Qué puso Delfino en el informe de la expulsión de Tevez y cuántas fechas de suspensión podría tener

El árbitro fue recibido con silbidos por los hinchas de Boca, que reprobaron la decisión del juez de expulsar a Tevez; la TV corroboró que hubo un fuerte insulto del Nº 10
Patricio Insua
(0)
12 de septiembre de 2016  

Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli

Los seis hombres esperaban en fila, en el corazón del círculo central, la salida de los equipos. Las camisetas y medias de un naranja estridente hacían todavía más visible al equipo arbitral encabezado por Germán Delfino.

El juez principal no llamaría la atención solo por el color de su atuendo. Ya había sido recibido con silbidos e insultos cuando, antes del inicio del partido, salió a verificar el estado del campo de juego. Esa primera reprobación, por el recuerdo de su desempeño en el superclásico de ida en los octavos del final de la Copa Libertadores del año pasado, se multiplicó en un atronador descontento cuando antes de la finalización del primer tiempo le mostró la tarjeta roja a Carlos Tevez.

Tres minutos después de avanzar desde la línea divisoria por el eje de la cancha para definir desde la puerta de entrada a la medialuna y poner a Boca 1-0, el capitán xeneize cometió una falta sobre Cristian Lema que el árbitro consideró merecedora de amonestación. Pero antes de guardar la tarjeta amarilla, Delfino ya le había mostrado la roja al capitán del equipo de la Ribera. El gesto del hombre del silbato tocándose los labios resultó inequívoco. Tanto como las imágenes que poco después reproduciría la televisión. Sin necesidad de experiencia en la lectura de labios, el insulto del número 10 se apreció con claridad.

Según pudo saber LA NACIÓN, en el informe que el árbitro elaboró tras el partido en su vestuario, contiguo al local, y al que se los vio ingresar a Juan Carlos Crespi y, muy brevemente, a Daniel Angelici, se transcribieron textuales las palabras de Tevez. La pena mínima establecida frente a insultos es de tres fechas (parte de dos cuando se trata de términos descomedidos), por lo que habrá que esperar una pena del Tribunal de Disciplina que parta desde ese piso.

En el inicio del partido Delfino había sido riguroso en las intervenciones de los jugadores del Belgrano contra los del conjunto local. Pero cuando Tevez debió dejar el partido prematuramente por una inconducta que el árbitro penó correctamente, la reprobación fue estruendosa y continua.

En el informe que el árbitro elaboró tras el partido en su vestuario se transcribieron textuales las palabras de Tevez. La pena mínima establecida frente a insultos es de tres fechas.

Después de haber dejado la cancha envuelto en una sordina de chiflidos en el final de la primera mitad, en el complemento el público de Boca se olvidó del árbitro para festejar la victoria de su equipo. Incluso aplaudió, como no podía ser de otra manera, la decisión del juez de expulsar a Federico Álvarez, lateral izquierdo del conjunto cordobés, a los 28 minutos.

A contramano de la actitud del público, Guillermo Barros Schelotto destacó la tarea del árbitro. “Creo que Delfino dirigió bien”, sentenció en conferencia de prensa. “No puedo opinar de esa jugada (en referencia a la expulsión del Tevez), porque estoy muy lejos, pero intuyo que algo pasó y confió en la buena fe del árbitro”, manifestó el entrenador

Era la vuelta de Boca a su estadio después de la dolorosa derrota, con consecuencias, frente a Independiente del Valle, en las semifinales de la Copa Libertadores. Para dejar atrás el dolor de aquella noche, la Bombonera lució tan completa como efervescente. “Dale Boca que no ha pasado nada” fue el recibimiento de la voz única que bajaba desde las tribunas, para augurar que “de la mano de Carlos Tevez, todos las vuelta vamos a dar”.

Por lo pronto, la guía del ídolo no estará el próximo fin de semana, cuando el equipo de los Barros Schelotto viaje a Mendoza para enfrentar a Godoy Cruz.

pi/jt

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.