Coronavirus: las razones detrás del éxito de líderes mujeres en la lucha contra el brote

Julieta Nassau
Julieta Nassau LA NACION
Jacinda Ardern, de Nueva Zelanda, es una de las gobernantes que combinó firmeza, empatía y honestidad durante la pandemia
Jacinda Ardern, de Nueva Zelanda, es una de las gobernantes que combinó firmeza, empatía y honestidad durante la pandemia Crédito: DPA
(0)
19 de abril de 2020  

Empieza la conferencia de prensa. Las sillas están vacías; los asistentes, presentes a distancia. La primera ministra danesa, Mette Frederiksen, entra a la sala, se para detrás del estrado, con una sonrisa que esconde cierta picardía, y señala a una silla. "Si mi abuela de 70 años tuviera coronavirus, ¿debo temer que muera?", le pregunta, desde una pantalla, Julie, de 11 años. "No tengas miedo, pero debes cuidar bien a los demás y, especialmente, a los adultos mayores", le contestó la premier, en una conferencia de prensa exclusiva para chicas de hasta 17 años que duró tres minutos.

Frederiksen, socialdemócrata, transmitió una actitud poco habitual en medio de la crisis sanitaria que golpea al mundo. La calidez del tono y la creatividad de la propuesta se sumaron a una estrategia firme y temprana contra el coronavirus, que permitió que esta semana Dinamarca –con más de 7000 casos registrados y 336 muertes– se convirtiera en el primer país europeo en abrir sus escuelas primarias.

Esa combinación de factores –empatía, transparencia y prevención– caracteriza a un grupo de mujeres gobernantes que llevaron adelante estrategias con resultados exitosos frente a la pandemia, y que incluso inspiró un mensaje que se hizo popular en las redes sociales: "El Covid-19 está en todos lados, pero en los países en los que mejor se está manejando la crisis parecieran tener algo en común…", dice una oración que se completa con fotos de las mandatarias de Alemania, Nueva Zelanda, Bélgica, Finlandia, Islandia y Dinamarca.

¿Las mujeres gobernantes tienen más herramientas que los hombres para enfrentar la pandemia? Avivah Wittenberg-Cox, consultora en equidad de género, respondió en la revista Forbes, y enumeró las lecciones que siete presidentas y primeras ministras dejaron con su manejo de la crisis: verdad, firmeza, tecnología y amor.

Con solo 8% de mujeres entre los jefes de Estado del mundo, es difícil sacar grandes conclusiones. Además, son varios los factores que influyen en el armado de una estrategia; sería simplista reducirlo a una cuestión de género. Tampoco el solo hecho de ser mujer garantiza un liderazgo exitoso. Sin embargo, son varias las virtudes que asemejan a las líderes mundiales que, aunque con contextos distintos, lograron distinguirse en el manejo de esta crisis.

En uno de los mayores desafíos en sus 14 años al frente del poder en Alemania, Angela Merkel –doctora en física– alertó sobre los peligros del coronavirus desde un primer momento, con una actitud firme y clara, pero no temeraria. Igual de previsora como con las compras (la fotografiaron en el supermercado) fue con la estrategia nacional:con testeos masivos, rastreo de posibles contagios y un refuerzo en el sistema de salud, logró una tasa de mortalidad baja (52 por millón de habitantes) y ahora la epidemia se encuentra "bajo control".

Al tope del ranking de previsores está Tsai Ing-wen, la presidenta de Taiwán. En diciembre reaccionó frente al virus que brotó en China, a menos de 200 kilómetros, y activó 124 medidas, como cierre de fronteras, cuarentena y monitoreo. Demostró firmeza al plantarse frente a la Organización Mundial de la Salud (OMS), del que no puede ser miembro por su tensión con Pekín, al revelar los mails en los que le advertían en 2019 sobre el virus. Con 395 casos y apenas seis muertes entre sus 24 millones de habitantes, Tsai donó barbijos a países de todo el mundo. Transformó la pandemia en una estrategia diplomática.

En Nueva Zelanda, Jacinda Ardern decretó el confinamiento con 102 casos en el país y ninguna muerte. "Sean fuertes y amables", les pidió a los ciudadanos. Luego se conectó a un vivo de Facebook para conversar con ellos sobre la cuarentena. "Discúlpenme por la ropa casual, puede ser un lío acostar a los chicos", se excusó por su buzo deportivo. Su simpatía y originalidad (declaró al conejo de Pascuas "trabajador esencial"), se combinó con una estrategia que deja a Nueva Zelanda como uno de los países con menos muertes del mundo (11).

Previsión y empatía

La empatía, la claridad, la firmeza sin arrogancia, la creatividad y una mayor previsión suelen ser algunos atributos que están más presentes en el liderazgo femenino.

En su artículo, Wittenberg-Cox mencionaba que "la empatía y la atención que estas líderes han comunicado parece provenir de un universo alternativo al que nos hemos acostumbrado", y las contrapone con el estilo de "hombres fuertes que usan la crisis para acelerar una combinación aterradora de autoritarismo", como Donald Trump y Jair Bolsonaro.

Para Anna Gwiazda, profesora de Políticas de Género del King’s College, las mujeres gobernantes mostraron durante esta crisis "un enfoque honesto, decisivo y científico", en el que "alertaron a los ciudadanos sobre la gravedad del problema de inmediato, tomaron medidas rápidamente y respaldaron sus políticas con evidencia científica".

Un video de Merkel explicando la tasa de contagios despertó elogios en los últimos días por su claridad
Un video de Merkel explicando la tasa de contagios despertó elogios en los últimos días por su claridad Fuente: Reuters - Crédito: Axel Schmidt

Tras la crisis de 2008, investigaciones señalaron que más mujeres en las cúpulas de las entidades financieras hubiesen cambiado la historia. "Si Lehman Brothers [hermanos] hubiese sido Lehman Sisters [hermanas], la crisis económica actual claramente sería distinta", dijo Christine Lagarde cuando estaba al frente del FMI.

Sobre este tema, Tomas Chamorro-Premuzic, profesor de psicología organizativa, y Cindy Gallop, fundadora del sitio IfWeRanTheWorld, exponen en el Harvard Business Review que "en lugar de impulsar a las mujeres a actuar como los líderes hombres (muchos de ellos incompetentes), deberíamos pedirles a los hombres en el poder que adopten algunas de los comportamientos de liderazgo más efectivos que están generalmente en las mujeres". Señalan la humildad, la generosidad, el conocimiento de las limitaciones propias y una mayor capacidad para motivar desde "lo emocional".

Además, en un universo acostumbrado a los hombres, las dirigentes aportan otros contextos. "Sus propias experiencias vividas como mujeres son diferentes a las de los hombres y a menudo las usan en los debates sobre políticas", dijo a LA NACION Kelly Dittmar, investigadora del Centro para las Mujeres y Política de la Universidad de Rutgers.

"La masculinidad aún domina las instituciones políticas, pero se ha avanzado. Ahora se valoran algunos rasgos y comportamientos que de otro modo se considerarían ‘femeninos’ para el liderazgo público en general", evaluó.

Impacto

La pandemia del Covid-19 requiere una participación especial de las mujeres, como indican organismos internacionales, por las consecuencias que tiene para el género, como una mayor carga en el trabajo doméstico, la posible pérdida del empleo, la eventual falta de acceso a los servicios de salud y, sobre todo, el temor a un fuerte aumento de femicidios por las cuarentenas.

Por eso, ONU Mujeres recomendó a los gobiernos que protejan a las médicas y enfermeras; mantengan la atención a víctimas de abuso; otorguen beneficios a las mujeres que deben cuidar a niños o adultos y subsidios a quienes trabajan en el sector informal; y promuevan un reparto equitativo de las tareas domésticas. Además, que incluyan a las mujeres en la toma de decisiones. El Foro Económico Mundial agrega que "aunque las mujeres representen el 70% de la fuerza laboral en la salud, solo comprenden el 25% de las posiciones de liderazgo altas" en el área.

Sanna Marin, de Finlandia, es la primera ministra más joven del mundo, con 34 años
Sanna Marin, de Finlandia, es la primera ministra más joven del mundo, con 34 años Crédito: DPA

"Si una mujer líder comprende cómo esta crisis está afectando a familias individuales, lo tendrá en cuenta en sus decisiones", señaló al respecto Amanda Hunter, de la Barbara Lee Family Foundation, que estudia la representación femenina en la política.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.