Después de las denuncias de acoso, Pettinato toca el saxo en Central Park

El conductor le comunicó a Ángel de Brito que se va a radicar en Estados Unidos.
El conductor le comunicó a Ángel de Brito que se va a radicar en Estados Unidos. Fuente: Archivo
(0)
9 de abril de 2019  • 09:13

Durante 2018, Roberto Pettinato fue acusado de acoso sexual y laboral por varias ex compañeras de trabajo. Fernanda Iglesias contó que el conductor se masturbó delante de ella e un camarín , Karina Mazzocco reveló haber sido maltratada y acosada al trabajar con él, Josefina Pouso vivió experiencias similares trabajando en Un mundo perfecto y Mariela Anchipi dijo que fue "manoseada" por Pettinato, al igual que otras bailarinas que trabajaron en sus ciclos televisivos.

Luego de que se hicieran públicas estas declaraciones, especialmente las de Fernanda Iglesias en diciembre pasado, Pettinato desapareció de las redes sociales, haciendo su último posteo en Instagram en aquel mes.

Esta semana además se reveló que está viviendo en Estados Unidos. Según contó Ángel de Brito en Los Ángeles de la mañana, Pettinato se comunicó con él para contarle que está compartiendo un departamento con un amigo en el Harlem, Nueva York. Además, le envió un video a la producción del programa en el que se lo muestra tocando el saxo a la gorra en el Central Park. "Dice que ganó 30 dólares en un minuto", agregó De Brito.

Pettinato le reveló al periodista que planea radicarse en Estados Unidos, y que antes de hacerlo va a concederle una última entrevista.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.