La Premier League llega a Twitch: la primera liga de fútbol que le guiña un ojo a la denominada TV social

Marcelo Gantman
Marcelo Gantman PARA LA NACION
Crédito: mancity.com
(0)
23 de junio de 2020  • 08:00

Uno de los partidos más relevantes en el regreso de la Premier League será el que jueguen el 29 de junio Crystal Palace-Burnley, dos equipos que están a 40 puntos de Liverpool, líder del campeonato. Ese cruce será el primero de cuatro encuentros que Amazon Prime Video liberó dentro de Reino Unido para ser transmitidos por Twitch, la plataforma orientada hacia los contenidos de videojuegos. La expectativa es alta porque se trata de una nueva prueba de un deporte tradicional distribuido desde un soporte que maneja formatos y lenguajes muy diferentes a las transmisiones deportivas. Un terreno que ya han explorado entre otros NFL, NBA y la Fórmula 1.

Premier League volvió a programar su campeonato sin público en los estadios luego de tres meses de suspensión por la pandemia Covid-19. Del cronograma de 92 partidos pendientes, la liga decidió que más de la mitad fueran emitidos gratis para los hinchas, en función de las difíciles condiciones de regreso del fútbol. Amazon Prime Video tiene los derechos de 20 partidos en total por temporada de la Premier League: los cuatro que ofrecerá en Twitch forman parte de esa liberación de partidos sin costo para los usuarios. Twitch fue creada en 2011 como una plataforma dedicada a las transmisiones caseras de videojuegos y pronto se convirtió en la referencia global de las competencias globales de eSports. Desde 2014 es propiedad de Amazon.

Seis años después el concepto de "plataforma de los eSports" le queda extremadamente chico. Según lo define la propia compañía, "Twitch es el lugar donde las comunidades vienen a participar del entretenimiento en vivo" y aunque esos intereses tienen el corazón en los videojuegos, el servicio de streaming simboliza lo que actualmente se denomina "TV Social". En 2020, Twitch tuvo un total de 473 mil millones de minutos vistos por los usuarios ( https://twitchtracker.com/statistics), un 51.4 por ciento más que en los primeros cinco meses de 2019. Las diversas cuarentenas del planeta traccionaron audiencia para la plataforma.

Más del 70 por ciento de los espectadores globales de Twitch tienen entre 13 y 34 años. Pero sucede que muchos de esos espectadores son a la vez generadores de contenidos con sus propios canales cuando comentan sus experiencias con el gaming y también para compartir sus inquietudes sobre sus variados temas de interés. Los canales llamados "Just Chatting", donde los usuarios abren una sesión simplemente para conversar con los usuarios, son los contenidos más populares de Twitch. En la Argentina, el ex basquetbolista Fabricio Oberto anima diariamente uno de estos formatos ( https://www.twitch.tv/obricio77).

La expectativa abierta con los partidos de Premier League que irán por Twitch se centra en cómo serán las transmisiones. Concretamente en si validará los códigos reinantes de la plataforma: el contenido solo se completa cuando quienes hacen sus streamings, reflejan los comentarios de los usuarios en la pantalla de chat. Cuando Twitch mide las interacciones de los canales, una de las métricas centrales para los auspiciantes es la medición de todas las conversaciones de los usuarios. Eso refleja la "vida" que tuvo el evento más allá de la cantidad de visualizaciones.

A los usuarios de Twitch les interesa ver el deporte, pero más les importa conocer las reacciones de los "casters" (conductores) a sus intervenciones durante los vivos. Ese lugar lo ocupan los anfitriones e influencers más populares de Twitch en cada región. Los cuatro partidos de Premier League podrían ser los primeros en la historia en inaugurar el formato de TV social para el fútbol.

Twitch ya experimentó con otras organizaciones deportivas tradicionales este modo de transmitir el deporte, muy alejado de los soportes tradicionales donde las audiencias siguen quedando lejos. Lo hace de forma consistente con la liga de desarrollo de NBA (NBA G-League), y con partidos sueltos de NFL, la liga de básquet de Australia y con una prueba piloto focalizada en Alemania con el Gran Premio de México de Fórmula 1 en 2019.

La pandemia operó como un formidable acelerador de partículas para las transmisiones deportivas. Ningún recurso tecnológico de los que se utiliza en los partidos que ahora se ven sin público fueron inventados durante la cuarentena, sino que se hicieron necesarios para romper la distancia entre los espectáculos con estadios vacíos y los espectadores encerrados en sus casas. Muchos procesos se adelantaron. Ahora la Premier League se mete en el recinto sagrado de los fanáticos de los videojuegos, un territorio donde Ibai Llanos tiene la estatura de un Bob Costas. Veremos si se queda ahí para siempre.

NBA se acercó a Twitch en 2017

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.