Hinchas de River solidarios: acompañan y asisten a los socios del club mayores de 65 años

Además de ayudarlos con las compras comparten charlas telefónicas y audios de relatos de goles históricos de River
Además de ayudarlos con las compras comparten charlas telefónicas y audios de relatos de goles históricos de River Crédito: Gentileza Julián Barbosa
José María Costa
(0)
2 de julio de 2020  • 17:04

Eda cumplió ayer 83 años, es socia de River de toda la vida y por la pandemia del coronavirus Covid-19 hace más de 100 días que no sale de su casa en Munro. Pero en las últimas semanas, aunque lejos del estado Monumental, volvió a tener contacto con el club de sus amores a raíz de una iniciativa de hinchas que decidieron asistir en las tareas cotidianas y acompañar a los socios del club de Núñez mayores de 65 años.

"Me parece maravilloso lo que hacen y me emociona que haya gente así. Uno piensa, muchas veces, que está todo mal, pero esto es una maravilla. Aparte, este chico que me ayuda a mí, que se llama Julián, es amoroso y cariñoso. Me sentí muy bien. Una a veces desconfía de todos, pero hay gente buena, más si son de River", dice orgullosa a LA NACION. En una charla telefónica, la mujer agrega: "Ayer fue mi cumpleaños. Cumplí 83, pero no me doy cuenta porque yo hago todo en casa. Solo que no salgo por este tema de la pandemia. Mis hijos y mi marido, que falleció hace dos años, también son fanáticos de River. Veía todos los partidos. River es todo".

Los promotores de la iniciativa son integrante de Comunidad River, que es un espacio que reúne a diferentes agrupaciones del Club. Así fue como, impulsado por Matías Barreiro se creó este proyecto solidario para ayudar a los socios mayores de 65 años del Club con las compras, trámites o acompañamiento telefónico.

Eda, que ayer cumplió años, cuando recibe las compras que le hizo Julián
Eda, que ayer cumplió años, cuando recibe las compras que le hizo Julián Crédito: Gentileza Julián Barbosa

"Esto comenzó alrededor del 25 de abril. Lo que hicimos fue convocar a los hinchas del club y contarles la idea, vimos que tuvo muy buena recepción y rápidamente comenzamos la difusión", dice Barreiro, y detalla que el paso siguiente fue que los chicos solicitaron los permisos de circulación a los organismos oficiales.

En las primeras semanas fueron 30 los colaboradores, de entre 20 a 32 años. Hoy ya son 110 los que se anotaron para asistir a los socios mayores, que en un principio eran 80 y hoy ya llegan a 120.

"La zona donde estamos asistiendo ahora es la ciudad y la zona norte del conurbano. En los últimos días, también nos llamaron de otras zonas y estamos organizando para poder asistirlos. Lo mismo que con los llamados de adultos mayores de otros clubes", cuenta Barreiro a LA NACION.

Carlos, de 81 años es socio vitalicio de River hace más de dos décadas y es otro de los adultos mayores que recibió ayuda de los hinchas más jóvenes del club. En diálogo con LA NACION, cuenta que se siente muy bien, pero que se hace pesado estar adentro después de 105 días de encierro.

El hombre, que vive en Vicente López, cuenta: "Me enteré por WhatsApp de la iniciativa. Me enviaron un mensaje y así supe. Ya me compraron algunas cosas y charlamos. Estoy muy contento con esto. Cuando pase todo, les voy a pagar con un fuerte abrazo a cada uno".

"También me hicieron escuchar un gol del Burrito Ortega a Boca. Justo yo estaba ese día en la Bombonera y recuerdo todo como si fuera ayer", dice emocionado el hombre, que admite que no esperaba tener tantas alegrías juntas en los últimos años a raíz de la seguidilla de títulos locales e internacionales que consiguió River.

Julián tiene 26 años, vive en Munro, trabaja en una fábrica textil y es uno de los primeros que se sumó a la movida como voluntario. "Estábamos viendo que había mucha gente que no podía salir a hacer las compras o que no tenían un familiar que los ayudara. También notamos que se sentían muy solos, por eso arrancamos con esta movida a través de un número de teléfono. Primero eran solo conocidos y después se corrió la voz y empezaron a llegar más llamados. A partir de eso, dividimos las zonas por donde estaba cada voluntario", cuenta a LA NACION.

"Nos enfocamos en la gente mayor que no solo necesita las compras, sino también compañía y ser escuchados. Alguien con quien hablar", dice el joven, y recuerda una anécdota de los últimos días: "Por ejemplo, con una abuela muy fanática de River comenzamos a charlar cuando le llevamos las compras y terminamos escuchando el relato de un gol de Ortega a San Lorenzo. Ahí se le llenaron los ojos de lágrimas. Es reconfortante para nosotros poder hacerles sentir que están acompañados".

Según Barreiro, "la reacción de la gente es buenísima, porque se sienten seguros y cómodos. Nosotros nos encargamos de chequear la información de quienes los asisten. Ellos nos llaman a nosotros y nosotros al voluntario".

Para Carlos fue una sorpresa el accionar de los hinchas: "No esperaba que hicieran algo así, que hicieran esto para ayudarnos a nosotros que estamos encerrados. Tampoco esperaba tantas alegrías de River. Es más, hoy cada día que me levanto es con una sonrisa por lo que hicimos estos últimos años. Son años gloriosos. Luego están estos muchachos, que me llaman y charlamos. Me hacen compañía durante el día, que estoy solo porque mi mujer sale a trabajar".

En eso coincide Barreiro: "Como somos todos del mismo club, no hay uno que no haga algún comentario de River. Todos los adultos mayores les cuentan de algún gol que recuerden o algún partido de campeonato. En el caso de los acompañamientos telefónicos, el 90% de la charla es de River".

Cómo ayudar

Los requisitos para recibir ayuda es ser mayor de 65 socio o socia de River Plate. Para atender los pedidos habilitaron el teléfono (011) 4073 2835. También se pueden contactar por mail a comunidadrivercr@gmail.com o en la cuenta de Instagram de la agrupación: @nuestracomunidadriver

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.