Los siete videoclips más caros de la historia

Michael Jackson y su video de 1991, "Black or white"
Michael Jackson y su video de 1991, "Black or white" Fuente: Archivo
Un ranking de los artistas que no repararon en gastos a la hora de plasmar su música en pantalla
(0)
27 de marzo de 2017  • 00:10

Hubo un tiempo en que los músicos invertían millones y millones de dólares en producir videclips. Estas piezas audivisuales no sólo reforzaban la difusión de sus singles, sino que también les brindaba un cierto status artístico. Michael Jackson es, posiblemente, uno de los precursores en el arte de entretener desde la pantalla, de la mano de esa perla / cortometraje que fue "Thriller", en 1982. Desde entonces, muchos se esmeraron por alzar la vara, sin reparar en gastos. Aquí, un repaso por las siete piezas audiovisuales más caras de la historia.

1. Michael y Janet Jackson -"Scream"

Como no podía ser de otra manera, el "Rey del Pop" -acompañado por su hermana menor, Janet - encabeza la lista. Para su corte de 1995, "Scream", Michael Jackson imaginó una aventura intergaláctica con una estética de avanzada para la época. La dirección estuvo a cargo de Mark Romanek y, para complacer todos los caprichos visuales de "Jacko" se gastaron unos 7 millones de dólares (a 2017, estaríamos hablando de unos 10 millones). Tan sólo la animación computada de la nave espacial -que hoy resulta bastante obsoleta- costó 65 mil dólares, al tiempo que las luces utilizadas durante los 11 días de rodaje sumaron otros 175 mil a la factura final.

Su epopeya se ganó, de hecho, un lugar en el Guiness World Records al considerarlo el video más caro jamás realizado.

2. Madonna - "Die Another Day"

Es verdad que no se trata de uno de los temas más populares de Madonna , pero su desembarco en el universo de James Bond merecía un contundente despliegue. "Die anothe day", de 2002, fue incluída en la película homónima del agente secreto y su videoclip costó un total de 5 millones de dólares.

Con dirección del grupo sueco Traktor (Mats Lindberg, Pontus Löwenhielm, Ole Sanders), la pieza mezcla escenas de golpes y torturas con peleas de esgrima y hasta un enfrentamiento cuerpo a cuerpo entre una "Madonna buena" y una "Madonna mala". La reina del pop se arrogó, además, el derecho de componer una canción techno que rompiera con esa tendencia más bien "clásica y popera" que siempre ha musicalizado a 007. Toda una osadía.

3. Madonna - "Express Yourself"

Antes, mucho antes de que David Fincher dirigiera oscuras películas como Seven o El club de la pelea, su visión artística se volcaba dentro del universo del videoclip. Y una de las primeras y más exitosas incursiones dentro de ese género lo dio de la mano de Madonna .

Con un presupuesto de 5 millones de dólares (un número que, teniendo cuenta la inflación estadounidense, hoy alcanzaría los 9 millones), la Reina plantó bandera con su himno feminista "Express yourself" y dio comienzo a esa etapa utrasexualizada que desarrollaría en la primera mitad de los 90. El lanzamiento del clip se produjo el 9 de mayo de 1989 y no demoró en alcanzar la cima en la lista de videos más solicitados. Para muchos, se trata del trabajo más emblemático dentro del extenso catálogo de la diva.

4. Madonna - "Bedtime Story"

Luego de dar por terminada su etapa de "ultrasexualidad", Madonna se embarcó en un viaje de exploración artístico que culminó en su disco de 1994, Bedtime Stories.

Para promocionar su tercer sencillo -el que daba nombre al álbum en cuestión-, la cantante recurrió a los servicios de Mark Romanek, quien ya la había dirigido en el video de "Rain" unos años antes. La canción merecía un video poco convencional, no sólo por la invitación lírica a explorar el subconsciente, sino también porque el tema marcaba su primer acercamiento a los sonidos más electrónicos y experimentales (¿vale recordar que Björk colaboró con la letra de esta canción?) .

La apuesta de 5 millones valió la pena: tiempo después, el clip de "Bedtime Stories" fue adquirido por el Museo de Arte Moderno de Nueva York por su valor artístico y sus inspiraciones surrealistas.

5. Michael Jackson - "Black or White"

Un tiempo antes de emprender su viaje intergaláctico con su hermana Janet, Michael Jackson pensaba en un clip para el primer corte de difusión de su disco Dangerous (1991). Lo curioso es que "Jacko" iba a sorprender el mundo con su renovada imagen: a diferencia de sus últimas apariciones públicas, ahora lucía blanco.

En medio de una enorme polémica que lo enemistó con una gran porción de su público afroamericano, el Rey del Pop presentó "Black or white" -¿pura casualidad?- y todo el mundo volvió a caer rendido a sus pies. La excéntrica idea del ídolo se concretó en un video de 11 minutos de duración que costó 4 millones de dólares, contó con la dirección de John Landis y la participación de Macaulay Culkin y una jovenísima Tyra Banks.

Para su difusión en MTV y otras cadenas de videoclips, se presentó una versión acotada de poco más de 5 minutos.

6. Guns N' Roses - "Estranged"

Con el lanzamiento del disco doble Use Your Illusion, la banda liderada por Axl Rose y Slash alcanzó otra categoría dentro del universo del rock. Embarcados en una gira mundial -que los trajo dos veces a Buenos Aires, en 1992 y 1993- los videoclips salían como pan caliente: fueron, en total, 11 singles los que surgieron de ese ambicioso proyecto. Entre los más recordados, claro, se contaban a dos baladas que se convirtieron rápidamente en hits: "Don't cry" y "November rain".

Con la intención de cerrar esa trilogía amorosa -con la turbulenta relación de Rose con la supermodelo Stephanie Seymour en primer plano-, los chicos malos de California se embarcaron en la filmación de un video "a lo grande". Un barco en altamar, helicópteros, policías, delfines, una plataforma que hiciera emerger al guitarrista de rulos desde el fondo del mar, efectos especiales... Todo se puso al servicio de "Estranged", dirigido por Andy Morahan. El costo total de la extravagancia lanzada en 1993 alcanzó los 4 millones de dólares.

7. Gwen Stefani - "Make Me Like You"

No había posibilidad de cometer el más mínimo error: el video de "Make me like you", de Gwen Stefani , se grabó en vivo, durante una pausa de los Grammy del 2016. El clip se hizo en una sola toma y se utilizaron varios escenarios, cambios de vestuario y una gran cantidad de elementos para darle espectacularidad a cada uno de los sets. En total, unas 250 personas participaron en el rodaje, que costó 4 millones de dólares y fue dirigido por Sophie Muller.

El resultado -que marcaba su regreso, a 10 años de lanzar su segundo disco solista- se estrenó al final de la ceremonia de entrega de los famosos galardones musicales.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.