El FMI estima que la economía argentina va a caer este año 1,7% por la pelea con los fondos buitre

Así lo pronosticó un informe sobre perspectivas económicas; además, prevé que también en 2015, pleno año electoral, el PBI vuelva a caer
(0)
7 de octubre de 2014  • 11:28

WASHINGTON.- El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé dos años de recesión para nuestro país, en un contexto de "desequilibrios económicos en aumento" y de "incertidumbre" por el litigio con los llamados fondos buitre , así como por tensiones inflacionarias.

En su informe de perspectivas económicas (WEO, por su sigla en inglés) dado a conocer esta mañana, el organismo prevé una contracción económica del 1,7 % para este año en nuestro país y un crecimiento negativo del 1,5 para el próximo.

El pronóstico reconoce, entre otros puntos, "crecientes desequilibrios macroeconómicos e incertidumbres relacionadas con la persistente confrontación con los acreedores" que no aceptaron los canjes de deuda. Advierte también que la inflación continúa alta y de que la diferencia entre el dólar oficial y el paralelo aumentó en los últimos meses.

El FMI calcula en su informe que la tasa de desempleo en la Argentina será del 8,8 por ciento en 2014 y del 9,0 por ciento en 2015.

El informe se dio a conocer durante la asamblea del organismo que delibera en esta ciudad.

El informe

Según el informe semestral "Perspectivas Económicas Globales", Latinoamérica crecerá un 1,3 % en 2014, siete décimas menos de lo previsto en julio, en lo que sería la menor tasa de expansión económica registrada en la región desde 2009, pronosticó el FMI.

Además, pronosticó que la Argentina tendrá una caída del orden del 1,7 por ciento, como consecuencia de la pelea con los fondos buitre .

El organismo reduce también el crecimiento previsto para 2015, que calcula en un 2,2 %, cuatro décimas menos de lo que preveía hace tres meses.

La ralentización de las exportaciones "a comienzos de 2014 y el deterioro de los términos de intercambio en algunos países", con los precios de las materias primas "estancados", explican la desaceleración del continente, sumados a "un crecimiento de la demanda más lento de lo que se esperaba".

Ante ese panorama, el FMI desaconsejó cualquier modificación en la política monetaria a largo plazo y advirtió de que no hay espacio para un mayor estímulo fiscal, "especialmente en los países con finanzas públicas débiles".

Como en sus anteriores informes, el Fondo abogó por emprender "reformas estructurales centradas en crear las condiciones para una mayor productividad y gasto de capital" y afrontar "deficiencias en la educación, en la provisión de infraestructuras y en el entorno de negocios".

"Sin reformas de ese tipo, el crecimiento podría seguir siendo decepcionante respecto a las altas expectativas que creó la pasada década, así como poner en riesgo los importantes avances sociales que ha logrado la región", alertó el organismo.

Las dos principales economías de la región, México y Brasil, siguen creciendo a velocidades dispares: la primera avanzará hasta el 2,4 % en 2014 y hasta el 3,5 % en 2015; mientras que el gigante sudamericano solo crecerá un 0,3 % este año, y repuntará hasta el 1,4 % el año siguiente.

El escenario en Brasil se debe, según el FMI, a que "el aumento de crédito sigue ralentizándose", sumado a "la débil competitividad, la poca confianza empresarial y unas condiciones financieras más restringidas, con tasas de interés crecientes hasta abril de 2014".

Respecto a México, el FMI considera que está "recuperando el ritmo", pero "no lo suficientemente rápido como para compensar la debilidad que lo marcó al principio de 2014 y que estuvo motivada por una menor demanda externa y una actividad más lenta de lo esperado en el sector de la construcción".

Sin embargo, cree que la economía se acelerará en 2015 gracias a "una recuperación más firme en Estados Unidos, un repunte en la actividad de la construcción a nivel nacional y los dividendos graduales de la reforma energética y de las telecomunicaciones que están en curso".

Chile, mientras, crecerá un 2 % este año, lastrado por un "crecimiento flojo en la inversión y el consumo de bienes duraderos", y en 2015 vivirá un "modesto repunte" hasta el 3,3 %.

Uruguay crecerá al mismo ritmo este año que en 2015, un 2,8 %; mientras que el vecino Paraguay se acelerará hasta el 4 % en 2014 y hasta el 4,5 % el próximo año.

El peor panorama es para Venezuela, cuya economía se contraerá un 3 % este año, y tendrá un crecimiento negativo del 1 % en 2015; al tiempo que se agudiza la hiperinflación venezolana, que será de un 64,3 % este año y de un 62,9 % el próximo.

Para Colombia, el Fondo calcula un crecimiento del PIB en 2014 del 4,8 %, una décima más que en el último año, y para 2015 una tasa de incremento de 4,5 %.

Perú crecerá un 3,6 % este año y un 5,1 % en 2015; mientras que Bolivia se acelerará un 5,2 % en 2014 y un 5 % el próximo año, y la economía de Ecuador tendrá una subida del 4 % ambos años.

Centroamérica, en su conjunto, crecerá un 3,8 % este año y una décima más en 2015, dado que "factores internos específicos" de cada país han impedido que la región se beneficie al máximo de "los efectos positivos derivados de una mayor actividad en EE.UU.".

Por último, el Caribe, aquejado de "problemas de competitividad, alta deuda pública y una fragilidad financiera significativa", crecerá un 3,8 % en 2014 y un 3,3 % en 2015. Mientras, Argentina afronta dos años de recesión, con una contracción del 1,7 % en 2014 y un crecimiento negativo del 1,5 % en 2015, de acuerdo con el Fondo.

Con la colaboración de Silvia Pisani

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.