Conte ordena el aislamiento de toda Italia ante el avance del coronavirus

Sillas y mesas vacías se alinean afuera de un restaurante en la Plaza de San Marcos en Venecia, Italia, el lunes 9 de marzo de 2020
Sillas y mesas vacías se alinean afuera de un restaurante en la Plaza de San Marcos en Venecia, Italia, el lunes 9 de marzo de 2020 Fuente: AP
Elisabetta Piqué
(0)
10 de marzo de 2020  • 00:00

ROMA.- Al cabo de otra jornada dramática, en la que la Protección Civil dio otro parte funesto, con un total de 9172 contagios de Covid-19, con 463 muertos y 724 curados, el primer ministro Giuseppe Conte, en una conferencia de prensa anunció ayer que toda Italia y sus 60 millones de habitantes quedarán bajo cuarentena. Las medidas restrictivas y de aislamiento que fueron puestas en vigor para Lombardía y otras 14 provincias el domingo, se aplicarán a partir de mañana al resto de la península. El objetivo es frenar la difusión del virus.

"Ya no habrá más una zona roja, en el norte, sino que toda Italia deberá respetar las medidas restrictivas y se volverá una zona protegida", dijo el primer ministro, que se aprestaba a firmar un nuevo decreto excepcional de urgencia y que llamó a todos los italianos a quedarse en casa y a evitar cualquier tipo de traslados. De hecho, el gobierno lanzó una campaña para que la gente no salga de sus viviendas con el hashtag #iorestoacasa (yo me quedo en casa) y el slogan "deja el virus afuera de la puerta".

"Ahora es el momento de que los italianos cambiemos las costumbres, y tenemos que hacerlo todos y enseguida. Y lo lograremos solo si enseguida nos adaptamos a las normas", anunció Conte, que en vista de los números del contagio, que crecen exponencialmente y aún no alcanzaron el pico, decidió tomar "medidas más fuertes".

"Hay que dejar de moverse a menos que haya motivaciones, que son tres: razones de trabajo, casos de necesidad y salud", indicó, al destacar que quedan totalmente prohibidas las reuniones tanto al aire libre como en locales públicos.

"No es fácil tomar este tipo de decisiones, pero soy consciente de la gravedad del momento y las tomamos para proteger la salud de todos", dijo. "No hay que bajar la guardia", agregó, al anunciar asimismo que se detendrá el campeonato de fútbol de Serie A y que se prolongará hasta el 3 de abril el cierre de escuelas y universidades de las regiones del centro y sur, como ya se había anunciado para la zona del norte.

Entre ellas se destacan el cierre de museos, centros culturales, estaciones de esquí, escuelas y universidades.

Además se suspendieron ceremonias civiles y religiosas, incluso las fúnebres. Se cancelaron todos los eventos organizados, manifestaciones en lugares públicos o privados, incluso los de carácter cultural, lúdico, deportivo y religioso, en cines, teatros, pubs, discotecas, salas de baile, salas de juego, de bingo o de apuestas.

En tanto, los bares y restaurantes seguirán abiertos, pero con la obligación de hacer respetar la ordenanza de respetar una distancia de seguridad interpersonal de al menos un metro. En caso de violación de esta regla, el dueño podrá ser multado con la suspensión de su actividad. Los bares podrán abrir de 6 a 18.

En este contexto, el continente alcanzó ayer los 15.000 casos de coronavirus y superó el umbral de 500 muertos por la enfermedad, con 97 decesos en Italia en un solo día, el país más castigado por el brote en el continente.

Giuseppe Conte, presidente del Consejo de Ministros de Italia
Giuseppe Conte, presidente del Consejo de Ministros de Italia Crédito: DPA

Desde el inicio de la epidemia se registraron 527 muertes en Europa, de las cuales 28 se produjeron en España, 25 en Francia, cuatro en Gran Bretaña, tres en Holanda, dos en Suiza y dos en Alemania, además de las ya mencionadas en Italia.

En número de personas infectadas, Francia es el segundo país europeo con más casos, con 1412 constatados. Le siguen España, con 1204; Alemania, con 1112, y Suiza, con 374 casos.

En Alemania, una mujer de 89 años murió ayer en la ciudad de Essen, situada en el corazón de la región industrial de la cuenca del río Ruhr, señaló en un comunicado la alcaldía de esta localidad. El otro fallecimiento tuvo lugar en la misma región, en Heinsberg, una ciudad cercana a la frontera con Holanda.

Por su parte, el director general de Salud, Jérôme Salomon, anunció que la epidemia de coronavirus causó otras cuatro muertes en Francia ayer, con un total de 25 decesos y 1142 casos confirmados. Entre los fallecidos, hay 15 hombres y 10 mujeres, añadió el funcionario, que anunció un nuevo foco de 38 casos positivos en la isla de Córcega.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.