Cómo es la nueva vida de Jean Pierre Noher, en Brasil

Padre e hijo abrieron sus fronteras laborales en Brasil
Padre e hijo abrieron sus fronteras laborales en Brasil
El actor habló con Personajes.tv sobre su trabajo en el país vecino, quiénes lo ayudaron a adaptarse y qué es lo que extraña de la Argentina
Hernán Rizzone
(0)
3 de junio de 2015  • 00:14

Desde las bellas playas de Río de Janeiro y con un escenario paradisíaco ideal, Jean Pierre Noher sigue su carrera triunfal en Brasil, donde hace tiempo se instaló. El actor se hizo conocido por esas tierras con el film Un amor de Borges, pero fueron las telenovelas Flor del Caribe, Avenida Brasil y O Rebu, entre otras, las que lo catapultaron al éxito. Inclusive, su hijo Micheal también es parte de un excelente momento laboral en el vecino país. Sobre este promisorio presente el actor conversó con Personajes.tv , en un coqueto bar de la famosa zona de Ipanema, nos explicó las razones del gran momento que atraviesa, cómo es su vida allí y nos contó lo que añora.

-Ahora que pasó un poco el tiempo, ¿qué análisis hacés del boom de Avenida Brasil?

-Sucedió algo especial a partir de Avenida Brasil, se produjo en la Argentina una invasión de novelas extranjeras. En un punto, no es bueno, pero en realidad es un desafío para nuestros productores y para invertir en nuevas historias y tratar de acercar al público masivamente a nuestras historias. Vale aclarar que Avenida Brasil tiene una producción de 200 millones de dólares para 170 capítulos y recaudó 2000 millones de dólares en todo el mundo y se compró en 130 países. Es un negocio que funciona muy bien. En mi caso, permitió ver mi trabajo en Brasil. Lamentablemente, las novelas en la Argentina son dobladas en su idioma, pero me encantaría que se pudieran ver con el portugués que hablo en Brasil.

-¿Cómo te llevás con el idioma?

-Algo hablaba de portugués porque mis padres escuchaban música brasileña, entonces desde niño oía a Vinicius de Moraes, Tom Jobim y Chico Buarque. Pero cuando me llaman para hacer cine después del film Un amor de Borges, que fue un suceso en Brasil, me puse las pilas y estudié a fondo. Hoy en día es una lengua más que manejo además del francés y el castellano.

-¿Qué planes laborales tenés?

-Después de la serie O Rebu he filmado dos largometrajes. El almuerzo con Javier Torres, que es un film interesante sobre un almuerzo de intelectuales con el ex presidente de facto Jorge Rafael Videla, en mayo de 76, y nuevamente hice de un Borges longevo. Y, por otra parte, he realizado otro film en coproducción con Brasil, Luna en Sagitario, donde interpreto a un ex rockero argentino muy singular. Mientras tanto estoy terminando la novela Siete vidas, donde comparto el elenco con mi hijo Michel siendo una experiencia nueva.

-¿Cómo es trabajar con tu hijo?

-Es una bendición y evito invadirlo porque es todo un actor y respeto sus decisiones y somos muy "parceiros" [socios y amigos] como se dice en Brasil. Inclusive vivimos en el mismo predio en Barra de Tijuca. Me siento orgulloso porque me vienen hablando muy bien de su trabajo y está trascendiendo bastante. Además, tiene un gran carrera por delante y se puso las pilas y estudió bien el idioma.

-¿Vos has aprendido cosas de él?

-Sí, incluso, le dije que él es el capitán en Siete vidas porque yo soy un actor secundario y él es el protagonista. Sin dudas, nos llevamos muy bien y ambos nos nutrimos de la sabiduría del otro.

-¿Cómo es un día en tu vida en Brasil?

-Depende de los tiempos, porque a veces me levanto a las siete de la mañana y vuelvo de trabajar a las doce de la noche y no te queda tiempo para nada. Ahora si estoy más tranquilo, más relajado, voy a ver música a Lapa, a escuchar samba y compartir con la gente de aquí que es muy generosa. Por supuesto, cuando se puede voy a la playa.

"Extraño todo de Buenos Aires. Me gustaría tener todos mis afectos aquí"

-¿Cómo te tratan los colegas brasileños?

-Por suerte, muy bien. En 2002, tras la película Redentor con la actriz Fernanda Montenegro, ella casi me adoptó y ha sido muy generosa conmigo. Gracias a ella empecé a conocer al resto de la farándula local, que es muy parecida a la nuestra en la Argentina. He tenido la bendición de cruzarme con grandes actores y personas. Me siento parte del mundo brasileño.

-¿Cómo es el ámbito de la prensa?

-Es parecido a la Argentina. Aquí se llama "fofoca" [curioso] y pensá que acá son 200 millones de habitantes con lo cual todo se multiplica por cinco.

-¿Qué extrañás de Buenos Aires?

-Todo. Me gustaría tener todos mis afectos aquí, pero estoy cerca de Buenos Aires. No poder ir a ver a River Plate es algo que extraño bastante. [Risas]. Ahora con Internet todo es más cercano y en avión estamos a tres horas y eso ayuda mucho.

-¿Hay actores argentinos conocidos en Brasil?

-Ricardo Darín es muy conocido. No hay mes donde no me pidan el teléfono de su representante. Es el ídolo máximo y conocen todas sus películas y son grandes admiradores de nuestro cine y especialmente de nuestros libros.

-¿Y cómo está tu vida sentimental?

-Estoy en pareja desde hace nueve años con la autora televisa argentina Silvina Fredjkes, quien trabajó en la parte autoral de Viudas e Hijos del Rock & Roll. Hemos vivido muchas situaciones en cuanto a que ella venga o ya vaya para Buenos Aires. La verdad, la estamos piloteando a la situación lo mejor que podemos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.