Bienvenidos a bordo: el conmovedor recuerdo de Guido de las austeras salidas familiares

El conductor contó una emotivo y simpática historia de cómo eran las austeras salidas familiares en su infancia y conmovió a sus compañeros e invitados
El conductor contó una emotivo y simpática historia de cómo eran las austeras salidas familiares en su infancia y conmovió a sus compañeros e invitados Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
(0)
31 de julio de 2020  • 12:04

Guido Kaczka tiene la particularidad de contar muchas anécdotas propias en cada emisión de Bienvenidos a bordo , el programa de juegos que conduce por eltrece . Ayer, el conductor repasó un momento de su infancia, que conmovió a todos en el piso, sobre los austeros planes familiares de cada fin de semana en su hogar.

Ocurrió en medio del juego en el que los invitados famosos - en la última edición fueron Ingrid Grudke, Celeste Muriega e Iliana Calabró- debían bailar una canción. Uno de los taxistas que se suma al programa, y estaba listo para el desafío, habló de los lugares a los que iba a bailar, comentario que activó un recuerdo de Kaczka.

El tradicional boliche Zodíaco, sobre la avenida Juan B. Justo, hizo pensar al conductor en una heladería de la misma zona. "La salida con mis papás, ¿sabés cuál era?", le dijo al locutor. "Salíamos con mis papás, íbamos al Anta [Helados], nos subíamos al auto e íbamos a dar vueltas a ver departamentos sobre [la calle] Pedro Goyena".

El simpático relato del conductor continuó con una imitación de su papá: "¡Mirá qué edificio, Susana!", contó Kaczka que le decía a su madre. "Así era la salida, retrocedíamos, mirábamos un edificio. Íbamos como cuatro atrás, más de lo que se podía. Estoy dándome cuenta que era todo por fuera del reglamento", reflexionó.

Es la segunda vez en pocos días que el conductor recuerda a su padre en televisión. "¿Qué me contás? Hablame de números, hablame de energías -le dijo días atrás a un participante, apropósito de una anécdota personal-. Qué lindo que tu papá diga que te ama. Yo te digo una cosa, lo que más extraño de mi papá es la forma que tenía de quererme. Nadie me volvió a querer así. Por supuesto que siento el cariño de mi familia, de mi mamá, de mi esposa, de mis hijos. Pero como me quería mi viejo no. No lo siento más".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.