Cañonero, vicepresidente del BCRA: “Hemos podido controlar lo que parecía incontrolable”

"Es difícil controlar la situación sin una tasa de interés atractiva", dijo el recientemente designado vicepresidente del BCRA
"Es difícil controlar la situación sin una tasa de interés atractiva", dijo el recientemente designado vicepresidente del BCRA Crédito: Fabián Malavolta
(0)
21 de junio de 2018  • 15:58

"Perdí tres kilos en seis días", reconoció entre risas Gustavo Cañonero, vicepresidente del Banco Central . En el Financial Summit organizado por LA NACION, el funcionario recientemente designado confesó sentirse honrado por "la enorme responsabilidad" que le fue conferida, incluso cuando esta le roba varias horas de sueño. "Es una oportunidad única para continuar lo que hizo bien la administración anterior para controlar el tema inflacionario", sostuvo.

Aunque dijo que están "mirando todas las pantallas" del sistema financiero, reconoció que prestan especial atención al devenir de la divisa estadounidense. "El dólar siempre es un referente porque la volatilidad se reflejó ahí -añadió-. En tres días hemos logrado traer algo de calma luego de esa sensación de control perdido. Ahora tratamos de afianzarnos con una oferta continua de dólares de parte del Tesoro por si sigue el proceso de dolarización. Con eso esperamos conseguir mayor estabilidad y, a partir de ahí, normalizar todo el resto de la política monetaria."

A su juicio, la volatilidad será vencida "afianzando equilibrios nominales creíbles". "En cualquier país que sufre una devaluación por distintas razones, el impacto sobre los precios es bastante reducido. Ese ajuste funciona porque los precios no saltan, quedás más competitivo y de alguna manera eso refleja una nueva realidad. Acá hay que controlarlo porque la gente cree que la devaluación pasa inmediatamente a precios y no lográs hacer el ajuste", afirmó.

En ese sentido, dijo que "hay que disfrutar de esta nueva situación, que nos costó muchísimo". Y agregó: "Me parece que se está leyendo que en el BCRA hemos podido controlar lo que parecía incontrolable, el proceso cambiario. Un tipo de cambio más depreciado, perspectivas del flujo de dólares más importantes y con eso empezamos a tener mucho menos vulnerabilidad."

Consultado si es sostenible la tasa de 47% aplicada a las Lebac , dijo que se trató de "una política de emergencia". "Es difícil controlar esto sin una tasa de interés atractiva para que la gente empiece a pensar en el peso. Debería ser muy coyuntural, la perspectiva del tipo de cambio se calma y la tasa empieza a reflejar ese sendero de inflación descendente", dijo

Y concluyó: "El martes vamos a tener el primer anuncio de política monetaria y ahí vamos a poder describir el proceso para que se entienda que esto es circunstancial. Veremos progreso paulatino y, en los próximos días, vamos a sentir que hay un logro que se refleja en una tasa de interés más lógica y baja."

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.