Mundial Rusia 2018. Kane se prueba el Botín de Oro con una eficacia decreciente

Harry Kane, con 6 goles en Rusia 2018
Harry Kane, con 6 goles en Rusia 2018 Fuente: Reuters
Claudio Mauri
(0)
14 de julio de 2018  • 23:59

Salvo que Kylian Mbappé o Antoine Griezmann se destapen hoy con cuatro goles, productividad sin antecedentes para la final de un Mundial , el Botín de Oro del Mundial Rusia 2018 ya tiene dueño. El inglés Harry Kane lo ganará con una cantidad de tantos que se estandarizó en los últimos 40 años. Desde 1978, cuando Mario Kempes fue el artillero con 6 goles, esa máxima cosecha se repitió en 8 de 11 Mundiales.

Si alguien amenazó con romper ese techo de efectividad era el N° 9 del seleccionado de Gareth Southgate . Tuvo un comienzo a puro esplendor y fue cayendo en un cono de sombras. Marcó seis goles en sus primeros 245 minutos (a un promedio de uno cada 40 minutos) y se quedó en blanco en los 379 minutos restantes. Después del penal que le convirtió a Colombia a los 12 minutos del segundo tiempo por los octavos de final, Kane entró en una sequía que se extendió en lo que quedaba del encuentro y el suplementario contra el equipo de José Pekerman, los cuartos de final ante Suecia, los 124 minutos de la semifinal frente a Croacia y el cotejo por el tercer puesto con Bélgica.

Más allá de la distinción personal que le espera, el delantero de Tottenham puso ayer el foco en lo colectivo: "Estamos decepcionados por la derrota". La tristeza tiene un límite porque este equipo de Inglaterra no fue a Rusia a cerrar ningún ciclo, sino a cumplir una etapa de un proyecto que tiene futuro por el bajo promedio de edad de gran parte del plantel. "Lo que nos pasó es una forma de aprender. Hay espacio para progresar", dijo Kane, de 24 años y máximo goleador de 2017 de las cinco grandes ligas europeas, con 56 tantos, dos más que Lionel Messi y tres que Cristiano Ronaldo.

En su cuenta de Twitter, Kane dijo: "No es la manera como queríamos terminar, pero rescatamos cosas positivas de esta experiencia. Le agradezco a los hinchas que vinieron y los que alentaron desde lejos estuvieron geniales".

El entrenador Southgate también le dio una interpretación positiva al cuarto puesto, luego de tres triunfos, igual cantidad de derrotas y un empate: "Estamos muy orgullosos de lo que hicimos. No nos engañemos sobre dónde estamos como equipo. Acabamos entre los cuatro primeros, pero todavía no somos uno de los cuatro mejores equipos del mundo. Lo sabemos y nunca escondimos esa realidad".

Inglaterra no tenía un goleador de un Mundial desde que en México 1986 se consagró con seis Gary Lineker, que además es el máximo anotador histórico de los Pross en mundiales, con 10. Kane superó los cinco de Geoff Hurst en el título de Inglaterra en 1966.

El progresivo distanciamiento de Kane con el arco rival quedó reflejado en sus estadísticas frente a Bélgica: ningún remate entre los tres palos, solo dos que fueron bloqueados.

Se ayudó mucho con los penales para llegar a los seis goles: por esa vía le marcó dos a Panamá y uno a Colombia (hizo otro en la definición por penales, pero no se contabiliza en su cuenta personal). En este tipo de remate recibió elogios por la potencia y dirección con que cruzó cada uno de sus derechazos.

Fue elegido por la FIFA el Jugador del Partido en el debut ante Túnez (dos goles) y Panamá (tres). Con la clasificación asegurada, el entrenador le dio descanso ante Bélgica, en el cierre del Grupo G. Se perfilaba para ser el goleador del Mundial con una cifra que iba a romper la inercia de los últimos campeonatos, y también se candidateaba para el Balón de Oro, pero en el tramo decisivo tuvo menos peso e incidencia. La asociación con Sterling y Dele Alli no fue tan fluida y el juego aéreo con la pelota detenida fue a parar más a las cabezas de los zagueros centrales.

Kane consiguió los seis tantos con igual cantidad de remates al arco; otros siete se le fueron desviados y uno resultó bloqueado.

Hace cuatro años, el colombiano James Rodríguez también fue goleador con seis en Brasil. En las últimas cuatro décadas, el único que superó la media docena de conquistas fue el brasileño Ronaldo, con ocho, en 2002. La lista tiene a Kempes (6 en 1978), Paolo Rossi (6 en 1982), Lineker (6 en 1986), Schillaci (6 en 1990), Stoichkov y Salenko (6 en 1994), Suker (6 en 1998), Klose (5 en 2006), y Müller, Villa y Snejder (5 en 2010).

Intocable permanece el récord de 13 tantos del francés Just Fontaine en 1958. Kane fue un goleador al que se esperaba, aunque pasó de la metralla a la pólvora mojada

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.