jordi Alba primero y le pedí la foto. Después, fui corriendo por Messi. Claro, por el virus se ve que no quería sacarse la foto". Así saltó a la televisión y los portales de noticias. Ahora deberá pagar por su transgresión. Y, además, Mallorca deberá explicar cómo un chico burló tan fácil su seguridad.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.