San Jorge de Tucumán pide la suspensión de los torneos de ascenso y apunta contra Pablo Toviggino

Fuente: LA NACION
Fernando Vergara
(0)
29 de junio de 2019  • 21:04

Las esquirlas no terminan de desparramarse. San Jorge de Tucumán fue sancionado con la pérdida de la categoría del torneo Federal A tras la decisión del equipo de no seguir disputando la segunda final contra Alvarado en Mar del Plata. El polémico fallo, que ahora lo habilita para jugar en el Torneo Federal Regional Amateur, ex Federal B, promete más capítulos. Marcelo Sáez, el mandamás del club que fundó en 2008, apuntó directamente contra Pablo Toviggino, presidente del Consejo Federal de la AFA. "No queremos jugar bajo esta conducción porque todo será más de lo mismo. Toviggino es el dueño de la AFA, maneja todo. Es el dueño de la pelota en este país. No tengo nada contra Claudio Tapia, le deseo lo mejor, pero hoy todo es manipulado por este muchacho", señaló Sáez, que además es vocal primero.

Mientras el futuro se vislumbra confuso, San Jorge no quiere dar el brazo a torcer. En medio de la desidia y la tristeza, al humilde club le surgen reacciones contrapuestas. Por un lado, aseguran que no quieren volver a jugar en los torneos menores. Sueñan, quieren más, como antes de la final contra Alvarado, una instancia que los tuvo muy cerca de ascender a la B Nacional. Por el otro, explican que tampoco desean quedar bajo el ala conductora de Toviggino. Una situación que probablemente tendrá un panorama más nítido en los próximos días. "Mañana viajaremos a Buenos Aires para apelar con un grupo de abogados. Vamos a tratar de revertir este fallo patético. Queremos que se caigan las medidas, y aparte vamos a ir hasta las últimas consecuencias para lograr una cautelar que suspenda los campeonatos de ascenso. No solamente está manchado el Federal A, también lo están el Regional amateur y la B Metropolitana. Tenemos el apoyo de varios clubes y lo único que buscamos es la verdad. Creo que lo que pasó marcará un antes y un después en la Argentina", remarcó Sáez a LA NACION.

Pablo Toviggino, con el Chiqui Tapia en una foto de archivo
Pablo Toviggino, con el Chiqui Tapia en una foto de archivo Crédito: @PToviggino

Las caras reflejan dolor en la pequeña localidad de San Andrés, a 6 kilómetros del centro de San Miguel de Tucumán. Desde su fundación el 17 de julio de 2008, el Expreso Verde generalmente se nutrió de futbolistas de su provincia y ya cuenta con su estadio, Ángel Pascual Sáez, con capacidad para 4000 espectadores. El predio está ubicado en la ruta 9, a ocho kilómetros de la capital. Actualmente, San Jorge cuenta con 500 socios, y mucho de lo logrado fue a pulmón. "Somos un club chico y digno", dice Sáez. "Ya me llamaron más de 20 dirigentes de distintos clubes para solidarizarse. Lógicamente lo hablamos en forma privada porque todos tienen miedo a las represalias. No tengo la menor duda de que vamos a dar vuelta este fallo, no pienso en otra cosa", agrega.

En la resolución, además del descenso de San Jorge al Federal B, se sancionó a los jugadores que habían quedado en el campo de juego en el estadio José María Minella. A los de la histórica sentada, en definitiva: Roberto Carrizo, César More, Alejandro Pérez, Rolando Serrano, Albano Pavón, Ricardo Tapia, Martín Peralta, Emanuel Cuevas y Carlos Núñez recibieron ocho partidos de suspensión. Además, el cuerpo técnico conformado por Víctor Godoy, Víctor Avellaneda, Alejandro Batalla y Luis Álvarez Vega fue castigado con 12 fechas. ¿Qué pasará con ellos? El DT Godoy, por caso, tiene en vilo su arribo a Desamparados de San Juan por esta situación. "Vamos a usar el mecanismo jurídico para que las suspensiones queden sin efecto y puedan ejercer su trabajo en otro club. Les aseguro que el 90 por ciento de los futbolistas ya consiguió una nueva institución", explica Sáez.

La sentada de San Jorge que desató el escándalo

02:00
Video

El escándalo entre Alvarado y San Jorge tuvo varios cimbronazos. La situación llevó a la renuncia a Antonio Raed, de 62 años y presidente del Tribunal de Disciplina del Consejo Federal de la AFA. "Es público y notorio que el arbitraje fue amañado. Generó estado de nerviosismo y sacó de eje a uno de los equipos. Renuncio por un cúmulo de situaciones, pero sobre todo por los arbitrajes en estas categorías del fútbol argentino", había dicho Raed, hermano de Guillermo, vicepresidente tercero de la AFA. Sáez valoró la actitud del directivo. "Hizo lo que tenía que hacer, como una persona de bien. Habla muy bien de él y de su moralidad. Se lo agradezco. Su renuncia fue tomada de la mejor manera por el mundo futbolero".

Los castigos que recibió San Jorge fueron firmados por dos de los miembros del Tribunal: Pablo Iparraguirre y José Jozami. "El fallo es un mamarracho. Lo hicieron con dos miembros y uno de ellos era un subrogante que no estaba habilitado. De esta gente se puede esperar lo peor", enfatizó Sáez. "Es una sanción para que no se repita lo que pasó y que antes lo piensen mejor o sean aconsejados. Esto es ejemplificador, pero ellos podrán apelar y plantear una reconsideración", manifestó Jozami en el programa Interior Futbolero.

El presidente de San Jorge sospecha de cada una de las decisiones del Tribunal de Disciplina del Consejo Federal. "El lunes pasado nos mandaron los cargos con la planilla del árbitro. Aunque no nos dieron tiempo para hacer nada: el miércoles les respondimos, pero ya tenían todo decidido y nos hicieron descender. Es una vergüenza. Hicieron todo mal", dice Sáez.

Maxi Guardia: "No nos pueden robar de esta forma"

01:15
Video

En Mar del Plata, el compromiso se suspendió tras la sentada del elenco tucumano, disconformes con los fallos del árbitro Adrián Franklin, que expulsó a dos de sus jugadores en el primer tiempo (y amonestó a otros cinco). Hubo charlas en el vestuario y se decidió no jugar el complemento e irse de la cancha. Impotencia, lágrimas, dolor. Sáez revivió los momentos entre cuatro paredes en el entretiempo contra Alvarado. "Los vi muy dolidos. Así era imposible jugar al fútbol. Estaban muy nerviosos ya desde la previa, porque sabían que ese árbitro es parte del elenco estable del Consejo Federal. Y hacen lo que se les da la gana. Yo acompañé al plantel desde el momento en el que decidieron dejar de jugar".

San Jorge está golpeado y en Tucumán aumentan las sospechas. "Es un momento que nadie desea vivir", aseguran. Piden jugar al fútbol en un marco de normalidad. Sáez no duda en su sentencia final: "La pelota está manchada".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.