El jardín de bronce 2: entre vidrios espejados, revelaciones y un nuevo caso a resolver

Joaquín Furriel, entre los desplantes de Moira y un nuevo caso a resolver
Joaquín Furriel, entre los desplantes de Moira y un nuevo caso a resolver Crédito: HBO
Dolores Moreno
(0)
1 de junio de 2019  • 00:00

La escena. Un piso de oficinas con ventanas vidriadas y espejadas. Hay muebles viejos y olor a encierro. Parece un lugar que estuvo abandonado por mucho tiempo y, de alguna manera, lo es. Entre cables, micrófonos y muchos actores caracterizados como policías, se escuchan los preparativos antes de grabar un diálogo entre la agente Blanco ( Julieta Zylberberg ) y uno de los oficiales. "¿Sonido?, ¿cámara? Todos escondidos, por favor, que se ve todo. Silencio, ¿preparados? ¡Acción!". Pocos segundos después se escucha el "¡corten!". Fin de la escena. En ese lugar que alguna vez fue la fábrica de medias Balux, en el barrio de Flores, se grabó la segunda temporada de El jardín de bronce, la serie de HBO Latinoamérica y Pol-ka, que tiene a Joaquín Furriel como protagonista y que estrenará el próximo 9 de junio, a las 21 por dicha señal, justo antes del regreso de Big Little Lies .

La agente Blanco está en la Central de Policía, busca un café, se cruza con otro de los oficiales. Hay un breve diálogo. El conflicto está en las ventanas espejadas de esta locación que parece perfecta para crear un ambiente de comisaria. Todo se refleja, las tomas se repiten una y otra vez; al revisar lo filmado, las imágenes de los técnicos aparecen en los vidrios. Hacen esconder incluso en el despacho del comisario -que no aparece en esta escena- a Claudio Rissi, uno de los actores que se suma al thriller en esta temporada. Rissi, esperando su turno y después de balbucear un "qué increíble ser actor y tener que esconderse", se duerme una siesta. Furriel acaba de irse de la locación: sus escenas, por hoy, terminaron.

Hay impresoras wang, cajas fuertes y al fondo se ven fotos clavadas en un corcho, seguramente del caso que se va a investigar en esta secuela. Las tomas en las series no son como en una tira, sino más bien tienen la lógica del cine. Hernán Goldfrid, el director que está en el piso [son dos, comparte tarea con Pablo Fendrik], da indicaciones. "Julieta tiene que sacar antes el café de la maquina", dice. Y así, detalle a detalle.

El regreso

Paola Barrientos se suma a la trama como la madre de un adolescente desaparecido
Paola Barrientos se suma a la trama como la madre de un adolescente desaparecido Crédito: HBO

Después de la exitosa primera temporada [fue la más vista de HBO LA durante 2017], ahora los autores tuvieron un nuevo desafío: encontrar un caso para tentar a Fabián Danubio (Furriel), profundizar así su perfil de investigador amateur y, de cara a una tercera entrega, convertirlo en un aficionado.

La historia transcurre dos meses después del final de la primera temporada -cuando, tras una década de búsqueda, Danubio encuentra a su hija y descubre que no es su padre biológico- y cuenta en diferentes líneas de tiempo un nuevo caso policial en el que el protagonista se ve involucrado. Se trata de una investigación que su amigo César Doberti ( Luis Luque ) -quien murió mientras lo ayudaba a encontrar a su hija Moira ( Maite Lanata )- dejó inconclusa. Un chico ha desaparecido y su madre ( Paola Barrientos ) lo busca con desesperación; Danubio siente que tiene que terminar con lo que empezó Doberti, casi como si se lo debiera.

Joaquín Furriel, Julieta Zylberberg y el director Hernán Goldfrid, durante el rodaje de la segunda temporada de la miniserie
Joaquín Furriel, Julieta Zylberberg y el director Hernán Goldfrid, durante el rodaje de la segunda temporada de la miniserie Crédito: Gentileza HBO

En paralelo, explica Marcos Osorio Vidal -guionista y coautor junto al escritor de la novela Gustavo Malajovich-, Danubio hará un viaje emocional hasta encontrarse con su hija, que si bien está con él físicamente, no lo está espiritualmente. Ella pasó más tiempo con Iván [su captor] que con Fabián. Además, suma, a través de recuerdos y sueños, también se va a contar qué pasó en el lugar el que estuvo cautiva la niña, algo que se detalla en el best seller de Malajovich pero que en la primera temporada de la serie fue dejado de lado.

Sentado en una de las mesas del improvisado comedor de rodaje, entre máquinas de medias de otros tiempos, Osorio Vidal explica: "Necesitábamos meter un policial para Fabián, porque queríamos que él siga investigando. El libro de Gustavo termina con él ya instalado en la oficina de Doberti, dispuesto a convertirse en un investigador. Pero sentíamos que faltaba todavía, no teníamos un personaje que pueda empezar así. Aprovechamos eso que teníamos que contar de Moira para traer un caso que lo foguee y lo convierta, si querés y en vistas a una tercera temporada, en un investigador más sólido. Necesitábamos ese escalón".

Maite Lanata vuelve a interpretar a Moira, una adolescente que tiene que volver a adaptarse a la sociedad tras una década en cautiverio
Maite Lanata vuelve a interpretar a Moira, una adolescente que tiene que volver a adaptarse a la sociedad tras una década en cautiverio Crédito: HBO

"Siempre pensamos a Fabián como un investigador normal. Pensamos qué haríamos nosotros si tuviéramos que investigar este caso. No nos paramos en un investigador con una destreza superior, sino desde el sentido común", suma

Después de leer muchas noticias de chicos desaparecidos, Malajovich y Osorio Vidal encontraron una historia que les llamó la atención. Ese fue el puntapié inicial, al que le siguieron discusiones y más discusiones. "Lo que tuvimos que plantear fue el caso nuevo, partió de cero, de varias ideas. Lo que buscábamos era lograr una idea que nos permitiera giros hacia el final, como sucedió con la primera temporada. Estas revelaciones medio sorpresivas y en cadena que logran desconcertar", indica el coautor, que en esta oportunidad trabajó mano a mano con el creador de la historia.

Un mirada coral

Danubio vuelve a convertirse en investigador, esta vez para encontrar un chico de 15 años
Danubio vuelve a convertirse en investigador, esta vez para encontrar un chico de 15 años Crédito: Gentileza HBO

Mientras Zylberberg sigue grabando escenas en la Central, Osorio Vidal habla con LA NACION sobre el vínculo amoroso entre Blanco y Danubio. "Pasa muy poco tiempo entre la primera y la segunda temporada. Están recién intentando conocerse. Por eso ella se involucra tan fácil en esto. Él la llama y si bien primero le dice ´¿qué te metés en esto?´, termina involucrada. El vínculo amoroso no crece tanto", adelanta.

En esta nueva temporada, se incorporan además de Rissi, Barrientos y Marcelo Subiotto, nuevos policías con los que Danubio tendrá rispideces, y personajes vinculados a la desaparición del chico, que es más grande que Moira.

Una de las locaciones de El jardín de bronce es en una ex fábrica de medias
Una de las locaciones de El jardín de bronce es en una ex fábrica de medias Crédito: Gentileza HBO

Además Doberti vuelve a la vida. "Aparece en otra línea temporal, donde muestran la investigación que hizo en el pasado del mismo caso que está investigando Danubio en el presente", explica Osorio Vidal.

A comparación de la temporada anterior, habrá más puntos de vista volviéndola una serie más coral. Antes, solo se conocía la mirada de Danubio; ahora se suman las de Moira y Doberti.

Trailer de la primera temporada de El jardín de bronce

00:55
Video

La jornada está terminando; por fin lograron esconder a los personajes y técnicos que no tenían que aparecer en escena. Abajo, hay café y cosas dulces para el descanso. Y, entre los pocos datos que puede dar el coautor, se le escapa uno "prohibido": se hablará del mundo del fútbol, habrá pistas falsas y el final tendrá una vuelta de tuerca inesperada.

Después de caminar unos cuantos minutos para salir de la fábrica, asoman unos barrotes: además de la oficina de la Central, se hicieron ahí mismo escenas de la entrada a una misteriosa prisión.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.