José Luis Espert, sobre su pelea con Alfredo Casero: "Es para divertirme"

Entrevista a José Luis Espert, excandidato a presidente

07:33
Video
(0)
14 de agosto de 2020  • 02:12

José Luis Espert fue protagonista de dos cruces esta semana. Primero, tildó de "facho" a Eduardo Feinmanny, ayer, cuando Alfredo Casero se hacía eco de este tenso momento en Twitter para criticar al liberal, Espert le respondió: "Cannabis malo".

"Lo de Casero es para divertirme", chicaneó el excandidato a presidente en el programa La Trama del Poder, conducido por Laura Di Marco, en LN+. "No sé qué les pasa, qué delirio es este de que, si te presentás a una elección donde está Mauricio 'San Martín' Macri, sos un criminal de guerra, por poco. ¿Por qué no me puedo presentar a una elección?", se preguntó. Entonces, tras aclarar que él no forma parte "del mismo espectro" político que el expresidente, añadió: "El kirchnerismo volvió porque Macri fracasó y Macri fracasó porque, en muchas cosas, es similar al kirchnerismo".

Además, disparó contra el Presidente. "Yo creo que Alberto Fernández es parte del problema de la Argentina y de la decadencia, no de la solución. Es sistémico. Si hay un sistema que destruye a la Argentina, no tengo dudas de que es Alberto Fernández". Para él, el mandatario no destruye al país desde su individualismo, sino como parte de un sistema. "Hay que ir contra ese sistema para que la Argentina deje de pasar hambre".

Pese a esto, coincidió con el Presidente en cuanto a la reactivación de la economía, pero aclaró que es solo un sector. "Un tercio de la economía, sí; pero dos tercios está reventada: comercios, restaurantes, turismo, la actividad inmobiliaria. Todo eso está muerto. Se está activando, desde el subsuelo, la construcción y la industria. El campo ya venía bien desde principio de año".

"Las leyes laborales de la Argentina no sirven para nada"

Invitado a LN+, Espert también habló acerca de Roberto Lavagna, quien presentó un plan para la pospandemia, y consideró: "Los que lo rechazaron fueron esa costra de dirigentes sindicales, que son el problema del sindicalismo argentino y son los que permiten, de una manera inexplicable, que 6 millones de trabajadores trabajen en negro por culpa de las leyes laborales que ellos defienden. Obviamente, lo prendieron fuego".

Por el contrario, este economista se mostró alineado con el proyecto de Lavagna, aunque fue más allá: "Yo sería mucho más audaz porque yo creo que las leyes laborales de la Argentina no sirven para nada y hay que cambiarlas a todas". Según dijo, en este contexto es fundamental darle "flexibilidad" a las empresas. "Hoy contratás un empleado y es como si adoptaras a un hijo, no te lo sacás más de encima salvo que estés dispuesto a quebrar; nadie va a contratar a alguien en blanco así".

La vacuna para la economía argentina

"Nadie está condenado al éxito toda la vida, ni tampoco al fracaso. Depende de lo que hagas. Hay vacuna para la economía y la sociedad argentina. Conceptualizarlo o diagnosticarlo es fácil, lo difícil es hacerlo porque hay mucha mafia viviendo de la enfermedad", señaló. "Tenés mafia viviendo del cuerpo enfermo por este virus llamado populismo".

Entonces, dijo que hay una mafia sindical, pero que -detrás de ella- "hay un sindicalismo muy razonable". Siguió enumerando: "Hay también una mafia detrás del Estado y del gasto público, pero hay políticos razonables y empleados públicos razonables, además de los ñoquis y los atorrantes que viven del acomodo". Y finalizó: "Después tenés una partecita pequeña, pero muy poderosa, de empresarios prebendarios, que son también una mafia y algunos de ellos están presos".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.