Valeria Lynch: "Con Mariano estamos conviviendo por obligación, pero nos acostumbramos"

Valeria Lynch y Mariano Martínez, el inicio de la cuarentena por la pandemia los encontró juntos y ya no se separaron más
Valeria Lynch y Mariano Martínez, el inicio de la cuarentena por la pandemia los encontró juntos y ya no se separaron más Crédito: Instagram
Liliana Podestá
(0)
13 de octubre de 2020  • 12:15

Ajena a lo que se dice de ella en los medios para cuidar su "salud mental y física", Valeria Lynch prepara su segundo streaming, Imparable, el domingo 18 de octubre a las 21, por la plataforma Argentina Show Live. Esta vez tocará en un estudio, con su pareja Mariano Martínez y con toda su banda, luego de seis meses de no poder encontrarse. Pero también se anima a desgranar el enojo de Patricia Sosa por la coincidencia en fechas de sus streamings. Y cuenta sobre la felicidad que le da ser abuela y la convivencia "forzada" con Mariano: "No sé cómo hubiera pasado esta cuarentena sin tenerlo a Mariano al lado", dice Lynch a LA NACION.

-¿Este streaming también va a levantar tanta polvareda como el anterior? Luisa Albinoni se quejó porque coincidían en la fecha y la cambió.

-¡Nooo! Eso fue una estrategia, se notaba. A Luisa no la vi nunca en mi vida, obvio que sé quién es, pero no la conozco personalmente. Aprovecharon la volada. Pasó así: yo iba a estar el 10, pero de la plataforma me pidieron pasarlo una semana porque teníamos poco tiempo para informar y, mínimo, hago un mes de prensa. Entonces lo hacemos el 18 y festejamos el día de la madre. Siempre va a haber un streaming porque es lo que podemos hacer ahora. Pero además, ¿qué tengo que ver yo con Luisa Albinoni? El día que hice el streaming anterior también estuvo Martín Bossi y nadie se quejó, ni él ni yo, porque entendemos cómo es el mundo del espectáculo y esta nueva tecnología. La gente sacará la entrada para ver a su artista y pueden funcionar los dos juntos.

-¿Y por qué Patricia Sosa se enojó tanto?

-Hubo un malentendido y ella nunca escuchó el último mensaje que le mandé porque me bloquearon los dos, ella y él (Oscar Mediavilla). Nunca tuve ningún problema con ningún colega, menos con un amigo y mucho menos voy a hacer eso que dicen porque me parece nefasto. ¿Qué quiere decir sacar la fecha? En esto no hay fechas que uno compra; acá uno hace lo que puede. En ese primer streaming le pregunté al dueño de la plataforma qué día tenía libre y me dijo que el viernes. Debería haberme dicho que ese día estaba Patricia: yo no lo sabía. De verdad no sabía. Cuando me lo dijeron, la llamé, le conté que no había sido mi intención y me contestó que ya lo sabía. Le dije que me dejara pensar qué podíamos hacer. Yo no lo podía cambiar para otro día porque Mariano se iba a hacer Cosquín Rock: virtual pero tenía que viajar y era su primer streaming. Con Mariano hicimos todos los cambios posibles para no perjudicarnos ninguna de las dos: había llegado a acortar mi show, empezar una hora antes y pensamos en vender su show, que venía inmediatamente después. Incluso se nos había ocurrido que podíamos hacer una interacción y cantar juntas o en su show o en el mío. Pero esto que le dije nunca lo escuchó porque se puso tan mal que nunca escuchó la propuesta, ni él ni ella. Lo tengo grabado y en algún momento lo voy a mostrar.

"No hablé en su momento (sobre lo ocurrido con Patricia Sosa) porque salir a defenderme de algo que no hice no es mi estilo"
"No hablé en su momento (sobre lo ocurrido con Patricia Sosa) porque salir a defenderme de algo que no hice no es mi estilo"

-¿Y por qué no dijiste nada en ese momento?

-No hablé en su momento porque salir a defenderme de algo que no hice no es mi estilo. Tampoco me parece meterme en el barro. Si hubiese salido hubiera ensuciado todo mucho más, no me gusta, no soy así y no voy a hablar mal en ningún lado, menos en un programa de televisión. Tampoco me voy a hacer la víctima. No pasa nada si cambiás la fecha. Cuántas veces hemos coincidido en un show distintos artistas en diferentes teatros y no por eso te peleás con el otro. Acá no se compran las fechas y pueden funcionar dos shows de cantantes un mismo día. Cuando me tocó cantar en las mismas fechas que Sandro, yo estaba en el Teatro Opera y él en el Gran Rex, ¿sabes qué hicimos? Lo capitalizamos, me crucé a su teatro y él al mío. Fue una locura, paramos la calle Corrientes y fue una movida publicitaria espectacular. Bueno, Patricia nunca escuchó mi mensaje. Creo que se dejó llevar por alguien... Eso que hizo no me cayó bien porque si sos amigo de alguien, encarás a ese alguien y no vas a hablar a la televisión.

-¿Te gustaría hablar y aclarar las cosas?

-No sé. En este momento no sé, la verdad. Que me desbloquée y lea. Yo le voy a dejar el mensaje ahí para que vea que se equivocó. Nunca fue mi intención. ¿Cuándo tuve un problema con un colega? Nunca. Y menos con un amigo. Hubiera sido bárbaro cantar una canción juntas. Y hablar conmigo en lugar de llamar con la gente de la plataforma. Hubiera hablado conmigo y se arreglaba todo y no se sentía herida. Pero además no sé por qué estaba tan herida porque no había forma de que esto fuera malicioso. Los espectáculos pueden convivir y no pasa nada. Cada una tiene públicos distintos, y si había alguna que compraba la misma entrada, que era lo que la preocupaba, de esa manera que yo decía, sacrificando canciones y haciéndolo una hora antes, ella entraba cuando yo terminaba. Y ya está. Pero bueno, no escuchó la propuesta. Una pena. Me mataron. Pasaron cosas muy feas de las cuales soy ajena totalmente y me comí unos palos muy injustos. Las cosas suceden, pero ya quedaron atrás y yo estoy en una nueva etapa en la que, no te voy a decir que todo me resbala, pero le estoy poniendo la energía a las cosas que valen la pena. Y lo que vale la pena es mi vida, mi carrea, mi salud física y mental.

Lo que hizo (Patricia Sosa) no me cayó bien porque si sos amigo de alguien, encarás a ese alguien y no vas a hablar a la televisión

-¿Cómo va a ser este nuevo streaming?

-Es tan nueva esta tecnología que nunca sabes qué va a pasar porque en el anterior, artísticamente y en venta de entradas me fue espectacular, pero la plataforma colapsó y mucha gente no pudo ver el show y fue difícil todo eso. Ahora cambié de plataforma, vamos por Argentina Show Live que es nueva y depende de Amazon y Google y espero que esta vez todos puedan verlo y disfrutarlo. En el primer show no había protocolo, no pude trabajar con mi banda y lo hice con Mariano Martínez, que trabajó de una manera impresionante. Estábamos los dos solitos desde el living de mi casa. Esta vez nos reencontramos con mi banda después de seis meses. A principios de marzo hicimos un show en vivo, nos agarró la cuarentena y no nos vimos más. Ahora estamos felices y ensayando a full. Va a ser en un estudio de televisión y en vivo. Espero que nos vaya bien tecnológicamente hablando porque sé que la artística va a ser muy buena. Estamos todos con unas ganas, una pasión y un entusiasmo únicos.

-¿Qué diferencias tiene con el anterior?

-Voy a cantar todos mis éxitos. No es que me pasé a hacer rock y no están más las baladas porque es la música que me identifica, que me hizo popular y respetada por el público entonces nunca voy a dejar de hacer esas canciones que se metieron en el corazón de la gente. Lo distinto que hizo Mariano fue aggiornar mis canciones, darle una impronta que mantiene la esencia de las canciones. Va a haber una parte con mis clásicos, otra con un acústico con mis dos hijos y Mariano tocando las violas. Voy a hacer canciones que no hago hace bastante tiempo y las fans me piden y vamos a terminar a todo trapo. Mariano va a ser un invitado de lujo porque tenerlo como el gran músico que es y compartir este show es muy importante. Mi hijo Santiago es mi stage manager desde hace muchos años y Federico es guitarrista de mi banda. Tais estuvo en el anterior streaming así que esta vez no va a estar porque no queremos repetir la fórmula.

-Tenes tantos años de trayectoria y estás tan vigente como siempre, ¿cuál es el secreto?

-No sé si hay una fórmula o un secreto. Creo que tiene que ver con cómo es cada uno. Me considero una artista de riesgo porque asumo nuevos proyectos y responsabilidades. Creo que un artista no conoce sus límites, no tiene techo, debe probar diferentes caminos, hurgar por distintos senderos hasta encontrar lo que mejor hace. Encarar proyectos con cosas que no hice nunca es seguir creciendo. Me gusta sorprender a la gente porque es respetarlos y respetarme, aportando cosas distintas. No me imagino sin subirme a un escenario, sin poder cantar, transmitir mis emociones y mis vivencias. La verdad es que me van a tener que bajar con un juez. [Risas].

"Creo que un artista no conoce sus límites, no tiene techo, debe probar diferentes caminos, hurgar por distintos senderos hasta encontrar lo que mejor hace"
"Creo que un artista no conoce sus límites, no tiene techo, debe probar diferentes caminos, hurgar por distintos senderos hasta encontrar lo que mejor hace"

- O sea que de retirarte, ni hablar...

-Ojalá falte mucho tiempo, pero eso va a pasar cuando de verdad no pueda cantar o se termine mi voz o no pueda expresarme a través de la música. Mientras tanto, hay Valeria para rato.

-Ya pasaron más de seis meses de pandemia y de convivencia con Mariano, ¿funciona?

-Estábamos paseando en el verano en Uruguay y cuando nos enteramos de la cuarentena obligatoria nos vinimos corriendo. No pensábamos en convivir porque es una relación muy nueva, pero me trajo y se quedó en casa porque ya no pudo viajar así que es una convivencia forzada. Ahora está acá y ya le gusta (risas), pero tiene su casa en las sierras de Córdoba. Hubo un período de adaptación que no fue tan fácil, pero ahora sí y somos todos muy respetuosos de las individualidades. Yo tengo una casa que es muy grande, de dos pisos, Tais está en la parte de arriba, tiene su independencia. Ya tiene 19 años. Estamos muy pero muy bien. Cuando cantamos juntas con Tais en el show anterior, el arreglo lo hizo Mariano y ella estaba muy feliz. Hay una muy buena relación, cosa que me enternece mucho. Además cumplen años el mismo día, el 24 de septiembre, y los festejamos los tres juntos. Hubieron algunas rispideces, pero todo solucionable y ahora estamos transitando un buen momento.

Ver esta publicación en Instagram

Monigoteando con @tatibornes #teamomuchi

Una publicación compartida por Valeria Lynch (@valelynchok) el

-¿Pero tenías ganas de convivir?

-La realidad es que no lo había pensado, no tuve tiempo. Fue una cosa obligada y no algo que nos propusimos. Estamos conviviendo por obligación, pero nos acostumbramos y nos gusta. Fue una prueba de fuego y varias veces nos preguntamos qué va a pasar cuando se termine la cuarentena. La idea era, en un futuro, convivir un poco en Córdoba y un poco acá, pero no se pueden hacer proyectos porque la realidad te golpea de distintas maneras y lo que pasó, tan inesperado, nos obligó a algo que no teníamos pensado. La verdad es que ahora estamos muy bien.

- Imagino que el punto de encuentro familiar es la música.

-Totalmente. La música nos ayudó muchísimo e hizo que todo sea más fácil y llevadero. Pasaron más de 6 meses y no lo podemos creer. Lo positivo es hacer una mirada introspectiva porque uno corre detrás de qué. Tantas veces corrí para los shows, me subía a un avión, de acá para allá y de repente paramos todo y revaloramos las cosas simples de la vida. Yo tengo dos nietos chiquititos que pude ver dos veces nada más y con mucho recaudo. Los extraño, tengo sus videos todos los días porque obligo a mis hijos y mis nueras a mandarme todo. Y los veo crecer y quiero abrazarlos. A Benicio lo pude ver más porque tiene 10 meses y es pre pandemia, pero Julia nació en 1° de mayo, en pandemia. Es una familia tan linda la que tengo. Estoy feliz. Los quiero tanto y les agradezco tanto a mis hijos. Hay personas a las que no les interesa la continuidad o la prolongación, pero yo ansiaba tener nietos y mis hijos, si bien estaban en pareja, no pensaban en la paternidad. Estaba desesperada por nietos y ahora que los tengo no los puedo disfrutar como me gustaría. Soy una abuela babosa.

Estaba desesperada por nietos y ahora que los tengo no los puedo disfrutar como me gustaría por la pandemia. Soy una abuela babosa

-Decías que te cuidás mucho, ¿cómo?

-Al lado de Mariano que es vegetariano, aprendí a alimentarme mejor. Estoy feliz porque bajé ocho kilos en la cuarentena. Acompañándolo a él, dejé de comer carne. Hace muchos años atrás estuve como tres años sin comer carne. Igual no me cuesta porque no soy muy carnívora. Empecé a ordenarme en la alimentación a comer vegetales, frutas, a tomar jugos cítricos. La prevención es muy importante y me gusta la idea de haber podido ordenarme y cuidarme un poquito más. Todo eso repercute en la parte física y emocional. La gente me dice: "Ay, qué joven, cómo puede ser". Bueno, me cuido mucho y es una forma de quererse y de mantenerse bien.

-Te habrá hecho bien el amor, también.

-Claro que sí. El amor es un motor fantástico que te da la fuerza necesaria para seguir. No sé cómo hubiera pasado esta cuarentena sin tenerlo a Mariano al lado, hubiera sido muy diferente mi vida.

- Hace unos días que se habla de la división de bienes con tu exmarido, Cau Bornes? ¿Llegaron a un acuerdo?

- Eso no. Prefiero dejarlo para lo privado por respeto a mi hija, más que nada. Se salió a hablar por la otra parte, pero no por mí.

"Estoy feliz porque bajé ocho kilos en la cuarentena. Acompañándolo a él, dejé de comer carne"
"Estoy feliz porque bajé ocho kilos en la cuarentena. Acompañándolo a él, dejé de comer carne"

- ¿Pudiste ver el Cantando 2020? ¿Tenés favoritos?

-Lo vi alguna vez porque uno de mis coros estaba ahí, Nel Valenti, que cantaba con Esmeralda Mitre. Así que cuando estaba, él me avisaba y ahí lo veía. Cuando lo convocaron me preguntó qué me parecía y le dije que lo hiciera porque le conviene que lo conozcan y que lo vean cantar, pero después no veo el programa. Estoy viendo poca televisión de aire, está medio nociva en general y prefiero no ver. Veo programas de estos que remodelan las casas, Hermanos a la obra y en Food Network, programas de cocina. Me dio por la cocina en esta cuarentena.

-¿Estás aprendiendo a hacer recetas vegetarianas?

-¡Sí! Y estoy feliz. Cocino muy bien, pero nunca tenía tiempo y ahora tengo todo el tiempo del mundo y uso a Mariano y a Tais de conejillos de India y hasta ahora no les pasó nada y todo les gusta [risas]. Cuando trabajo mucho me la paso viajando y poco estoy en casa. Tengo la suerte de tener una casa con jardín y disfrutar las mañanas con unos mates, tomar sol ahora que están los días lindos y agradecer que estamos bien de salud. Hay que pasar esta etapa tan incierta que nos toca vivir en forma global y que parece de ciencia ficción. Ojalá pase pronto y no sea más que un mal recuerdo, por la salud y la economía. Yo tengo 14 escuelas que están subsistiendo gracias a los directivos, profesores y alumnos que se coparon en hacer las clases online.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.