Más allá de Bielsa: 12 ideas del hombre clave en la otra oficina del Leeds

El director de fútbol de Leeds, Victor Orta, celebra con los fans en las afueras del estadio Elland Road
El director de fútbol de Leeds, Victor Orta, celebra con los fans en las afueras del estadio Elland Road Crédito: DPA
Marcelo Gantman
(0)
21 de julio de 2020  • 00:22

El ascenso a la Premier League de Leeds United, con título incluído, también se explica desde el modo de gestionar el fútbol de un club. El hombre clave en ese armado es el español Víctor Orta, director deportivo que llegó a Leeds hace tres años. Orta es mucho más que el hombre que puso en el vestuario a Marcelo Bielsa hace dos temporadas: es un claro emergente de las nuevas estructuras de gestión de los clubes de fútbol, donde el director deportivo es una pieza clave en la toma de decisiones y la orientación que tendrá un club en todas sus áreas.

Orta supo de pequeño que no sería futbolista y lo hizo con la ayuda de la aritmética. Solamente tuvo que sacar cuentas. "Era muy malo. Cuando tenía 12 años ya me daba cuenta que en mi colegio había 20 chicos mejores que yo. Me dije: si hay 100 colegios en Madrid, ya habrá seguramente 2000 chicos mejores que yo. No hay manera de llegar a ser profesional. Empecé a amar el fútbol como aficionado, pero hice del fanático un estudioso: quería saberlo todo, de todos los equipos", dijo Orta en una masterclass online organizada por el Centro de Innovación Tecnológica de la Liga Mexicana de fútbol. Fue el pasado 20 de mayo. Por ese entonces todo el fútbol europeo estaba detenido por la pandemia. Leeds United iba primero en el Championship con 7 puntos de ventaja.

De todos modos, Orta tuvo desde la gestión el recorrido zigzagueante que suelen tener los futbolistas: director deportivo en Valladolid (2005-2006); jefe de scouting en Sevilla (2006-20013), jefe de scouting de Zenit (2013-2014); director deportivo en Elche (2014-2015); jefe de scouting en Middlesbrough (2015-2017) y director deportivo de Leeds desde 2017. Son funciones con vida propia que en la Argentina suelen estar reservadas únicamente para ex jugadores del club a los que se quiere como escudos o simplemente para tenerlos cerca.

El desahogo de Víctor Orta en el partido contra Derby County

Orta en ese contacto virtual con entrenadores y profesionales del fútbol mexicano dejó ideas potentes sobre cómo entiende la tarea de gestionar en un club. Aquí, una síntesis de sus 12 conceptos centrales.

  • "En el fútbol hay muchas maneras de ganar. Hay modelos de clubes presidencialistas, otros donde el entrenador es el que manda y otros donde los directores deportivos están en el centro de la toma de decisiones. Este último es el que me representa. No porque sea el mejor, sino porque es el que yo sé hacer.."
  • "Cuando me presenté al dueño de Leeds United le propuse el modelo en el que yo creo, que al fin de cuentas por eso me llamaron. En ese modelo de dirección deportiva, que yo creo es el más actual y el más moderno, es la dirección deportiva del club la que toma las decisiones. Especialmente en la parte de scouting de jugadores, que es la parte esencial de nuestro trabajo: la búsqueda de talento".
  • "La dirección deportiva la integra todo un equipo. Mi idea es rodearme de los mejores en cada área. No hay que tener miedo de rodearse con los mejores, porque además de mejores, tienen que ser leales"
  • "Leeds United es el único club de una ciudad que tiene más de 1.2 millones de habitantes y que agrupa a casi 3 millones de fanáticos en toda Inglaterra. Es casi una religión. Eso hay que conocerlo bien antes de llegar a un club".

Victor Orta, otra celebridad en Leeds

  • "Como director deportivo tengo responsabilidades y busco balances sobre tres resultados: el deportivo, el económico y el de la comunidad. Estoy en un club que tiene un dueño italiano, pero yo sé que, si fuéramos primeros con un equipo con seis italianos, tres españoles y un inglés, la gente no estaría contenta."
  • "De todos los partidos que hemos jugado, apenas dos lo hicimos sin jugadores de la academia del Leeds. Eso es tomar en cuenta a la comunidad: tengo que saber que, si no tengo jugadores de las fuerzas básicas en el equipo, yo no estoy respetando al Leeds. Eso me costó tiempo y me costó un año de cometer muchos errores"
  • "Si confío en un entrenador, no tengo que ir todos los días a su entrenamiento. No aparezco en la ciudad deportiva todo el tiempo, porque eso genera confusiones y la idea de un doble liderazgo. Ahora bien: tampoco pregunto el viernes como va a formar el equipo."
  • "Tengo la suerte de trabajar con independencia en Leeds. Esa independencia se conquista, pero debería ser usual en un club. No la tuve en todos lados, no la tuve por ejemplo en Zenit. Hay que convencer a los dueños de los clubes de que esa independencia para tomar decisiones, en lo deportivo, esta para darle rédito a todo un club".
  • "El análisis en el fútbol está tan exigente, que quien no tiene un departamento de análisis está claramente en desventaja. Aquí en Inglaterra, en un cálculo ligero, se dice que en Premier League cada gol tiene un valor de 3 millones de libras. Es una forma de hablar, claro está, pero se mide desde el análisis cuánto puede impactar en lo deportivo y en lo económico".
  • "El departamento de análisis debe adaptarse a lo que el entrenador quiere a la hora de analizar rivales. Pero un club debe tener su método propio de análisis cuando se busca jugadores. Porque hay dos maneras de equivocarse: con el "sobreanálisis" y con el "no análisis". Encontrar el equilibrio es la clave"
  • "El jugador inglés es muy entrenable. Lo explico con esta figura: si cuando llega a un puente, el entrenador le dice que se tire al río con agua fría, el fubolista inglés se tira y luego pregunta para qué debía tirarse. El latino cuando llega al puente, primero pregunta y luego se tira. En los dos casos tiene que aparecer el entrenador para contestar esa pregunta..."
  • "Con Bielsa intuí que tenía un modelo de jugador inglés que era muy entrenable, muy obediente. Convencer en el trabajo no era tan necesario. Eso fue lo que evalué. Pensé que el impacto en un gran grupo no iba a ser necesario. Cuando apreciaran la calidad del trabajo, la habilidad de hablar o no el inglés, vendría después en la consideración. Creo que no me equivoque y entendí que no iba a ser un problema...".

Víctor Orta, y el desahogo con un festejo de Leeds
Víctor Orta, y el desahogo con un festejo de Leeds Crédito: twitter

El caso de Víctor Orta invita a seguir la dinámica del fútbol desde otra perspectiva en la era de los datos y modelos de gestión que no concentran toda la información y el poder en un solo nombre. Ni en el vestuario, ni en presidencia. Los libros del fútbol se reescriben a cada momento.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.