En qué anda Chachi Telesco... ¡volverá a la televisión!

Chachi Telesco regresa a la pantalla chica, de la mano de la tira Educando a Nina
Chachi Telesco regresa a la pantalla chica, de la mano de la tira Educando a Nina Crédito: Gerado Viercovich
La joven formará parte de la nueva tira de Telefé, Educando a Nina, que se estrena mañana, las 21.30; te contamos todo sobre este regreso y su presente
Agustina Bach
(0)
10 de abril de 2016  • 00:54

Chachi Telesco desembarcó en la pantalla chica con un escándalo mediático mientras intentaba participar de un reality de talentos y lo que parecía ser un puntapié para su carrera como actriz y bailarina, le trajo más de un dolor de cabeza. Luego, bajó el perfil, pero siguió conectada al medio. Ahora, vuelve a la tevé con todo: estará en el prime time de la Telefé, ya que formará parte de la tira protagonizada por Griselda Siciliani, Educando a Nina. Hablamos con ella sobre esta nueva etapa en su vida y, además, nos reveló que encontró en la meditación la herramienta para sacar la paz que llevaba adentro.

-Chachi, volvés a la tele de aire, al prime time, ¿dónde anduviste este tiempo?

-Estuve grabando para Disney Dance, un programa que dio vueltas al globo. No se vio acá en la Argentina, pero se vio en casi todo el mundo. Hice cine y, además, abrí mi escuela de teatro que es lo que me llevó a mirar un poco adentro mío.

-¿Qué te aportó la escuela?

-Me di cuenta que quería enseñar y hacer algo a nivel legado. Es increíble. Estoy hace tres años y no creo que suelte más la escuela. Estoy yendo a dar seminarios en el interior del país. Además, lo que apareció en mi vida es la meditación. Cuando empecé a meditar se abrió todo un campo de servicio. Siempre estuve atenta a ayudar a otros, pero me acerqué a la fundación que es El arte de vivir y todas las semanas llevamos la meditación a distintos lugares e instituciones. A mí me toca el penal de San Martín. Y ahora que estoy acá en Telefé también estoy atenta a si alguien necesita algo por estrés laboral porque siempre estamos todos corriendo. Está bueno tener un espacio donde el cuerpo se toma vacaciones y la mente se vuelve feliz, eso es la meditación para mí y es lo que como instructora estoy dejando.

-¿Creés que la meditación te ayudó a digerir muchas cuestiones pasadas y tanta exposición mediática?

-Yo creo que esto llega por muchos frentes. Yo aprendí a ser feliz mucho antes que llegara la meditación a mi vida, pero me dio liviandad. La meditación me da, en muy poquito tiempo cada día, liviandad de verdad. Me di cuenta que eso no pasa en la Argentina. Hace poco estuve en la India y me encontré que es una sociedad que tiene esta conciencia desde la niñez y acá no pasa. En lo personal, creo que esto ya estaba adentro mío. Toda la paz y la felicidad que logré, ya estaba adentro, sólo necesitaba encontrar un maestro que me enseñara la herramienta para ver lo que ya tenía. Eso es lo loco. A donde voy como instructora veo que lo que buscan las personas ya lo tienen adentro.

Elencazo para la nueva producción de Telefé, Educando a Nina
Elencazo para la nueva producción de Telefé, Educando a Nina Crédito: Gerardo Viercovich

-¿Tu personaje en Educando a Nina se parece en algo a vos?

-Mi personaje se llama Magalí y es la que le roba impúdicamente el novio a Nina, uno de los personajes que hace Griselda. Ese novio es El Bicho (Nicolás Furtado), una especie de Rodrigo cuartetero, que la rompe. Él tiene tres coristas: Griselda Siciliani, Jorgelina Aruzzi y yo. Así que mi personaje es esta pendeja, trola, corta, pero muy graciosa. Tuvo y tiene mucho juego de composición porque tiene un caminar muy distinto al mío, un bailar particular, tiene modismos y puteadas muy graciosas, pero nada que ver conmigo. Fue un trabajo riquísimo de composición y tiene mucha improvisación en el set.

-¿Cómo es tu relación con Griselda?

-Nos morimos de la risa y la verdad es que la admiro desde que soy chiquita, desde que ella hacia teatro con Carlos Casella y yo ya la iba a ver con la admiración que le tengo como comediante musical, que es lo que yo estudié. Ni bien la vi le dije: ¡Sos tan grosa! Y ahí empezamos a laburar. Es imposible hacer humor si no tenés la improvisación a la orden del día. Entonces Jorgelina, ella y yo, nos la pasamos boludeando todo el tiempo en el set y de ahí surge lo que van a ver en pantalla.

-Estás feliz entonces con esta tira, ¿no?

-Estamos celebrando porque vuelve el cuarteto a la televisión argentina, sale de Córdoba como un misil y se va directo a explotar en todo el territorio argentino.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.