Como De Vicenzo, pero a los siete años: reconoció un error en la tarjeta, y también devolvió la copa

Crédito: tengolf.com
El joven golfista escribió una carta en donde admite su equivocación; "Os mando los trofeos para que los déis a mis compañeros que se lo merecían"
(0)
16 de marzo de 2016  • 18:16

Si hubo algo que caracterizó al golfista Roberto De Vicenzo fue su caballerosidad deportiva, más allá de sus 230 torneos obtenidos en todo el mundo. Todos recuerdan su momento fatídico en el Masters de Augusta de 1968: por un error de su compañero de grupo, el norteamericano Tommy Aaron, el Maestro tuvo que resignarse a ocupar el segundo puesto en el primer Major del año.

Aaron, encargado de controlar el score del hombre de Ranelagh, anotó 66 golpes en lugar de los 65 de la última vuelta, como hubiera correspondido. Así, De Vicenzo firmó distraído la tarjeta con el score equivocado y perdió la posibilidad de acceder al desempate con Bob Goalby. Ante la confusa situación, el Maestro no dudó: "Hay que cumplir el reglamento", dijo, y aceptó con entereza el segundo lugar. Por ese gesto sigue siendo reconocido mundialmente.

Pues bien: en España se repitió esta saludable situación, con la particularidad de que el protagonista fue un niño de 7 años llamado Yago Horno Mateo. Tal como rescata el sitio http://www.ten-golf.com/, Yago dio una lección de deportividad al devolver sus trofeos, después de que comprobase que se había equivocado en el score de su tarjeta en un torneo de menores.

Crédito: ten-golf.com

El episodio sucedió durante un certamen organizado por la Federación Andaluza de Golf y que otorga puntos para el ranking nacional, disputado en el recorrido onubense de Isla Canela. Yago firmó una tarjeta de 50 golpes, finalizó segundo y ganó su hándicap. La felicidad fue completa: además haber triunfado, lograba el pasaje para el Campeonato de España.

Sin embargo, cuando repasó la tarjeta junto a su padre, Kostka Horno, gerente del club, comprobó que había cometido un error. No había hecho 50 golpes, sino uno más: 51. Su padre le explicó que un error de este tipo cuesta la descalificación, según las reglas del golf. Yago, en un acto que lo distinguió, escribió una carta explicando lo que había sucedido y devolvió los trofeos. Su presencia en el Campeonato de España está en suspenso, pero con apenas 7 años dio una cátedra de caballerosidad.

Del Maestro a Yago, un hilo conductor con la misma honestidad deportiva.

gs

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.