Las perlitas de Cristiano en la final: la premonición del gol, el golpe a un compañero y el festejo con un árbitro