Y no comieron perdices: cinco parejas que se separaron poco después de dar el sí

Famosos que tuvieron sus bodas soñadas pero despertaron con un sabor amargo tras la luna de miel
(0)
21 de septiembre de 2016  • 00:10

Pasar por el altar es, para muchos, un fin en sí mismo. Sin embargo, a veces el sueño del vals, la fiesta y el ramo de flores no siempre es un "colorín colorado", sino el comienzo de una nueva etapa en la relación que, seguramente, traerá nuevos desafíos, peleas y desencuentros.

Luego de 10 años de relación, Brad Pitt y Angelina Jolie decidieron que era tiempo de convertirse en marido y mujer. En agosto de 2014, celebraron un casamiento muy íntimo y romántico en el sur de Francia, frente a sus seis hijos y unos pocos invitados. Y, aunque allí se juraron amor eterno, el destino tuvo otros planes para ellos y no llegaron ni a festejar sus bodas de cuero... Aquí, les presentamos cinco casos de famosos que decidieron cambiar de estado civil pero fallaron (y, sin quererlo, le dieron letra a los eternos detractores del matrimonio):

Kaley Cuoco y Ryan Sweeting

¡Sopresa! Kaley Cuoco dejó a todos boquiabiertos en las primeras horas de 2014, cuando trascendió que había contraído matrimonio con el tenista Ryan Sweeting . Es cierto que no tuvieron demasiado tiempo para "noviar": salieron tres meses, se comprometieron y se dejaron llevar por el sueño de celebrar su amor frente a familiares y amigos. Convengamos que la boda no fue nada convencional (vestido rosa, torta invertida, fiesta en vísperas de Año Nuevo) y, como si se hubiera tratado de un presagio, el pedido de divorcio no demoró en llegar. ¿Cuánto duraron? Apenas 21 meses.

Jennifer Lopez y Cris Judd

Jennifer Lopez es una enamorada eterna y toda una experta en eso de casarse y "descasarse". Luego de su tortuoso y publicitado romance con Sean "Puffy" Combs, la latina más sexy de Hollywood se enamoró de uno de sus bailarines, Cris Judd. Quizás era eso lo que necesitaba: un muchacho que estuviera fuera del star-system y no compitiera por atención. La convicción la llevó a pasar por el altar en septiembre de 2001, y no se perdió oportunidad de pasear su felicidad por cuanto evento se le presentara... Pero lo bueno duró poco: la pareja entró en crisis en noviembre y, en junio de 2002, la ruptura se hizo pública. Luego llegaría Ben Affleck a su vida, pero esa es otra historia...

Scarlett Johansson y Ryan Reynolds

Bellos, con carreras en ascenso y muchas ganas de formar una familia: Scarlett Johansson y Ryan Reynolds parecían destinados el uno para el otro. Se conocieron a comienzos de 2007 y, en el clímax de su romance, decidieron que querían consagrarse como matrimonio. Así lo anunció ella, en mayo de 2008, durante una gala en el Museo Metropolitano de Arte en Nueva York. La boda se celebró en septiembre, en estricto secreto, en las afueras de Vancouver, la tierra natal del protagonista de Deadpool. Pero la alegría duró poco: el 14 de diciembre de 2010, con un frío comunicado, le hicieron saber al mundo que lo suyo ya no tenía retorno.

Nicolas Cage y Lisa Marie Presley

¿Una extraña pareja? Nicolas Cage se encontraba atravesando un muy buen momento profesional cuando se cruzó con Lisa Marie Presley, única hija de Elvis Presley. Para él, que es un fan declarado del Rey del Rock, habrá sido todo un desafío enamorar a la heredera, que por entonces venía de romper una bizarra relación con Michael Jackson. Felices, celebraron su boda en agosto de 2002 y duraron casados... ¡4 meses! Para mayo de 2004, ya se encontraban oficialmente divorciados.

Johnny Depp y Amber Heard

Johnny Depp , el chico malo que todas sueñan enamorar, venía de terminar una larga relación con Vanessa Paradis cuando se cruzó con la bellísima Amber Heard . Fue en 2011, durante el rodaje de Diario de un seductor. Un año después, ya convivían, y la propuesta para dar el "sí, quiero" no demoró en llegar.

Los actores se casaron en una ceremonia civil celebrada en su casa de Los Angeles, el 3 de febrero de 2015. Pero la luna de miel fue corta: el 23 de mayo de este año, ella solicitó el divorcio y, cinco días más tarde, obtuvo una orden de restricción contra su ex, a quien acusó de tener un comportamiento "verbal y físicamente abusivo". Las fotos que la mostraban golpeada no hicieron más que sumar escándalo.

El 16 de agosto, finalmente, arribaron a un acuerdo de divorcio, por el que ella recibió 7 millones de dólares que fueron íntegramente donados a instituciones públicas estadounidenses.

Un caso local: Sebastián Ortega y Guillermina Valdes

Luego de 11 años de noviazgo y con tres hijos en común, Sebastián Ortega y Guillermina Valdes creyeron que era tiempo de apostar por el matrimonio. Sin anuncios rimbombantes, pasaron por el registro civil de Berutti y Coronel Díaz durante el mediodía del 25 de septiembre de 2009, y festejaron la unión con un almuerzo íntimo primero y con una fiesta repleta de amigos famosos en Pilar. Pero la libreta roja no evitó que, en 2012, sus caminos se separaran. Y la ruptura llegó con polémica: con el divorcio en marcha, ella inició un romance con Marcelo Tinelli, ex socio de su ex marido.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.