Murió Lee Kun-hee, presidente del grupo Samsung y el hombre más rico de Corea del Sur

Tenía 78 años; estaba en cama desde que sufrió un accidente cardiovascular en 2014
Tenía 78 años; estaba en cama desde que sufrió un accidente cardiovascular en 2014 Fuente: AFP
(0)
25 de octubre de 2020  • 04:08

El presidente de Samsung Electronics, Lee Kun-hee, que convirtió al grupo surcoreano de telecomunicaciones en un gigante mundial, murió este domingo a los 78 años, según confirmó el grupo en un comunicado.

"Con gran tristeza anunciamos la muerte de Lee Kun-hee, presidente de Samsung Electronics", anunciaron. Y señalaron que falleció acompañado de su familia, incluido su hijo, el vicepresidente Lee Jae-yong, quien está al frente de la multinacional desde 2014 luego de que su padre sufriera un accidente cardiovascular.

El estilo visionario de Lee transformó a Samsung Electronics en uno de los mayores desarrolladores y productores de semiconductores, teléfonos móviles y pantallas LCD del mundo.

"El presidente Lee fue un verdadero visionario que ha transformado Samsung, que hizo que una empresa local sea líder mundial de la innovación y del poderío industrial", expresó el grupo, y destacaron la herencia "indeleble" que dejó Lee Kun-hee, considerado el hombre más rico de Corea del Sur.

El volumen de negocio global de la multinacional es un quinto del Producto Interno Bruto (PBI) de Corea del Sur, lo que la convierte en un activo fundamental de la salud económica del país asiático.

Cuando heredó la presidencia del grupo Samsung en 1987 -que su padre fundó centrándose en la exportación de pescado y frutas- ya era el mayor conglomerado del país, con operaciones que iban desde la electrónica hasta la construcción.

Tenía 78 años; estaba en cama desde que sufrió un accidente cardiovascular en 2014
Tenía 78 años; estaba en cama desde que sufrió un accidente cardiovascular en 2014 Fuente: AP

Pero, Lee lo transformó en un poder global, que cuando el accidente cardiovascular lo postró en la cama en 2014, ya era el mayor fabricante de teléfonos inteligentes y de tarjetas de memoria del planeta.

En raras ocasiones se aventuraba fuera de los altos muros de su lujosa residencia en el centro de Seúl para visitar la sede de la compañía, lo que le valió el nombre del "rey ermitaño".

Fue reconocido culpable de corrupción en 1996 y de corrupción y evasión fiscal en 2008, pero escapó a la cárcel ya que fue condenado con suspensión de pena.

Agencia AFP

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.