Las muertes dudosas del rock y el pop

Crédito: AP
Mientras aún se desconocen las causas del fallecimiento de Prince, otros casos de decesos de estrellas que dieron que hablar
Mauro Apicella
(0)
22 de abril de 2016  • 17:07

De Elvis a Prince , las muertes de los personajes más rutilantes de la música popular pueden ser tan enigmáticas como sus vidas.

Más allá de los resultados de la autopsia del músico, cuyos resultados se conocerán en el transcurso de algunos días y que podrían revelar que la muerte de Prince tuvo puntos de contacto con la de Michael Jackson (se habla de que la internación de urgencia días antes de su muerte habría tenido que ver ya no con una gripe sino con el uso de un analgésico para aliviar dolores en la cadera de músico), las dudas que surgen luego de la muerte de celebridades de distintos ámbitos del espectáculo pueden ser una manera de mantenerlos vivos, más cerca o, simplemente, en boca de todos.

Elvis, el hombre eterno. Creer que el mismo día de la muerte de Elvis un hombre idéntico a él compró –con el nombre de John Burrows, seudónimo que solía usar el Rey del rocanrol–, pasajes de avión para viajar a la Argentina es quizá una manera de negarse a aceptar la muerte del artista. Pero si eso no era suficiente, había que alimentar una conclusión que sirviera al inconsciente colectivo. Por ejemplo: Elvis trabajaba para el FBI y tuvo que cambiar de identidad y viajar a la tierra de los gauchos y el asado como una especie de testigo protegido. Ideal para una novela de espionaje ¿Cierto? El informe forense oficial dice que Elvis murió a los 42 años, el 16 de agosto de 1977, cuando se encontraba en el baño de su casa, a causa de un ataque cardíaco provocado por una arritmia, su obesidad y su adicción a las drogas. Tiempo después, su médico personal afirmó que la constipación –que había sido interpretada en la autopsia como un factor secundario– terminó siendo determinante en su deceso.

Un sandwich de jamón. Las sobredosis de alcohol o drogas siempre sugieren muertes dudosas hasta que se establece la causa de muerte y, algunas veces, las versiones igualmente se imponen a la ciencia. Pero hay teorías conspirativas incluso más potentes que los narcóticos. La muerte de Mama Cass, en 1972, en Londres, luego de un concierto, se debió a un infarto. La autopsia determinó que no había drogas en su organismo ni signos de asfixia. Sin embargo, como en el departamento en el que murió se encontró un sandwich de jamón sin terminar, se comenzó a especular con la trasnochada idea de que había muerto asfixiada al ingerir la otra mitad del sandwich. Estrés, una vida agitada y su obesidad podrían ser motivos menos fantasiosos, aunque, obviamente, eso no figura en las pericias forenses.

Fuente: Archivo

La historia que se repite. Whitney Houston murió en 2012, ahogada accidentalmente en la bañera de un hotel luego de ingerir cocaína y medicamentos. Similar fue el caso de su hija Bobbi Kristina (la encontraron en la bañera de su casa), que falleció en 2015 luego de pasar varios meses en estado de coma.

El suicidio de Cobain. La autopsia de líder de Nirvana concluyó que la muerte del músico fue el resultado de "una herida de bala infligida en la cabeza". Y se estima que la hora de su muerte, el 5 de abril de 1994, fue alrededor de las 11.30. Pero siempre generaron dudas las denuncias que su esposa Courtney Love hizo sobre los intentos de suicidio del cantante y ciertos datos que cada tanto aparecen en torno a la fecha de un aniversario de su nacimiento o de su muerte. La primera surgió al poco tiempo de su fallecimiento, cuando el investigador privado que buscó a Cobain (desapareció el 3 de abril y lo encontraron muerto el 8), dijo que la carta que dejó no era la de un suicida sino la de un músico que le hablaba a sus fans y les decía que ya no quería hacer giras. Solo al final se refería a su mujer y a su hija.

Juicios por Michael. Con mucha más seriedad se pueden tomar los trascendidos en torno a la muerte de Michael Jackson. ¿Por qué? Porque las investigaciones y conclusiones no se debaten en redes sociales sino en tribunales de los Estados Unidos. Los juicios a personas de su entorno y a su médico pusieron luz a algunos detalles. Michael Jackson murió el 25 de junio de 2009. La primera información que llegó sobre su muerte estaba relacionada con la combinación de calmantes. Quienes realizaron la autopsia determinaron que se trató de una intoxicación con propofol, un anestésico quirúrgico recetado por su médico personal Conrad Murray. En este caso no hubo versiones encontradas, sin embargo, la judicialización del caso ocurrió porque no se pudo determinar, en ese momento, si su muerte fue causada por la impericia del médico o por la automedicación de Jackson. En el juicio se condenó a Murray a cuatro años de cárcel por homicidio involuntario. Finalmente quedó libre cuando cumplió la mitad de su condena.

Casa de locos. Entre las muertes trágicas y violentas figura la de Marvin Gaye, asesinado por su padre el 1° de abril de 1984), quien le disparó al pecho con una escopeta luego una discusión. Las dudas que aún existen sobre el crimen se centran en el motivo. Algunos testigos dijeron que había sido por el festejo que harían por el cumpleaños del cantante, al día siguiente.

Tragedia local. El caso de Pappo también es llamativo, cuando se analiza el obituario local. Norberto Napolitano falleció en un accidente de tránsito el 25 de febrero de 2005, en el kilómetro 71 de la Ruta Nacional 5. Luego de que se publicara una biografía que enojó a Luciano Napolitano, el hijo de Pappo hizo una declaración pública y pormenorizada del hecho en el que, por una mala maniobra, el guitarrista cayó sobre el asfalto y fue atropellado por un auto que no pudo frenar a tiempo.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.