¿Qué le pasa a Julieta Venegas?

Julieta Venegas y una maternidad complicada
Julieta Venegas y una maternidad complicada Fuente: Archivo
Una jueza le denegó la custodia de Simona, la hija que tuvo con el argentino Rodrigo García Prieto, y le ordenó que iniciara un tratamiento psicológico para resolver sus "problemas emocionales"
(0)
6 de marzo de 2014  • 08:35

Cuando nació su primera hija, en agosto de 2010, Julieta Venegas se mostró muy esquiva a dar detalles sobre el padre de la criatura. Sí se sabía que se trataba de un joven argentino que se encontraba viviendo en México, pero no mucho más. Al parecer, ellos se encontraban en pareja y Simona nació como fruto de esa relación que los unía. Pero las cosas se fueron tornando cada vez más complejas, y la cantante decidió unilateralmente ponerle su apellido a la niña y excluír al padre -y a toda la familia paterna- de su crianza.

A partir de ese momento, el musico Rodrigo García Prieto comenzó una batalla legal para que la justicia mexicana reconociera el vínculo filial. Finalmente, consiguió -prueba de ADN de por medio- que se lo reconociera como el padre de la niña, algo que él celebró desde su cuenta en Twitter. De este modo, la intérprete de "Limón y sal" deberá cambiar los datos que figuran en el acta de nacimiento de su hija y permitirle a García Pietro que comparta la crianza de Simona.

Venegas había solicitado que se le reconociera la custodia total sobre su hija, algo que no sólo fue denegado por el juzgado de lo Familiar del Distrito Federal de México, sino que además se le sugirió que iniciara un tratamiento psicológico para "resolver sus problemas emocionales".

En junio pasado, durante la última visita de la cantante a Buenos Aires, un grupo de familiares de García Pietro se acercó hasta el Gran Rex para hacer un "escrache" y dar a conocer la negativa de Venegas a que tuvieran contacto con la pequeña.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.