El drama de Marixa Balli: local inundado y pérdidas económicas por más de un millón de pesos

Marixa Balli habló de las pérdidas que sufrió tras la inundación de su local de zapatos
Marixa Balli habló de las pérdidas que sufrió tras la inundación de su local de zapatos
(0)
24 de septiembre de 2020  • 21:10

Marixa Balli está atravesando una nueva situación dramática en su vida. A pesar de tener la habilitación correspondiente para poder reabrir su local ubicado en una galería en Flores, en la calle Avellaneda, la empresaria textil tuvo que volver a cerrarlo, ya que a partir de la rotura de un caño vecino se inundó el negocio y perdió la mercadería que tenía en stock.

Mientras mostraban imágenes de los daños y destrozos de Xurama, su local, Marina Calabró dio más información al respecto: "No hay manera de frenar el agua que cae del techo, le ha oxidado todas las estanterías. Marixa ha invertido mucho dinero en este local. Un local que está cerrado desde marzo por la pandemia y cuando quiso abrir se encontró con esta situación", advirtió la conductora de Confrontados.

Con el móvil en vivo desde el lugar y mientras esperaban la presencia de Balli en el piso, el encargado de la galería expresó: "Desde que empezamos a abrir, en agosto, encontramos el local en estas condiciones. No es un caño de la galería, es del edificio de al lado. La pérdida proviene de una propiedad usurpada".

Ya sentada en el estudio, la cantante dio detalles acerca del dramático momento que está viviendo: "A mí todo lo que me pasa nunca es normal. Tengo que remar y remar. Estoy agotada porque cada remada es guita que ponés y ponés. Fueron 400 pares de zapatos arruinados; los tuve que tirar porque el calzado estaba aniquilado", indicó cansada de la situación.

Tras asegurar que se trata de su local de calzado, el cual inauguró hace un año, la vedette apuntó directamente contra el dueño de la galería por no haberle avisado de la situación. "Con la pandemia uno tenía que pedir permiso para ir. Lo que más me molesta es que nadie me avisó de esto. Yo no tengo las llaves de la galería para chequear que todo esté bien. Acá nadie se quiere hacer cargo de nada", señaló enojada.

Ver esta publicación en Instagram

[R][R][R]

Una publicación compartida de M a r i x a B a l l i [R] (@marixaballi) el

Si bien aseguró que le va muy bien en su faceta de empresaria textil, la artista confesó los altos montos que debe pagar por estar en la calle Avellaneda. "Se pagan cifras terribles. Pago un alquiler altísimo de 150 mil pesos por mes y una llave para ingresar que es en dólares. Te puede salir desde 30 mil hasta 100 mil dólares. Si yo me retiro pierdo miles de dólares porque no te ampara nadie", advirtió al tiempo que aclaró que tras la reapertura luego de la cuarentena estricta las ventas bajaron considerablemente.

"Hoy se vende de a una prenda, ya no vienen los micros mayoristas. Yo soy fabricante, vendo por volumen. Por suerte ahora estoy con las compras online, no paro de laburar gracias a que tengo una clientela fija muy importante. La verdad no me puedo quejar, me va muy bien", agregó.

Llamativamente ese es el mismo local en el que, en octubre pasado, Balli sufrió una caída de casi 4 metros de altura y debió ser hospitalizada."Todavía estoy recuperándome, luchando por sacar el cuerpo de mi hermano de Chacharita, así que al lado de eso esto no es nada. Pasa que todo esto implica mucho dinero. La verdad que ya no tengo ganas de estar porque no veo ayuda, ni nadie que me de una respuesta. Sufrí pérdidas económicas por más de un millón de pesos", concluyó angustiada.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.