Cuáles son las oportunidades inmobiliarias en Florida oeste

La última joya de zona Norte. Comunidad de Negocios.

04:31
Video
Lorena Guarino
(0)
26 de diciembre de 2018  • 10:49

Tradicionalmente conocido como un barrio de clase media, con casas bajas y fábricas familiares que se multiplicaban a lo largo de sus calles, la zona de Florida oeste guarda esa esencia primigenia que se regenera para acoger a las nuevas generaciones.

Con una cultura fabril que data de 1930, allí tuvieron lugar empresas como Casa Sudamericana, La fábrica Textil, La Hidrófila, Editorial Abril, 3M y Refinerías de Maíz, entre tantas otras.

Hoy con desarrollos disruptivos y un incipiente mercado corporativo que se anima a cruzar la panamericana, las calles de la zona oeste de este barrio van tomando una nueva impronta conviertiéndose en un polo de atracción para los actores del sector de real estate.

"Este barrio supo ser la zona fabril más importante del partido, donde las casas familiares se combinaban con las pequeñas empresas", recuerda Fernando Bellagamba, titular de la Inmobiliaria Bellagamba con varias ofertas residenciales en la zona. "La idea de los desarrolladores que están llegando a la zona es mantener esa esencia pero dándole un nuevo paisaje al lugar".

Ubicada a metros de acceso norte y de la avenida General Paz, este nuevo distrito ofrece acceso directo y rápido tanto a la ciudad de Buenos Aires como al resto de los barrios cercanos del Gran Buenos Aires, por lo que su tierra es codiciada por los desarrolladores.

Sucede que quienes actualmente desean emprender en zona norte se encuentran con locaciones totalmente consolidadas, tanto hacia San Martín como hacia el río, donde las nuevas edificaciones corporativas dominan el escenario con valores más altos del metro cuadrado. Por caso, en Vicente López el m2 arranca en los US$2300.

Florida oeste es entonces uno de los últimos espacios atractivos con tierras disponibles y una ubicación privilegiada. A ello se suma uno de sus principales atractivos: por la baja incidencia en la tierra, los desarrolladores pueden vender desde el pozo a valores que varían entre los US$1900 y los US$ 2300, es decir un 40% menos que los valores de se registran en el resto de zona norte.

Una identidad renovada

La transformación comenzó cuando muchas de las fábricas que fueron la columna vertebral del barrio comenzaron a emigrar hacia los polos industriales. Al mismo tiempo el éxodo de oficinas de la ciudad de Buenos Aires hacia el corredor norte que comenzó hace muchos años atrás y generó un crecimiento exponencial, comenzó a mirar hacia el área oeste de la panamericana para el asentamiento de nuevos edificios corporativos.

Así las casas bajas comenzaron a mezclarse con pequeñas empresas, muchas de ellas provenientes del sector tecnológico, y las viviendas comenzaron a mutar a pequeños complejos para la clase media.

Es así que en Florida está todo por hacerse, dado que también entre los tradicionales vecinos del barrio un nuevo tipo de usuario está llegando a la zona. Por ello, quienes allí trabajan empiezan a ver en Florida una opción para vivir permanentemente.

Por esto no llama la atención de edificios de usos mixtos, donde las oficinas, los estudios y los espacios de co-working se combinan con las nuevas viviendas.

Por otro lado la oferta también se centra en los hijos de quienes vivieron toda la vida en el barrio y que hoy buscan acceder a su primer hogar.

Tal el caso de Loft Fournier, un proyecto residencial emplazado sobre lo que era la tintorería de la marca de ropa interior Caro-Cuore.

Se trata de un emprendimiento que se erige sobre un terreno de 800 m2. Allí se levantarán 15 unidades de entre 51 m2 y 142 m2 en un complejo de cuatro pisos. Además de que cada departamento cuenta con cochera, todos ellos poseen superficies aterrazadas y parrillas independientes.

"Este desarrollo está orientado al público joven que busca su primera vivienda y que es parte del barrio", explica Lucas Solimano Dal Pos, socio gerente en la inmobiliaria que lleva su apellido. "Al ser parte de la restauración de una industria en desuso, resalta el carácter residencial del barrio manteniendo su esencia en un entorno moderno", subraya.

El desarrollo cuya finalización está prevista para diciembre de 2019 tiene un valor de pozo que oscila entre los US$2200 y los US$2400.

Proyectos de este tipo traen consigo un mayor desarrollo comercial y cultural del barrio que completa el escenario para convertirlo en uno de los distritos deseados para vivir.

"Hoy en Florida oeste hay desarrollos grandes y medianos, dependiendo del producto, por lo que el proceso de transformación que está viviendo podría compararse al de algunos barrios de la Capital Federal como fue el caso de Parque Patricio donde, pese a su crecimiento, no perdió su identidad", detalla Bellagamba.

Todos estos movimientos generados recientemente fueron el puntapié inicial para la llegada de nuevos jugadores con proyectos de mayor envergadura.

Uno de los grandes emprendimientos que se distinguirá en la zona es Campus Norte. Ubicado en Venezuela 4050 el desarrollo combina una propuesta residencial y comercial con amenities de lujo. Estará dispuesto en tres torres, dos de oficinas y una de vivienda sobre una superficie de 24.000 m2.

Con una inversión de $500 millones en Campus Norte se levantarán 140 unidades residenciales de entre 1 y 3 ambientes, desde 36 hasta 90 m2. Cada una de ellas contará con cocheras opcionales, simples, dobles, cubiertas y descubiertas. A ello hay que sumarle los 1.200 m2 de amenities donde se destacan dos piscinas, gimnasio, dos salones de fiestas, vinoteca, coffee-bar, parrillas, zonas chill out y sala de conferencias, entre otros.

Para el segmento corporativo ofrece seis plantas libres de oficina en sus dos torres. La primera cuenta con 5 plantas de 450 m2 y una sexta en dúplex, sumando un entre piso de 200 m2 adicionales. La segunda, también de 5 plantas, posee 750 m2 cada una y la sexta en dúplex, sumando un entre piso de 300 m2 adicionales. Todas ellas son divisibles en unidades comerciales a partir de los 125 m2.

"Hoy por hoy los valores de incidencia de Florida oeste lo hacen muy atractivo para los desarrolladores que mirán hacia el norte", indica Hernán Nucifora de Nucifora Propiedades comercializador de Campus Norte. "Además estos desarrollos le dan una nueva opción a los habitantes de toda la vida, dado que hasta ahora no se estaban construyendo nuevas viviendas para ello. Es por eso que la actual puesta en valor será muy atractiva para la clase media".

El crecimiento inmobiliario es acompañado por el municipio de Vicente López que trabaja en la puesta en valor de establecimientos tales como universidades, hospitales y comisarías entre otros.

De este modo, la identidad del barrio se renueva de cara a los vecinos más tradicionales, sus hijos y quienes eligen Florida oeste tanto para establecerse laboralmente como para empezar a forjar un nuevo estilo de vida.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.