Leeds United-Fulham: el equipo de Marcelo Bielsa fue de la fiesta al susto y ganó 4-3 su primer partido en la Premier League

El mediocampista portugués del Leeds United, Helder Costa (izq.), celebra con el delantero inglés del Leeds United, Patrick Bamford, después de anotar su cuarto gol
El mediocampista portugués del Leeds United, Helder Costa (izq.), celebra con el delantero inglés del Leeds United, Patrick Bamford, después de anotar su cuarto gol Fuente: AFP
(0)
19 de septiembre de 2020  • 11:50

Leeds United, dirigido por Marcelo Bielsa, consiguió su primera victoria en la PremierLeague al derrotar por 4-3 a Fulham como local. Helder Costa, dos veces, Mateusz Klich, de penal y Patrick Bamford anotaron los goles del equipo del Loco. Aleksandar Mitrovic (dos veces, una de penal) y Bobby Decordova-Reid convirtieron para los londinenses en un partido vibrante de principio a fin. Así, Leeds invirtió el resultado de la primera fecha, en la que había perdido por 4-3 con Liverpool, el campeón, en Anfield Road.

Bielsa no tiene paz. Los primeros 180 minutos de Leeds en la Premier League mostraron que tiene un equipo inestable. Leeds busca el arco rival durante todo el partido. Presiona en bloque tal como lo hacía en la Championship y ubica todas sus piezas casi en la mitad de la cancha. Pero cuando el rival le quita la pelota casi siempre queda a contrapierna. Y falla al retroceder.

El gol de Helder Costa: 1-0 para Leeds

La primera conclusión que dejan los dos primeros partidos es que el alemán Robin Koch, llamado a cubrir el espacio que dejó el regreso del defensor central Ben White a Brighton, necesita varios partidos para acoplarse a sus compañeros. El ex Friburgo sumó hoy su segundo penal en dos partidos. Ambos, en contra. Si la semana pasada le cobraron uno por mano, esta vez fue por una infracción temeraria contra Joe Bryan. La jugada no entrañaba el peligro que el alemán supuso.

El gol de penal de Klich para el 2-1

Ese error emparejó el marcador en el primer tiempo: Leeds se había puesto en ventaja con un gol de Helder Costa, su mejor futbolista en este arranque. Otro penal, esta vez cometido por el propio Bryan, le permitió al polaco Mateusz Klich volver a poner arriba a su equipo. Los dirigidos por Bielsa no sufrieron más en esa primera porque enfrente estaba Fulham, otro recién ascendido, y no una potencia de la Premier. Cada vez que lo atacaron dio ventajas.

El 3-1 de Leeds: Bamford

En el entretiempo, Bielsa corrigió el sistema, que se le había cambiado a la fuerza: el español Pablo Hernández tuvo un problema muscular en el calentamiento y quedó fuera del partido. Lo reemplazó su compatriota Rodrigo, un centrodelantero que vive del gol y no del armado de jugadas. Conclusión: el ex Valencia, la contratación más cara de la historia de Leeds, naufragó. El Loco lo quitó en el descanso y lo reemplazó por Tyler Roberts, un futbolista gambeteador y vertical. Leeds perdió potencia ofensiva, pero ganó en vértigo.

El 4-1 de Leeds: Helder Costa

Esa velocidad se transformó en contundencia: Bamford y Costa pusieron al equipo 4-1 arriba. Por el trámite del partido, muchos podrían haber supuesto que el resultado estaba sellado y que Bielsa podría saborear sus primeros tres puntos en la elite inglesa. Nada de eso ocurrió. Porque Leeds tuvo un lapsus y por un momento se pareció a ese equipo de la Championship que mostraba permanentes filtraciones defensivas. Y al que le costaba horrores cerrar los partidos.

Aleksandar Mitrovic del Fulham celebra el gol del empate de Fulham, que anotó mediante un penal.
Aleksandar Mitrovic del Fulham celebra el gol del empate de Fulham, que anotó mediante un penal. Fuente: Reuters

Vino el gol de Decordova-Reid y luego la conquista de Mitrovic, que dejó el marcador a tiro del empate: 4-3. Faltaban 20 minutos y los hinchas de Leeds que veían el partido en sus casas deben haber roto algunos televisores. Era un déja-vu, porque la defensa lucía desacoplada y los mediocampistas interiores no marcaban. Pero ahí se quedó la remontada de los londinenses. Leeds ocupó un poco mejor los espacios y los minutos pasaron sin mayor sufrimiento. De hecho, estuvo más cerca de su quinto gol que Fulham del empate.

Como la semana pasada frente a Liverpool, otro partido loco. Queda el sabor de la primera victoria, aunque sus fanáticos ya saben que la temporada huele a montaña rusa. A todo o nada. Convertir y sufrir en partes iguales.

Marcelo Bielsa reacciona durante el partido de fútbol de la Premier League inglesa entre Leeds United y Fulham en Elland Road.
Marcelo Bielsa reacciona durante el partido de fútbol de la Premier League inglesa entre Leeds United y Fulham en Elland Road. Fuente: AP

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.