YPF. La petrolera busca extender vencimientos por US$1000 millones

Sergio Affronti, CEO de YPF, busca despejar el horizonte financiero de la petrolera
Sergio Affronti, CEO de YPF, busca despejar el horizonte financiero de la petrolera
Sofía Diamante
(0)
2 de julio de 2020  • 16:17

En el contexto de crisis económica por la pandemia e incertidumbre financiera por el alargamiento de la negociación de la deuda, YPF busca despejar su horizonte de vencimientos y ofrecerá en el mercado estirar una deuda por US$1000 millones que vence en marzo del año próximo.

La empresa sufrió por partida doble los efectos de la cuarentena: se desplomaron sus ingresos por la caída del consumo de nafta y gasoil ante la menor movilidad, y sus activos se desvalorizaron con la caída del precio del petróleo y del gas.

Ante esta situación, primero se anunció una reducción de hasta 15% de los salarios de sus empleados en relación de dependencia y luego comenzaron a reestructurar las obligaciones con sus proveedores. También se dejó de pagar el fee diario por tener la barcaza de licuefacción emplazada en el puerto de Bahía Blanca, aludiendo a razones de fuerza mayor producto de la pandemia.

Pero el desafío más complicado que tiene YPF en el horizonte es la obligación negociable por US$1000 millones que vence en marzo próximo. Por eso la petrolera anunció hoy que buscará alargar el plazo de vencimiento para reducir los riesgos de refinanciación, en un contexto macroeconómico en el cual el Gobierno sigue negociando la reestructuración de la deuda, que impacta directo en el riesgo país y en el costo del acceso al crédito de las empresas argentinas.

La propuesta de la compañía es ofrecerle a los tenedores de esa ON un pago en efectivo y una nueva serie de ON con vencimiento final en 2025. "De esta manera, por cada 1000 dólares de valor nominal de la clase XLVII, el inversor obtendrá la suma de 100 dólares en efectivo [el 10%] y 950 dólares de valor nominal de una nueva serie. Esta nueva Obligación Negociable Clase XIII tendrá cuatro amortizaciones anuales a partir del año 2022 y mantendrá el mismo cupón de intereses del 8,5% anual", explicaron en un comunicado.

De esta forma, no se intenta generar una quita de capital ni reducir el flujo de intereses. Tampoco se buscaría refinanciar o modificar los términos del resto de los bonos internacionales, que, en total a la fecha, superan los US$6000 millones, pero con vencimientos razonables.

Una situación delicada

YPF entró a la pandemia ya en una situación delicada. En primer lugar, sufrió la caída abrupta del precio del gas que se generó a partir de la mayor oferta. Tampoco logró obtener los subsidios por la resolución 46, que sí benefició, por ejemplo, a Tecpetrol, la empresa energética de Grupo Techint.

Ante esa situación, YPF pasó a destinar la mayor parte de sus inversiones a la producción de petróleo, pero el año pasado se vio afectada por la pesificación del precio del barril, que decidió el gobierno de Mauricio Macri tras la devaluación posterior a las elecciones primarias.

El tercer gran impacto fue el atraso en los precios de surtidor que tuvieron las naftas y el gasoil la mayor parte del año pasado. Ahora, con el aislamiento obligatorio y la caída de la movilidad, esto se vio profundizado con el desplome del consumo.

YPF además sufre la falta de pago de su principal accionista: el Estado, quien tiene el 51% de las acciones. Por deuda generada por el impacto de la devaluación de 2018 en las tarifas de gas, el Gobierno le debe a la petrolera $6565,5 millones. En tanto, Aerolíneas Argentinas, otra empresa con control estatal, le debe $5272 millones.

Los menores ingresos de YPF afectan directo su nivel de inversión. Sin generar caja y con el acceso al crédito más limitado, la consecuencia es la menor actividad en exploración y explotación de petróleo y gas, que, al ser la líder del mercado con casi el 60% de participación, afectará a todo la industria

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.