El antes y el después: las cirugías estéticas de Ricardo Fort

El millonario se sometió a 27 intervenciones para modificar su imagen
(0)
25 de noviembre de 2013  • 14:40

Ricardo Fort era famoso por sus excentricidades y sus excesos en todos los ámbitos de su vida. Pero lo que más llamó la atención siempre fue su obsesión por la imagen. Adicto al gimnasio y a las cirugías estéticas, se fue convirtiendo con el tiempo en un perfecto muñeco Ken, o una copia en cuerpo viviente de Johnny Bravo morocho.

En total se realizó 27 cirugías estéticas para convertirse en el hombre que él quería ser. Se extendió la quijada, se limó la nariz, se implantó pómulos, labios, se reformó el torso y se realizó un extraño procedimiento en los talones para crecer tres centímetros en altura.

Cuando lo conocimos, ya se había realizado la mayor parte de las cirugías. Pero gracias a una imagen que difundió Guido Süller, íntimo amigo de él en su adolescencia, pudimos saber cómo era antes. Y la diferencia es notable.

Debido a la sensibilidad del tema, esta nota ha sido cerrada a comentarios.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.