El gran premio de la cocina: Nicolás y Julián protagonizaron un filoso roce